Ayu­da a PR

Listin Diario - - OPINIÓN - Juan Gui­lia­ni Cury PU­BLI­CA TO­DOS LOS VIER­NES

El pa­so del hu­ra­cán Ma­ría por el Ca­ri­be y en el ca­so de Puer­to Ri­co y otras is­las cer­ca­nas afec­ta­das por el fe­nó­meno at­mos­fé­ri­co cau­só te­rri­bles da­ños a esos te­rri­to­rios. Ma­ría en­tró me­dio a me­dio en el te­rri­to­rio an­ti­llano de­vas­tan­do gran par­te de la in­fra­es­truc­tu­ra del país que es un Es­ta­do Li­bre Aso­cia­do de Es­ta­dos Uni­dos des­de que se de­cla­ró así ba­jo la ad­mi­nis­tra­ción del go­ber­na­dor Luis Mu­ñoz Ma­rín, en 1952. Des­de ese en­ton­ces, Puer­to Ri­co ha go­za­do de los be­ne­fi­cios de ser par­te de la unión ame­ri­ca­na, aun­que sus ciu­da­da­nos re­si­den­tes en la is­la, pa­ra­dó­ji­ca­men­te, no ten­gan el de­re­cho a vo­tar en las elec­cio­nes po­lí­ti­cas nor­te­ame­ri­ca­nas. Puer­to Ri­co, sin em­bar­go, tie­ne una re­la­ción de ad­he­sión a Es­ta­dos Uni­dos des­de 1898. La eco­no­mía de Puer­to Ri­co ha es­ta­do es­tan­ca­da des­de ha­ce ya una dé­ca­da. Una de las cau­sas que se le atri­bu­yen es la ele­va­da deu­da de 70,000 mi­llo­nes de dó­la­res al de­cai­mien­to de la eco­no­mía y la eli­mi­na­ción de los be­ne­fi­cios del Có­di­go Fe­de­ral de Ren­tas In­ter­nas 936 que otor­ga­ba exen­cio­nes con­tri­bu­ti­vas a las em­pre­sas nor­te­ame­ri­ca­nas ins­ta­la­das en sue­lo puer­to­rri­que­ño. El es­pí­ri­tu de es­ta le­gis­la­ción fue de in­cen­ti­var con exen­cio­nes tri­bu­ta­rias a cor­po­ra­cio­nes nor­te­ame­ri­ca­nas pa­ra desa­rro­llar sus ac­ti­vi­da­des en el Es­ta­do Li­bre Aso­cia­do. Co­mo con­se­cuen­cia de la 936 se es­ta­ble­cie­ron un sin­nú­me­ro de em­pre­sas far­ma­céu­ti­cas de re­nom­bre mun­dial, al­gu­nas de ellas aun en ple­na ope­ra­ción. Otras ma­nu­fac­tu­re­ras aban­do­na­ron el te­rri­to­rio bo­ri­cua cuan­do fue eli­mi­na­da di­cha le­gis­la­ción en 1996. Puer­to Ri­co -sin em­bar­go - se pue­de de­cir cuen­ta con una de las me­jo­res in­fra­es­truc­tu­ra co­mer­cial de to­da la Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be y go­za ade­más de una ex­ce­len­te co­nec­ti­vi­dad aé­rea y ma­rí­ti­ma. Se es­ti­ma que 3.5 mi­llo­nes de puer­to­rri­que­ños vi­ven en la is­la y otros 5 mi­llo­nes re­si­den en di­fe­ren­tes puntos de Es­ta­dos Uni­dos, prin­ci­pal­men­te en Or­lan­do, Flo­ri­da, Nue­va York, New Jer­sey, Chica­go y otras ciu­da­des. El pa­so de Ma­ría por la is­la de­vas­tó en gran me­di­da el sis­te­ma eléc­tri­co y es por eso que el go­bierno de los Es­ta­dos Uni­dos ha con­cen­tra­do su ayu­da en ese sec­tor. El go­ber­na­dor Ri­car­do Ro­se­lló ha di­cho que la res­tau­ra­ción eléc­tri­ca po­dría du­rar has­ta sie­te me­ses. La Re­pú­bli­ca Dominicana en oca­sio­nes don­de su te­rri­to­rio se ha vis­to gol­pea­do por el pa­so de hu­ra­ca­nes ha re­ci­bi­do la ayu­da de Puer­to Ri­co prin­ci­pal­men­te en el sec­tor eléc­tri­co. Tal fue el ca­so de ci­clón Geor­ges y otros. Bri­ga­das de téc­ni­cos y es­pe­cia­lis­tas puer­to­rri­que­ños se unie­ron a los do­mi­ni­ca­nos pa­ra ayu­dar a re­com­po­ner las redes eléc­tri­cas da­ña­das, asun­to vi­tal pa­ra vol­ver a la nor­ma­li­dad eco­nó­mi­ca. En es­te as­pec­to, el país es­tá a tiem­po de so­co­rrer a nues­tra ve­ci­na is­la en­vian­do bri­ga­das de ex­pe­ri­men­ta­dos téc­ni­cos do­mi­ni­ca­nos en redes e ins­ta­la­cio­nes de pos­tes y trans­for­ma­do­res caí­dos y otros ser­vi­cios de emer­gen­cias. Ayu­de­mos a Puer­to Ri­co de­vol­vién­do­les su va­lio­sa ayu­da en el pa­sa­do, y en­vie­mos nues­tras bri­ga­das eléc­tri­cas pa­ra au­xi­liar al ve­cino es­ta­do a su pron­ta recuperación.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.