Bus­can al ‘chi­va­to’ de la fies­ta

Atra­pa­dos. Pe­ro aun cuan­do aque­lla fies­ta so­lo era per­cep­ti­ble pa­ra po­cas per­so­nas del ve­cin­da­rio, cer­ca de las 9:00 de la no­che del sa­ba­do úl­ti­mo to­da el área fue ro­dea­da por po­li­cías y fis­ca­les.

Listin Diario - - Portada - PAUL MATHIASEN San­to Do­min­go, RD

Una ni­ña co­rre por el fren­te de la re­si­den­cia alla­na­da el pa­sa­do sá­ba­do por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, lue­go se re­ci­bir de­nun­cias de que en el lu­gar se ce­le­bra­ba una fies­ta vio­la­to­ria al to­que de que­da. Du­ran­te el alla­na­mien­to fue­ron arres­ta­das unas 70 per­so­nas, en­tre las que fi­gu­ran ru­sos, ve­ne­zo­la­nos, bra­si­le­ños y do­mi­ni­ca­nos.

La vi­vien­da que fue ob­je­to de un alla­na­mien­to el sá­ba­do úl­ti­mo por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, tras la pre­sun­ta ce­le­bra­ción allí de una fies­ta, es­tá ubi­ca­da en una zo­na don­de no hay ca­lles as­fal­ta­das, el ve­cin­da­rio es­tá muy per­tur­ba­do y no hay en­tes pú­bli­cos que pu­die­ran ha­ber he­cho la de­la­ción.

Bien aden­tro de Sa­ba­na Per­di­da, es­pe­cí­fi­ca­men­te en Ce­rros del Pa­raí­so, se en­cuen­tra la Ha­cien­da Bár­ba­ra Ce­les­nel, una re­si­den­cia pa­ra al­qui­ler y que fun­cio­na co­mo lu­gar de reunio­nes so­cia­les, fies­tas, bo­das y otras ac­ti­vi­da­des. No obs­tan­te, se­gún co­men­ta­ron los ve­ci­nos de la zo­na, “uno no se da cuen­ta cuan­do hay una ac­ti­vi­dad”.

“Ahí cuan­do va gen­te nun­ca se es­cu­cha na­da; a ve­ces po­nen al­go de mú­si­ca, pe­ro las po­cas ac­ti­vi­da­des que ha­cen ahí nun­ca se sien­te”, ex­pli­có un ve­cino.

Y es que la re­si­den­cia abar­ca ca­si to­da una man­za­na y es­tá res­guar­da­da por pa­re­des de ce­men­to y blocks, con una al­tu­ra apro­xi­ma­da de tres me­tros y una puer­ta de me­tal que pro­te­ge to­da la en­tra­da.

En una con­ver­sa­ción de pe­rio­dis­tas de es­te me­dio con una per­so­na que se en­car­ga de “cui­dar” la ca­sa, pe­ro que rehu­só iden­ti­fi­car­se, di­jo que la pro­pie­dad, al te­ner un gran te­rreno, la pis­ci­na fue ubi­ca­da en un pun­to cén­tri­co don­de se con­cen­tra el so­ni­do y evi­ta sa­lir a los al­re­de­do­res de la zo­na.

Y es­pe­ci­fi­có que la re­si­den­cia es uti­li­za­da, por lo ge­ne­ral, por per­so­nas que la al­qui­lan pre­via­men­te, pa­ra or­ga­ni­zar cual­quier ti­po de ac­ti­vi­da­des. La fies­ta del sá­ba­do fue la pri­me­ra que fue in­ter­ve­ni­da en ese re­cin­to.

No qui­so abun­dar

Al men­cio­nar la fies­ta, el hom­bre que res­guar­da la re­si­den­cia li­mi­tó sus co­men­ta­rios. Sin em­bar­go, los ve­ci­nos ofre­cie­ron más de­ta­lles so­bre có­mo se dio to­do.

Va­rios ve­ci­nos en el fren­te a Ha­cien­da Bár­ba­ra Ce­les­nel

di­je­ron que la ac­ti­vi­dad del sá­ba­do co­men­zó ya pa­sa­do el to­que de que­da. Fren­te a las ins­ta­la­cio­nes se par­quea­ron mu­chos vehícu­los, pe­ro “to­do es­ta­ba muy or­ga­ni­za­do”.

“No pa­re­cía que ha­bía una fies­ta, por­que ha­bía mu­cha or­ga­ni­za­ción. Ha­bía con­trol en la puer­ta; las per­so­nas en­tra­ban y no se es­cu­cha­ban sus vo­ces y, en ge­ne­ral, so­lo se es­cu­cha­ba una mú­si­ca, pe­ro en un tono de­cen­te”, es­pe­ci­fi­có uno de los ve­ci­nos.

Pe­ro a pe­sar de que la fies­ta so­lo era per­cep­ti­ble por al­gu­nos ve­ci­nos, cer­ca de las 9:00 de la no­che ya to­da la zo­na es­ta­ba ro­dea­da de po­li­cías y fis­ca­les.

En ese mo­men­to, de acuer­do al tes­ti­mo­nio de va­rios mo­ra­do­res, las per­so­nas que es­ta­ban en la fies­ta in­ten­ta­ron es­ca­par vo­lán­do­se las pa­re­des que li­mi­tan la re­si­den­cia, pe­ro mu­chos fue­ron de­te­ni­dos en el ac­to.

“Tu veías a la gen­te de­ses­pe­ra­da vo­lán­do­se las pa­re­des, pe­ro la Po­li­cía ha­bía ro­dea­do to­da la pro­pie­dad y ca­si to­dos ellos fue­ron de­te­ni­dos”, in­di­có otro mo­ra­dor. Pe­ro la pre­gun­ta que que­dó en la ca­be­za de to­dos gi­ra por sa­ber có­mo las au­to­ri­da­des se en­te­ra­ron de una fies­ta ca­si im­per­cep­ti­ble en una zo­na sin ca­lles as­fal­ta­das, ve­ci­nos per­tur­ba­dos y sin en­tes pú­bli­cos que la “chi­va­tea­ran”.

/VÍC­TOR RA­MÍ­REZ

Es­ta es la alla­na­da Ha­cien­da Bár­ba­ra Ce­les­nel, en Ce­rros del Pa­raí­so, de Sa­ba­na Per­di­da, una re­si­den­cia pa­ra al­qui­ler y lu­gar de reunio­nes so­cia­les, fies­tas y bo­das

Un vis­ta­zo a tra­vés de ár­bo­les de­ja al des­cu­bier­to una pis­ci­na en área de la re­si­den­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.