Via­jes en avión Tie­nen nue­vos re­qui­si­tos

Se­gún el ti­po de avión los via­je­ros ten­drían asig­na­do has­ta el ba­ño

Listin Diario - - Las Mundiales -

La aper­tu­ra de los ae­ro­puer­tos en nues­tro país a par­tir del 1 de ju­lio, y el reini­cio de vue­los en­tre paí­ses que los au­to­ri­cen, abre la puer­ta a los va­ca­cio­nis­tas crio­llos que, des­de aho­ra, pue­den co­no­cer qué re­qui­si­tos les se­rán im­pues­tos, cuá­les po­drían sur­gir se­gún las cir­cuns­tan­cias y qué su­ge­ren­cias se­rían op­cio­na­les pa­ra las ae­ro­lí­neas con­for­me se va­yan adap­tan­do a la le­gis­la­ción de ca­da país.

En cuan­to a los vue­los, el lle­var pues­ta la mas­ca­ri­lla es el pri­mer re­qui­si­to tan­to mien­tras se es­tá en el ae­ro­puer­to co­mo en el avión. Hay ae­ro­lí­neas que en tra­yec­tos de lar­ga du­ra­ción re­co­men­da­rán cam­biar­se la mas­ca­ri­lla a las cua­tro ho­ras de su uso. (En al­gu­nos paí­ses, quien no lle­ve mas­ca­ri­lla en áreas pú­bli­cas po­dría ser mul­ta­do).

Ade­más, el pa­sa­je­ro de­be­rá to­mar en cuen­ta que si el ti­po de avión tie­ne su­fi­cien­tes ba­ños, pro­ba­ble­men­te uno de ellos es­ta­rá ex­clu­si­va­men­te des­ti­na­do a la tri­pu­la­ción, mien­tras a ca­da pa­sa­je­ro se le po­dría asig­nar el ba­ño a uti­li­zar, se­gún su asien­to. Amén de que no se per­mi­ti­rá es­pe­rar de pie en el pa­si­llo a que otro pa­sa­je­ro ter­mi­ne de usar el toi­let­te. Quien en un mo­men­to da­do ten­ga al­gu­na ur­gen­cia es po­si­ble que se vea en un aprie­to.

Tam­bién de­bi­do a la pan­de­mia, la Or­ga­ni­za­ción de Avia­ción Ci­vil In­ter­na­cio­nal (OACI) prohí­be las ma­le­tas de mano que, por su ta­ma­ño, no pue­dan ser co­lo­ca­das de­ba­jo del asien­to de­lan­te­ro. Es de­cir, no po­drá usar­se el com­par­ti­men­to su­pe­rior. Una mo­chi­la pe­que­ña o un ma­le­tín se­rá la so­lu­ción. Sin em­bar­go, en cier­tos avio­nes Air­bus, en cla­se Bu­si­ness no hay es­pa­cio ba­jo los asien­tos de­lan­te­ros, sino ape­nas un hue­co ba­jo el área don­de des­can­san las pier­nas, y en el cual po­dría ca­ber qui­zás una lap­top y una car­te­ra de mu­jer. Apar­te de que en ca­da zo­na de la cla­se tu­ris­ta la fi­la pri­me­ra lo que tie­ne es la pa­red di­vi­so­ria. Es, por tan­to, im­por­tan­te ave­ri­guar la ubi­ca­ción del asien­to an­tes de re­ser­var­lo.

Por ra­zo­nes de hi­gie­ne, pa­ra im­pe­dir con­ta­gio, a bor­do del avión el via­je­ro ya no en­con­tra­rá ni re­vis­tas ni pe­rió­di­cos.

Con­vie­ne sa­ber que al­gún que otro país, no por re­qui­si­to de la OMS sino por me­di­das tem­po­ra­les to­ma­das por la Aso­cia­ción de Trans­por­te Aé­reo (IATA), pa­ra evi­tar con­ta­gios po­dría to­mar­se la tem­pe­ra­tu­ra del via­je­ro en los pun­tos de ac­ce­so a la ter­mi­nal. En es­ta nue­va eta­pa via­je­ra, IATA in­ten­ta que has­ta el pa­se de em­bar­que lo trai­ga el pro­pio via­je­ro en for­ma elec­tró­ni­ca o im­pre­so, y trai­ga tam­bién im­pre­sas, des­de su ho­gar u ofi­ci­na, las eti­que­tas del equi­pa­je.

ALE­XIS RA­MOS B.

El via­je­ro po­drá só­lo lle­var en ca­bi­na lo que que­pa de­ba­jo del asien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.