A en­fren­tar aho­ra la tem­pes­tad elec­to­ral

Listin Diario - - OPINIÓN - MA­NUEL FI­GUE­ROA

Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na es con­tes­te de que se en­cuen­tra ubi­ca­da en el mis­mo tra­yec­to de los hu­ra­ca­nes. Ca­da año, du­ran­te seis me­ses, la tem­po­ra­da ci­cló­ni­ca man­tie­ne a la po­bla­ción en guar­dia.

Un fe­nó­meno pa­re­ci­do ocu­rre con los pro­ce­sos elec­to­ra­les pa­ra ele­gir su pre­si­den­te y de­más au­to­ri­da­des. Una no­ta­ble di­fe­ren­cia es que en es­te ca­so las ex­pec­ta­ti­vas per­sis­ten año por año, pe­ro sin pau­sas. Mien­tras la ge­ne­ra­li­dad de la po­bla­ción vo­tan­te coin­ci­de en que el país siem­pre es­tá en cam­pa­ña elec­to­ral.

Aho­ra, des­pués de su su­frir el ase­dio del ho­rro­ro­so hu­ra­cán Ir­ma y la asis­ten­cia a los ha­bi­tan­tes de las zo­nas afec­ta­das en los li­to­ra­les nor­te y nor­des­te, los par­ti­dos po­lí­ti­cos, las au­to­ri­da­des, la so­cie­dad ci­vil y has­ta el em­pre­sa­ria­do vol­ve­rán su mi­ra­da ha­cia el Con­gre­so Na­cio­nal. Los le­gis­la­do­res de­ba­ten dos im­por­tan­tes pro­yec­tos de ley vi­ta­les pa­ra el for­ta­le­ci­mien­to de la de­mo­cra­cia, don­de el uno sin el otro no ten­drían ra­zón de ser.

La pie­za le­gis­la­ti­va que más ha atraí­do la aten­ción has­ta el mo­men­to es el Pro­yec­to de Ley de Par­ti­dos y Agru­pa­cio­nes Po­lí­ti­cas. Aún pre­va­le­cen no­ta­bles di­fe­ren­cias en cuan­to al to­pe del financiamiento, cuo­ta de gé­ne­ro, pri­ma­rias si­mul­ta­neas y otros re­co­ve­cos.

Pe­ro al pa­re­cer el pro­yec­to, que ha tran­si­ta­do por los más va­ria­dos es­ta­men­tos de la so­cie­dad, ten­dría que es­pe­rar la de­ci­sión que adop­te el 16 de es­te mes el Co­mi­té Po­lí­ti­co del go­ber­nan­te Par­ti­do de la Li­be­ra­ción Do­mi­ni­ca­na (PLD), que con­tro­la el Con­gre­so y que en­fren­ta pro­ble­mas de con­sen­so

El otro pro­yec­to don­de ha­bría que tran­si­tar un ca­mino igual de es­ca­bro­so, pe­ro mu­cho más des­co­no­ci­do, es el del Ré­gi­men Elec­to­ral. La co­mi­sión que tam­bién man­tie­ne ba­jo es­tu­dio es­ta Ley Or­gá­ni­ca des­de el 18 de ma­yo pa­sa­do so­lo ha­bla de su con­te­ni­do de una ma­ne­ra muy su­per­fi­cial.

Pe­ro re­sul­ta que el pro­yec­to que se pro­po­ne mo­di­fi­car y ac­tua­li­zar la Ley Elec­to­ral 275-97 no se fun­da­men­ta ex­clu­si­va­men­te en la pie­za ma­triz que fue so­me­ti­da por la Jun­ta Cen­tral Elec­to­ral en el 2011, que pe­ri­mió en el Con­gre­so. Que fue re­in­tro­du­ci­da en el 2013, pe­ro tam­bién pe­ri­mió, y otra vez re­in­tro­du­ci­da por el ac­tual pre­si­den­te de la JCE, Ju­lio Cé­sar Cas­ta­ños Guz­mán, el 17 de fe­bre­ro de es­te año.

Con­jun­ta­men­te con es­ta ini­cia­ti­va tam­bién les en­tre­ga­ron a la co­mi­sión bi­ca­me­ral to­das las pro­pues­tas de mo­di­fi­ca­ción que se han he­cho so­bre la ley 275-97. O sea, que se su­po­ne una ma­ra­ña de prin­ci­pios y con­te­ni­dos ig­no­ra­dos has­ta la fe­cha.

Lo que si se sa­be es que el pro­yec­to pro­ce­den­te de la JCE es­ta­ble­ce que la Ley Or­gá­ni­ca de Ré­gi­men Elec­to­ral, al mar­gen de to­do lo referente al re­gis­tro ci­vil, con­sa­gra la per­so­ne­ría ju­rí­di­ca co­mo uno de los atri­bu­tos de los par­ti­dos y agru­pa­cio­nes po­lí­ti­cas y la obli­ga­to­rie­dad de la re­no­va­ción de sus or­ga­nis­mos in­ter­nos pe­rió­di­ca­men­te, siem­pre me­dian­te me­ca­nis­mos de­mo­crá­ti­cos, sin que en nin­gún ca­so la du­ra­ción del pe­río­do de és­tos ex­ce­da el pe­río­do de man­da­to cons­ti­tu­cio­nal es­ta­ble­ci­do pa­ra los car­gos de elec­ción po­pu­lar.

Tam­bién la apro­ba­ción del pro­yec­to im­pli­ca­ría el fun­cio­na­mien­to y com­pe­ten­cia de la JCE co­mo má­xi­mo en­te res­pon­sa­ble de la or­ga­ni­za­ción de los co­mi­cios, y la obli­ga­to­rie­dad de fis­ca­li­zar y su­per­vi­sar los even­tos in­ter­nos de los par­ti­dos, es­ti­pu­lán­do­se que los re­cur­sos que se ero­guen por es­te con­cep­to se­rán des­con­ta­dos del apor­te eco­nó­mi­co que el Es­ta­do les pro­por­cio­na a tra­vés de es­te or­ga­nis­mo.

Que­da­ría en fa­cul­tad de los par­ti­dos es­co­ger el ti­po de pa­drón o lis­ta de elec­to­res que deseen uti­li­zar en sus even­tos in­ter­nos, siem­pre en ape­go a los es­ta­tu­tos in­ter­nos y re­gla­men­tos. La Jun­ta da­ría la acos­tum­bra­da coope­ra­ción con­sis­ten­te en fa­ci­li­tar lo­ca­les de es­cue­las, pre­vio ges­tión y coor­di­na­ción con las au­to­ri­da­des co­rres­pon­dien­tes.

Si en de­fi­ni­ti­va es­tos dos pro­yec­tos de le­yes son apro­ba­dos en los tér­mi­nos que es­pe­ran los dis­tin­tos sec­to­res de la po­bla­ción, ten­dría que im­po­ner­se su cum­pli­mien­to irres­tric­to, pa­ra des­te­rrar las tem­pes­ta­des elec­to­ra­les que ca­da cua­tro años nos co­lo­can al bor­de del co­lap­so. Es­ta­mos en un país de abun­dan­te le­gis­la­ción con un dé­bil ré­gi­men de apli­ca­ción y es­ca­sas con­se­cuen­cias, En es­tas cir­cuns­tan­cias no de­be­mos apos­tar a que en­tre el mar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.