La­drón

Listin Diario - - Opinión - MONS RA­MÓN BE­NI­TO DE LA RO­SA Y CARPIO

Una de las pa­la­bras más fuer­tes y que más due­le a la gen­te es que le di­gan la­drón. Pre­fie­ren que le di­gan co­rrup­to, pe­ro el co­rrup­to es un la­drón y no hay más re­me­dio: es un la­drón.

El co­rrup­to es un la­drón aun­que no di­ga que es la­drón e igual que los la­dro­nes ro­ba de no­che, ocul­to có­mo los la­dro­nes: cree que no se sa­brá su obra.

A mí me im­pre­sio­na que con­fíe en que sien­do un la­drón, un co­rrup­to, pien­sa que no se sa­brá, no sien­do así. No pien­sa en sí mis­mo ni en su fa­mi­lia, ya que no es­tá so­lo.

Sus hi­jos, sus nie­tos, no son la­dro­nes, pe­ro se­rán lla­ma­dos hi­jos de un la­drón, hi­jos de un co­rrup­to. Quí­te­se la pa­red y pón­ga­le el mis­mo nom­bre. Has­ta ma­ña­na si Dios, us­ted y yo lo que­re­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.