UN MO­MEN­TO Un pa­so por mi fa­mi­lia

Listin Diario - - OPINIÓN - MONS. RA­MÓN BE­NI­TO DE LA RO­SA Y CAR­PIO

Una vez más es­te año, el úl­ti­mo do­min­go de no­viem­bre, se ten­drá una gran pro­ce­sión -lla­mé­mos­la así-, una gran mar­cha por la fa­mi­lia, lla­ma­da: “Un pa­so por mi fa­mi­lia”.

¡Qué bueno po­der par­ti­ci­par en es­ta ac­ti­vi­dad que se rea­li­za en to­das las dió­ce­sis, en mu­chas pa­rro­quias del país! ¡Un pa­so por mi fa­mi­lia, un ca­mi­nar, dar un pa­so por la fa­mi­lia! Ahí se van a to­car te­mas in­tere­san­tes, te­mas que ne­ce­si­ta­mos ma­ne­jar. Gri­ta­mos y de­ci­mos que sin la fa­mi­lia no po­de­mos avan­zar.

Pa­dres de fa­mi­lia, re­cuer­den que el res­pe­to y el amor por la vi­da pro­pia y de los de­más se apren­den en la fa­mi­lia; es en la fa­mi­lia, es en la es­cue­la de la fa­mi­lia. Tra­ba­jar por la fa­mi­lia es tra­ba­jar por el bien del país -pa­ra ha­blar de ma­ne­ra ge­ne­ral-, y es tra­ba­jar por la fe­li­ci­dad de los hi­jos, así co­mo por el bie­nes­tar de to­dos.

Si nues­tras fa­mi­lias y los hi­jos de us­te­des en­cuen­tran obs­tácu­los y di­fi­cul­ta­des en la vi­da, re­cuer­den: hay que to­mar una de­ci­sión. Si hay fa­mi­lias que no fun­cio­nan, hay que tra­ba­jar. Un pa­so por la fa­mi­lia. Que es­ta mar­cha y es­ta ac­ti­vi­dad na­cio­nal nos pue­da ayu­dar a to­dos. Has­ta ma­ña­na, si Dios, us­ted y yo lo que­re­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.