Sa­li­da de John Fa­rrell y po­si­bles su­ce­so­res

Listin Diario - - EL DEPORTE - PU­BLI­CA CA­DA VIER­NES KE­VIN CABRAL Pa­ra co­mu­ni­car­se con el au­tor Ke­vin Cabral kev­ca­bral@hotmail.com

Un par de días des­pués de con­cluir de ma­ne­ra de­cep­cio­nan­te su tem­po­ra­da, los Me­dias Ro­jas de Bos­ton des­pi­die­ron a John Fa­rrell, su di­ri­gen­te de los úl­ti­mos cin­co años. El mo­vi­mien­to se veía ve­nir, y de he­cho ha­bía­mos ad­ver­ti­do so­bre es­ta po­si­bi­li­dad el mar­tes en Gran­des en los De­por­tes, es­pa­cio ra­dial que com­par­ti­mos con En­ri­que Ro­jas, Dio­ni­sio Sol­de­vi­la y Carlos Jo­sé Lu­go.

A pe­sar de que Fa­rrell ga­nó un cam­peo­na­to en 2013 y lle­vó a los Me­dias Ro­jas a dos tí­tu­los divisionales con­se­cu­ti­vos por pri­me­ra vez en la his­to­ria de la fran­qui­cia, era ob­vio que el fu­tu­ro del di­ri­gen­te es­ta­ba su­pe­di­ta­do a una par­ti­ci­pa­ción exi­to­sa en los pla­yoffs.

Las ra­zo­nes eran di­ver­sas: El ca­pa­taz de Bos­ton no fue es­co­gi­do por la ac­tual cú­pu­la ge­ren­cial del equi­po, la cual asu­mió sus fun­cio­nes en 2015. En se­gun­do or­den, el desem­pe­ño del equi­po en las dos úl­ti­mas post-tem­po­ra­das ha si­do muy po­bre, con seis de­rro­tas en sie­te par­ti­dos jugados.

Por otro la­do, tras­cen­dió en Bos­ton que las re­la­cio­nes en­tre Dom­brows­ki y Fa­rrell se ha­bían de­te­rio­ra­do con el tiem­po, y que los ju­ga­do­res es­ta­ban cons­cien­tes de las di­fe­ren­cias, si­tua­ción que en na­da ayu­da­ba al di­ri­gen­te en su ne­ce­si­dad de man­te­ner el or­den en el equi­po. La at­mós­fe­ra no era la ideal, al­go que se pu­so de ma­ni­fies­to con el feo in­ci­den­te pro­ta­go­ni­za­do por el lan­za­dor Da­vid Pri­ce, quien insultó de­lan­te de sus com­pa­ñe­ros a Den­nis Ec­kers­ley, co­men­ta­ris­ta del equi­po y miem­bro del Sa­lón de la Fa­ma.

El he­cho de que Fa­rrell de­ci­die­ra res­pal­dar a su ju­ga­dor en lu­gar de ex­cu­sar­se pú­bli­ca­men­te con Ec­kers­ley (co­mo hi­cie­ron miem­bros de la ofi­ci­na del equi­po) pu­do ser el de­to­nan­te fi­nal pa­ra lo que aca­ba de ocu­rrir. Si­guien­do de cer­ca la tra­yec­to­ria de es­te equi­po en las úl­ti­mas dos dé­ca­das y ob­ser­van­do la di­ná­mi­ca en la que ope­ra, se pue­de con­cluir que el de los Me­dias Ro­jas es el tra­ba­jo más di­fí­cil pa­ra un manager en to­das las Gran­des Li­gas, in­clu­so por en­ci­ma del car­go de los Yan­kees.

La fa­na­ti­ca­da da un se­gui­mien­to re­li­gio­so al team, has­ta el pun­to de que el es­cru­ti­nio pue­de ser so­fo­can­te. Ca­da de­ci­sión tác­ti­ca que to­ma el di­ri­gen­te es cri­ti­ca­da y ana­li­za­da has­ta la sa­cie­dad, so­bre­to­do en es­ta épo­ca de las redes so­cia­les.

Pe­ro ade­más, la pren­sa de Bos­ton es fa­mo­sa por ser exi­gen­te y cáus­ti­ca. La cul­tu­ra de pro­gra­mas ra­dia­les de co­men­ta­rios de­por­ti­vos es úni­ca en Es­ta­dos Uni­dos, y al­gu­nos de esos es­pa­cios tie­nen el po­der pa­ra ele­var o des­truir la ima­gen de cual­quier atle­ta o di­ri­gen­te. Li­de­rar a los Me­dias Ro­jas no es ne­ce­sa­ria­men­te bueno pa­ra la sa­lud. No­ten que, des­de la épo­ca de Joe Cro­nin (quien di­ri­gió al equi­po des­de 1935 has­ta 1947), Terry Fran­co­na es el úni­co manager que ha po­di­do per­ma­ne­cer en el car­go más de cin­co años. El po­pu­lar “Ti­to” tu­vo que ga­nar dos co­ro­nas pa­ra man­te­ner­se ocho tem­po­ra­das. Fa­rrell es­tá se­gun­do en la lis­ta en los úl­ti­mos 70 años, lo­gran­do la “ha­za­ña” de so­bre­vi­vir cin­co es­ta­cio­nes.

Es­to nos lle­va a la otra par­te de es­ta ecua­ción. ¿Quién se­rá el su­ce­sor de John Fa­rrell? Aun­que Dom­brows­ki no ha ofre­ci­do mu­chos de­ta­lles con res­pec­to a sus re­qui­si­tos, ya han co­men­za­do a men­cio­nar­se al­gu­nos can­di­da­tos. Aquí al­gu­nos de ellos:

1. Alex Co­ra:

El puer­to­rri­que­ño es uno de los can­di­da­tos más co­di­cia­dos del mo­men­to, con la po­si­bi­li­dad de que sea en­tre­vis­ta­do por no menos de tres equi­pos. El ac­tual coach de ban­ca de los Astros de Hous­ton pa­re­ce te­ner to­das las cua­li­da­des pa­ra ser un di­ri­gen­te exi­to­so en Gran­des Li­gas, y vi­vió la ex­pe­rien­cia de ju­gar en Bos­ton. En esa épo­ca fue re­co­no­ci­do por su po­si­ti­va in­fluen­cia en el equi­po. Pe­ro de­be­mos te­ner en cuen­ta que el pró­xi­mo di­ri­gen­te de mi­no­rías (Afro­ame­ri­cano o Latino) con­tra­ta­do por los Me­dias Ro­jas se­rá el pri­me­ro en la his­to­ria de la fran­qui­cia. Ade­más, Co­ra no tie­ne ex­pe­rien­cia pre­via co­mo manager.

El ve­te­rano hom­bre de béisbol tie­ne el fac­tor ex­pe­rien­cia a su fa­vor, ha­bien­do di­ri­gi­do a los Me­lli­zos de Min­ne­so­ta por 13 años, lo­gran­do seis tí­tu­los divisionales en ese pe­río­do. Ac­tual­men­te es el coach de ban­ca de los Dia­mond­backs de Ari­zo­na.

3. Brad Aus­mus: Es na­ti­vo de Con­nec­ti­cut, por lo que tie­ne raí­ces en el área de Nue­va Inglaterra. Ade­más, fue la se­lec­ción de Dom­brows­ki pa­ra re­em­pla­zar a Jim Ley­land en De­troit en 2013. La fa­mi­lia­ri­dad pue­de ayu­dar­le. Tie­ne a su fa­vor el he­cho de que acu­mu­ló cin­co años de ex­pe­rien­cia con los Tigres.

Es un icono de la fran­qui­cia que ac­tual­men­te os­ten­ta un car­go en la ofi­ci­na del equi­po. Aun­que fue re­co­no­ci­do por su li­de­raz­go co­mo ju­ga­dor, no ha es­ta­do en uni­for­me des­de que se re­ti­ró co­mo ju­ga­dor ac­ti­vo.

5. Gary DiSar­ci­na: Fue coach de ban­ca de Fa­rrell en 2017, lo que no ayu­da su si­tua­ción por el apa­ren­te de­seo de Dom­brows­ki de ale­jar­se del staff ac­tual. Sin em­bar­go, Disar­ci­na es otro na­ti­vo de Nue­va Inglaterra vis­to co­mo la prin­ci­pal op­ción in­ter­na. Aun­que no ha di­ri­gi­do en Gran­des Li­gas, fue exi­to­so en el rol en li­gas me­no­res y tam­bién tie­ne ex­pe­rien­cia co­mo eje­cu­ti­vo.

2. Ron Gar­den­hi­re: 4. Ja­son Va­ri­tek:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.