“LA SO­GA”, EL FI­NAL DE UN PER­SO­NA­JE QUE VI­VIÓ A “TI­RO LIM­PIO”

Listin Diario - - Extra - DAL­TON HE­RRE­RA

co­mo si fue­ra una pe­lí­cu­la, “La So­ga” en­vió una car­ta a los

de co­mu­ni­ca­ción de San­tia­go jus­ti­fi­can­do su ac­cio­nar y por qué no se en­tre­ga­ría a las fuer­zas po­li­cia­les.

“A los pe­rio­dis­tas Jo­sé Gu­tié­rrez o Es­te­ban Ro­sa­rio, les in­for­mo, ya que us­te­des son mis ami­gos, que yo he si­do un po­li­cía hon­ra­do, fiel y sin­ce­ro a mi pa­tria y a mi Po­li­cía y hoy en día es­toy pa­san­do por es­ta si­tua­ción por­que ya en años atrás, an­tes de tras­la­dar­me ha­cia Mao, me ha­bían ame­na­za­do y los mis­mos su­pe­rio­res míos me ha­bían co­mu­ni­ca­do que en la Fis­ca­lía me es­ta­ban pre­pa­ran­do una tram­pa pa­ra con­de­nar­me a 20 o 30 años de pri­sión y por esa ra­zón es que yo no me he en­tre­ga­do, por to­das las co­sas que di­cen y por el te­mor que sé que me van a ma­tar en la cár­cel”, ex­pre­só La So­ga en esa mi­si­va.

En esa mis­ma car­ta, La So­ga tam­bién se re­fi­rió a Po­lan­co Gó­mez co­mo su ami­go.

“Y a mi que­ri­do ami­go, el je­fe de la Po­li­cía Po­lan­co Gó­mez, él sa­be que yo no man­cho mi nom­bre con co­sas así, él sa­be que mis pro­ble­mas vie­nen por el bien de la Po­li­cía y de la sociedad, yo no an­do con gru­pos ni con na­die, y a mi que­ri­do país, es­pe­cial­men­te la sociedad de San­tia­go, y a to­dos mis ami­gos, que no se de­ses­pe­ren, que tar­de o tem­prano sal­drá a flo­te la ver­dad. Adiós”, con­clu­yó.

Des­pués de esas de­cla­ra­cio­nes, “La So­ga” se es­fu­mó y las rue­das de pren­sa de la Po­li­cía Na­cio­nal mer­ma­ron en torno a la in­ves­ti­ga­ción de su pa­ra­de­ro. Du­ran­te años cir­cu­la­ron ru­mo­res de que es­te se en­con­tra­ba hu­yen­do en Es­pa­ña, in­clu­so la In­ter­pol emi­tió una or­den de cap­tu­ra en su con­tra, pe­ro nin­guno de los es­fuer­zos dio fru­tos.

Has­ta que en 2017 fue apre­sa­do en San­tia­go, tras él mis­mo en­tre­gar­se a las au­to­ri­da­des por ame­na­zas de muer­te en su con­tra.

“La So­ga” nun­ca hu­yó fue­ra del país, y mu­cho se es­pe­cu­la que ni si­quie­ra de la pro­vin­cia, ya que en va­rias oca­sio­nes re­si­den­tes de allí de­cían ha­ber­lo vis­to ca­mi­nan­do por las ca­lles de Gu­ra­bo.

Des­pués de me­ses de au­dien­cias en el Pa­la­cio de Jus­ti­cia de San­tia­go, “La So­ga” fue li­be­ra­do ba­jo ga­ran­tía eco­nó­mi­ca. Y an­te­ayer, tras dos años prác­ti­ca­men­te en el ano­ni­ma­to, su pa­sa­do fi­nal­men­te ajus­tó cuen­tas a su es­ti­lo de vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.