El pe­so de la mu­je en la Pro­cu­ra­du­ría

37 abo­ga­dos han si­do pro­cu­ra­do­res

Listin Diario - - La República - WANDA MÉN­DEZ

AL PENÚLTIMO PRO­CU­RA­DOR JEAN ALAIN RO­DRÍ­GUEZ LE TO­CÓ AR­MAR EL EX­PE­DIEN­TE SO­BRE EL CA­SO ODEBRECHT

Di­fe­ren­cia abru­ma­do­ra. So­lo tres mu­je­res han ocu­pa­do esa po­si­ción en los úl­ti­mos 59 años.

Con so­lo tres mu­je­res al fren­te, la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca ha si­do di­ri­gi­da por 37 abo­ga­dos des­de el fin del ré­gi­men de Ra­fael Leo­ni­das Tru­ji­llo Mo­li­na, que han te­ni­do la res­pon­sa­bi­li­dad de di­ri­gir la in­ves­ti­ga­ción y di­se­ñar las po­lí­ti­cas de per­se­cu­ción pe­nal en los úl­ti­mos 59 años.

A unos les to­có ar­mar ex­pe­dien­tes pe­na­les que cen­tra­ron la aten­ción de la ciu­da­da­nía, por el im­pac­to que tu­vie­ron, da­do la mag­ni­tud y el ti­po de he­chos que mo­ti­vó un so­me­ti­mien­to ju­di­cial, di­fí­cil de bo­rrar de la me­mo­ria de los do­mi­ni­ca­nos.

A los pro­cu­ra­do­res ge­ne­ra­les les co­rres­pon­de tra­zar a los pro­cu­ra­do­res ad­jun­tos o fis­ca­les apo­de­ra­dos de los ca­sos las lí­neas de per­se­cu­ción, pe­ro en oca­sio­nes, han subido al es­tra­do pa­ra pe­dir san­ción.

Al­gu­nos tu­vie­ron el co­ra­je de re­nun­ciar­le al pre­si­den­te de turno cuan­do no es­ta­ban de acuer­do con el ma­ne­jo da­do a un ex­pe­dien­te, prin­ci­pal­men­te de co­rrup­ción.

Se re­cuer­da el ca­so del en­ton­ces pro­cu­ra­dor Vir­gi­lio Be­llo Ro­sa (2000-2003), que le re­nun­ció en enero del 2003 al en­ton­ces pre­si­den­te Hi­pó­li­to Me­jía, por desacuer­do con el tra­ta­mien­to que se le es­ta­ba dan­do en la Fis­ca­lía del Dis­tri­to Na­cio­nal, ba­jo la ges­tión de Má­xi­mo Aristy Ca­ra­ba­llo, al ca­so de la­va­do de ac­ti­vos atri­bui­do al ex­je­fe de la avan­za­da del pri­mer man­da­ta­rio, Pe­dro Ju­lio Goi­co Gue­rre­ro (Pe­pe Goi­co).

Tam­bién por dis­gus­tos por la pues­ta en li­ber­tad de va­rios ex­fun­cio­na­rios del go­bierno de Leo­nel Fer­nán­dez que fue­ron so­me­ti­dos a la jus­ti­cia por irre­gu­la­ri­da­des en el pro­gra­ma de Em­pleos Mí­ni­mos (PEME).

En el ca­so de Ra­món Gon­zá­lez Hardy (1986-1987), fue sus­ti­tui­do por el en­ton­ces pre­si­den­te Joa­quín Ba­la­guer lue­go que el man­da­ta­rio cues­tio­nó en los me­dios la len­ti­tud pa­ra lle­var el ca­so de Jor­ge Blan­co, se­gún re­co­gen re­por­tes de me­dios de co­mu­ni­ca­ción.

Mi­riam Ger­mán Bri­to, ju­ra­men­ta­da el 16 de agos­to de 2020, es la nú­me­ro tres del re­du­ci­do gru­po de mu­je­res que han desem­pe­ña­do ese car­go, que com­ple­tan Se­mi­ra­mis Oli­vo de Pi­char­do y Pu­ra Luz Nú­ñez Pé­rez.

Oli­vo de Pi­char­do per­ma­ne­ció en el car­go dos años, des­de el 15 de ma­yo de 1988 al 14 de ma­yo de 1990. Nú­ñez Pé­rez me­nos de un año, del 14 de abril de 1987 al 14 de mar­zo de 1988.

Res­pon­sa­bi­li­da­des

Ex­pe­dien­tes de co­rrup­ción, prin­ci­pal­men­te con­tra fun­cio­na­rios de pa­sa­das ges­tio­nes de go­bierno, in­mo­bi­lia­rios, so­borno, la­va­do de ac­ti­vos, y nar­co­trá­fi­co han si­do los prin­ci­pa­les pro­ce­sos pe­na­les con los que han te­ni­do que li­diar los úl­ti­mos pro­cu­ra­do­res ge­ne­ra­les.

Y al pa­re­cer esa se­rá la ten­den­cia que con­ti­nua­rá la re­cién de­sig­na­da Mi­riam Ger­mán Bri­to, pues des­de ya de­ci­dió asu­mir va­rios ex­pe­dien­tes de co­rrup­ción que ha­bían si­do en­via­dos a la Fis­ca­lía del Dis­tri­to Na­cio­nal por su an­te­ce­sor Jean Alain Ro­drí­guez, de­bi­do a que, se­gún en­ten­dió la je­fa del mi­nis­te­rio pú­bli­co, fue­ron en­via­dos de “for­ma dis­cre­cio­nal sin se­guir nin­gún ti­po de pa­rá­me­tros ra­zo­na­ble que lo jus­ti­fi­ca­ra”.

En­tre ellos fi­gu­ran los ca­sos de so­bor­nos de Odebrecht, la de­nun­cia de co­rrup­ción con­tra fun­cio­na­rios del Ins­ti­tu­to na­cio­nal de Aten­ción In­te­gral a la pri­me­ra In­fan­cia (INAIPI), el ca­so de co­rrup­ción en la Ofi­ci­na Me­tro­po­li­ta­na de Ser­vi­cios de Au­to­bu­ses (OMSA), en­tre otros.

Un re­cla­mo de jus­ti­cia y de ce­ro im­pu­ni­dad le dio la bien­ve­ni­da a Ger­mán Bri­to, quien fue nom­bra­da por el pre­si­den­te Luis Abi­na­der, con la pro­cu­ra­do­ra ad­jun­ta Ye­ni Be­re­ni­ce Rey­no­so, ex fis­cal del Dis­tri­to Na­cio­nal, pa­ra de­mos­trar que cum­plió con la pro­me­sa de de­sig­nar a un mi­nis­te­rio pú­bli­co in­de­pen­dien­te, aun­que to­da­vía son nom­bra­dos por de­cre­to del Po­der Eje­cu­ti­vo.

Ger­mán Bri­to lle­gó al fren­te del mi­nis­te­rio pú­bli­co des­pués de más de 40 años de ser­vi­cios en el Po­der Ju­di­cial, don­de in­gre­só en el 1974 co­mo jue­za de paz y con­clu­yó en el 2019, co­mo pre­si­den­ta de la Sa­la Pe­nal de la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia (SCJ), el úl­ti­mo pel­da­ño de la ca­rre­ra ju­di­cial.

So­borno, co­rrup­ción y nar­co­trá­fi­co

Al penúltimo pro­cu­ra­dor Jean Alain Ro­drí­guez (20162020) le co­rres­pon­dió ar­mar el ex­pe­dien­te so­bre so­borno y la­va­do de ac­ti­vos de Odebrecht, uno de los ca­sos de ma­yor re­le­van­cia, cu­ya in­ves­ti­ga­ción ini­ció en di­ciem­bre de 2016 y to­da­vía es­tá en los tri­bu­na­les.

Sa­lió sin ver el fi­nal del pro­ce­so pe­nal, de­bi­do a que aún es­tá pen­dien­te de ven­ti­lar­se el jui­cio de fon­do, en el que el

Pri­mer Tri­bu­nal Co­le­gia­do del Dis­tri­to Na­cio­nal, que pre­si­de la jue­za Gis­se­lle Mén­dez, es­ta­ble­ce­rá la cul­pa­bi­li­dad o no de los en­car­ta­dos.

Ese ca­so de so­borno por 92 mi­llo­nes de dó­la­res que ad­mi­tió pa­gar la cons­truc­to­ra bra­si­le­ña in­vo­lu­cra a un em­pre­sa­rio, a va­rios ex fun­cio­na­rios y ex le­gis­la­do­res.

Ese ex­pe­dien­te le ocu­pó bas­tan­te tiem­po a la Pro­cu­ra­du­ría en la ges­tión de Jean Alain Ro­drí­guez, quien al des­pe­dir­se del car­go, el 17 de agos­to, ins­tó a la ad­mi­nis­tra­ción que le su­ce­dió a tra­ba­jar pa­ra lo­grar una con­de­na en los tri­bu­na­les.

Otro ca­so que sur­gió en la ges­tión de Ro­drí­guez, que cons­ti­tu­yó un es­cán­da­lo, fue el de la tra­ma de co­rrup­ción en la ven­ta irre­gu­lar de te­rre­nos en el sec­tor Los Tres Bra­zos, de la pro­vin­cia San­to Do­min­go. Fue­ron acu­sa­dos ex fun­cio­na­rios del go­bierno y del sis­te­ma ju­di­cial, así co­mo em­pre­sa­rios, a tra­vés de la Pro­cu­ra­du­ría Es­pe­cia­li­za­da de Co­rrup­ción Ad­mi­nis­tra­ti­va (PEP­CA). El pro­ce­so es­tá en fa­se pre­li­mi­nar.

En la ad­mi­nis­tra­ción de Ro­drí­guez tam­bién sur­gió en el 2017 el es­cán­da­lo de so­borno por 3.5 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra la com­pra de avio­nes Su­per­tu­cano, el cual to­da­vía es­tá en eta­pa pre­li­mi­nar.

En el área in­mo­bi­lia­ria, le co­rres­pon­dió li­de­rar la de­man­da de nu­li­dad de los tí­tu­los de pro­pie­da­des de te­rre­nos ex­pe­di­dos a par­ti­cu­la­res en Bahía de Las Águilas, du­ran­te la ges­tión en el IAD de Jai­me Ro­drí­guez Guz­mán, la cual fue aco­gi­da por la Oc­ta­va Sa­la Pe­nal de la ju­ris­dic­ción ori­gi­nal del Dis­tri­to Na­cio­nal. El fa­llo que dis­pu­so la nu­li­dad fue ra­ti­fi­ca­do en ape­la­ción y en la SCJ.

En el ám­bi­to del cri­men or­ga­ni­za­do, el des­man­te­la­mien­to de la red que pre­si­día Cé­sar Emi­lio Pe­ral­ta, me­jor co­no­ci­do co­mo Cé­sar el Abu­sa­dor, fue uno de los más so­na­dos, en agos­to del 2019, pe­ro aun­que fue­ron de­te­ni­das va­rias per­so­nas, in­clu­yen­do su es­po­sa Ma­ri­sol Fran­co, el ca­be­ci­lla lo­gró es­ca­par de la per­se­cu­ción en el país, ge­ne­ran­do con­je­tu­ras so­bre su sa­li­da, lo cual en­som­bre­ció las in­ves­ti­ga­cio­nes. Fue apre­sa­do en Co­lom­bia me­ses des­pués, y pos­te­rior­men­te en­via­do Es­ta­dos Uni­dos, que lo re­cla­ma­ba pa­ra ser juz­ga­do allá.

Su an­te­ce­sor, Fran­cis­co Do­mín­guez Bri­to (2014-2016) pro­mo­vió la reaper­tu­ra de ex­pe­dien­tes de co­rrup­ción que in­vo­lu­cra­ba a le­gis­la­do­res.

En sep­tiem­bre del 2012, lo­gró que la Cá­ma­ra Pe­nal de la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia re­vo­ca­ra el au­to emi­ti­do por la Pro­cu­ra­du­ría Es­pe­cia­li­za­da con­tra la Co­rrup­ción Ad­mi­nis­tra­ti­va (PEP­CA) que dis­pu­so el ar­chi­vo de­fi­ni­ti­vo de los pre­sun­tos ac­tos de co­rrup­ción atri­bui­dos al se­na­dor Fé­lix Bautista cuan­do di­ri­gió la Ofi­ci­na Su­per­vi­so­ra de obras del Es­ta­do (OISOE).

El ca­so no pros­pe­ró por­que el le­gis­la­dor fue fa­vo­re­ci­do con un no ha lu­gar en fa­se de ins­truc­ción, de­ci­sión que fue ra­ti­fi­ca­da por la sa­la pe­nal de la SCJ, y lue­go el pro­cu­ra­dor no re­cu­rrió el Pleno de la SCJ ale­gan­do des­con­fian­za en los jue­ces.

Es­te ex­pe­dien­te pro­du­jo un en­fren­ta­mien­to en­tre el en­ton­ces pro­cu­ra­dor Do­mín­guez Bri­to y el le­gis­la­dor.

Otra in­ves­ti­ga­ción que lo­gró re­abrir fue la de pre­sun­tos ac­tos de co­rrup­ción con­tra el en­ton­ces se­na­dor Ama­ble Aristy Cas­tro cuan­do pre­si­dió la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de la Li­ga Mu­ni­ci­pal Do­mi­ni­ca­na, lo­gran­do que la SCJ de­ja­ra sin efec­to el au­to que dis­po­nía el ar­chi­vo de­fi­ni­ti­vo.

En ese ca­so tam­po­co tu­vo éxi­to por­que fue­ron re­cha­za­das las pre­ten­sio­nes en la eta­pa de ins­truc­ción en la ju­ris­dic­ción pri­vi­le­gia­da de la SCJ y con­fir­ma­da la de­ci­sión en las si­guien­tes ins­tan­cias, in­clu­yen­do un re­cur­so de re­vi­sión que so­me­tió la Pro­cu­ra­du­ría an­te el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, por ex­tem­po­rá­neo.

En la pri­me­ra ges­tión de Do­mín­guez Bri­to (20042006), fue des­man­te­la­da la red de nar­co­trá­fi­co que di­ri­gía Qui­rino Er­nes­to Pau­lino Cas­ti­llo,

quien fue apre­sa­do el 18 de di­ciem­bre de 2004, du­ran­te una ope­ra­ción en la que se ocu­pa­ron 1,387 ki­los de co­caí­na. Qui­rino fue ex­tra­di­ta­do a Es­ta­dos Uni­dos a so­li­ci­tud de la pro­cu­ra­du­ría al igual que va­rios in­te­gran­tes de la red, en­tre ellos el co­ro­nel Li­dio Ar­tu­ro Nin Te­rre­ro. Qui­rino re­co­bró su li­ber­tad en el 2014, lue­go de cum­plir una pe­na de 9 años en un tri­bu­nal de Nue­va York.

Cri­men or­ga­ni­za­do

En la ges­tión de Radhamés Ji­mé­nez Pe­ña (2006-2012) fue des­man­te­la­da la red de nar­co­trá­fi­co y la­va­do de ac­ti­vos que di­ri­gía el puer­to­rri­que­ño Jo­sé Da­vid Fi­gue­roa Agos­to, en sep­tiem­bre del 2009.

En el ope­ra­ti­vo en que se des­cu­brió esa red fue­ron de­co­mi­sa­dos 4.6 mi­llo­nes de dó­la­res en un vehícu­lo pro­pie­dad de Fi­gue­roa Agos­to, quien se es­ca­pó de la per­se­cu­ción po­li­cial, sien­do cap­tu­ra­do lue­go en Puer­to Ri­co jun­to a su com­pa­ñe­ra So­bei­da Fé­lix Mo­rel. Fi­gue­roa Agos­to fue ex­tra­di­ta­do a Es­ta­dos Uni­dos y Fé­lix Mo­rel a Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, don­de fue con­de­na­da, al igual que otros im­pli­ca­dos, por la­va­do de ac­ti­vos.

Al pro­cu­ra­dor le to­có tra­zar la po­lí­ti­ca de la per­se­cu­ción de los in­vo­lu­cra­dos en ese ex­pe­dien­te, in­clu­so ha­cien­do las coor­di­na­cio­nes con las au­to­ri­da­des de Puer­to Ri­co pa­ra la cap­tu­ra de Jo­sé Da­vid Fi­gue­roa Agos­to y su pa­re­ja So­bei­da Fé­lix Mo­rel en el 2010. Lue­go de esa cap­tu­ra, el pro­cu­ra­dor Radhamés Ji­me­nez Pe­ña, des­ta­có el éxi­to pa­ra el avan­ce y com­ba­te del cri­men or­ga­ni­za­do, lo cual en­fa­ti­zó que eso sig­ni­fi­ca­ba que ha­bía vo­lun­tad y com­pro­mi­so de las au­to­ri­da­des pa­ra com­ba­tir prin­ci­pal­men­te el cri­men or­ga­ni­za­do.

Co­rrup­ción

El mo­vi­mien­to cí­vi­co Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na re­co­pi­ló va­rios ex­pe­dien­tes de co­rrup­ción ju­di­cia­li­za­dos des­de el 1983 has­ta el 2003, en al­gu­nos de ellos los pro­cu­ra­do­res tu­vie­ron pa­pel ac­ti­vo.

Esos ca­sos de co­rrup­ción ocu­rrie­ron es­tan­do al fren­te de la Pro­cu­ra­du­ría An­to­nio Ro­sa­rio, Amé­ri­co Es­pi­nal Hued, Ju­lio Cé­sar Cas­ta­ños Es­pai­llat, Ra­món Gon­zá­lez Hardy, Pu­ra Nú­ñez Pé­rez, Se­mi­ra­mis Oli­vo de Pi­char­do, Efrain Re­yes Du­luc, Juan De­mós­te­nes Co­tes Mo­ra­les, Luis Nel­son Pan­ta­león Gon­zá­lez, Ra­món Pi­na Ace­ve­do, Abel Ro­drí­guez del Or­be, Ma­riano Ger­mán, Cé­sar Pi­na To­ri­bio y Vir­gi­lio Be­llo Ro­sa. En­tre esos ca­sos fi­gu­ra el so­me­ti­mien­to ju­di­cial por pre­va­ri­ca­ción, es­ta­fa y otros de­li­tos en per­jui­cio del Es­ta­do en el año 1986 al ex­pre­si­den­te Sal­va­dor Jor­ge Blan­co y otros fun­cio­na­rios de su go­bierno (1982-1986), que fue­ron con­de­na­dos, pe­ro lue­go des­car­ga­dos en el 2001.

Es­te sur­gió en la ges­tión del pro­cu­ra­dor Ra­món Gon­zá­lez Hardy y con­ti­nuó con otros co­mo Pu­ra Luz Nú­ñéz Pé­rez y Se­mi­ra­mis Oli­vo de Pi­char­do.

Tam­bién sur­gie­ron los ex­pe­dien­tes de frau­de en la Lo­te­ría Na­cio­nal (2000, 1997), de frau­de en Mi­gra­ción con el otor­ga­mien­to de per­mi­sos de sa­li­da y re­si­den­cia es­pa­ño­las fal­sas, so­me­ti­mien­to pe­nal del ex­di­rec­tor del IAD, Jai­me Ro­drí­guez Guz­mán, por ven­ta irre­gu­lar de te­rre­nos de Bahía de las Agui­las; el so­me­ti­mien­to en el 2000 por la so­bre­va­lua­ción de la ca­rre­te­ra de Va­lle­jue­lo du­ran­te el pe­rio­do de go­bierno 1996-2000, de la irre­gu­la­ri­dad en la cons­truc­ción de vi­vien­das por par­te del INVI, en el 2001.

Otros dos ca­sos que fue­ron muy so­na­dos fue­ron los ex­pe­dien­tes so­bre irre­gu­la­ri­da­des en el Pro­gra­ma Even­tual de Em­pleos Mí­ni­mos (PEME) que in­vo­lu­cró a fun­cio­na­rios de la ges­tión de Leo­nel Fer­nán­dez (1996-2000) y en el Plan de Re­no­va­ción de Vehícu­los (RE­NO­VE) eje­cu­ta­do en el go­bierno de Hi­pó­li­to Me­jía (2000-2004). En la ges­tión de Ra­món Pi­na Ace­ve­do, en sep­tiem­bre de 1986, fue pre­sen­ta­da la acu­sa­ción de des­fal­co y abu­so de con­fian­za en per­jui­cio del Es­ta­do del en­ton­ces dipu­tado Ra­fael Flo­res Es­tre­lla, por irre­gu­la­ri­da­des en la Se­cre­ta­ría Ad­mi­nis­tra­ti­va de la Pre­si­den­cia en el go­bierno de Sal­va­dor Jor­ge Blan­co. Fue in­dul­ta­do en el 1988.

Re­pi­tie­ron en el car­go

Unos con más tiem­pos que otros en el que car­go, cua­tro han desem­pe­ña­do las fun­cio­nes por más de un pe­río­do, al ser de­sig­na­dos nue­va­men­te en el car­go en si­guien­tes pe­río­dos.

Fran­cis­co Do­mín­guez Bri­to (2004-2006 y 2014-2016), Anaiboni Gue­rre­ro Báez (Enero-agos­to 1970 y 1975-1976), Mi­guel An­gel Lu­na Mo­ra­les (1970, y 1976-1978) y Ma­nuel Ra­fael García Li­zar­do fue­ron cua­tro que re­pi­tie­ron en el car­go (1963-1964/ 1990-1992)

Me­nos de un año

Otros so­lo du­ra­ron me­ses en el pues­to. Tal es el ca­so de Abel Ro­drí­guez del Or­be (Enero a no­viem­bre de 1998), Ra­món Pi­na To­ri­bio (Fe­bre­ro-di­ciem­bre 1996), Juan De­mós­te­nes Co­tes Mo­ra­les (ma­yo-agos­to 1995), Ju­lio Cé­sar Cas­ta­ños Es­pai­llat (agos­to-di­ciem­bre 1986), Fal­vio Da­río Es­pi­nal Hued (agos­to-oc­tu­bre 1979), An­to­nio Gru­llón Chá­vez ( del 1 al 5 de ju­lio 1971), Ma­rio Ari­za Her­nán­dez (del 1 de ju­nio al 20 de agos­to de 1970), Ma­nuel Ra­món Mo­rel Cer­da (sep­tiem­bre-di­ciem­bre 1965), Os­val­do So­to (sep­tiem­bre-oc­tu­bre 1963) y Jo­sé Ma­nuel Ma­cha­do (ma­yo-sep­tiem­bre de 1961. Es­te fue pre­ci­sa­men­te el pri­mer pro­cu­ra­dor que tu­vo el país en el co­mien­zo de pe­río­do de­mo­crá­ti­co des­pués del fin de la dic­ta­du­ra de Ra­fael Leo­ni­das Tru­ji­llo Mo­li­na.

EN LA GES­TIÓN DE RADHAMÉS JI­MÉ­NEZ SE DESMANTELÓ LA RED DE NAR­COS DE JO­SÉ DA­VID FI­GUE­ROA AGOS­TO

HAN RE­PE­TI­DO EN EL CAR­GO FRAN­CIS­CO DO­MÍN­GUEZ BRI­TO, ANAIBONI GUE­RRE­RO, MI­GUEL AN­GEL LU­NA Y MA­NUEL GARCÍA

Las tres mu­je­res que han es­ta­do al fren­te de la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca son la ac­tual, Mi­riam Ger­mán Bri­to; Se­mi­ra­mis Oli­vo de Pi­char­do, de­sig­na­da por Joa­quín Ba­la­guer en 1988, y Pu­ra Luz Nú­ñez Pé­rez, nom­bra­da tam­bién por Ba­la­guer en el año 1987.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.