La nue­va men­sa­je­ría con va­lor agre­ga­do

Los en­víos SMS bi­di­rec­cio­nal si­guen sien­do los ac­to­res prin­ci­pa­les pa­ra dar fuer­za a cam­pa­ñas de pu­bli­ci­dad in­ter­ac­ti­va.

Mercados & Tendencias Rep. Dominicana - - SUMARIO - Por Ro­mil­ka Pé­rez ro­mil­ka.pe­rez@gru­po­cer­ca.com

Los en­víos SMS bi­di­rec­cio­nal si­guen sien­do los ac­to­res prin­ci­pa­les pa­ra dar fuer­za a cam­pa­ñas de pu­bli­ci­dad in­ter­ac­ti­va.

Las 5.000 milllo­nes de lí­neas de te­lé­fono que se cal­cu­la es­tán en ma­nos del 66% de la po­bla­ción del mun­do, sig­ni­fi­can un in­tere­san­te mer­ca­do pa­ra las em­pre­sas que se de­di­can a los en­víos de in­for­ma­ción a tra­vés del ser­vi­cios de men­sa­je­ría cor­tos.

Los SMS( Short Mes­sa­ge Ser­vi­ce, en in­glés) tie­nen una ta­sa de aper­tu­ra del 98% en los pri­me­ros 3 mi­nu­tos y dis­po­nen de la fa­ci­li­dad pa­ra ser leí­dos en cual­quier par­te del mun­do, in­clu­so en los te­lé­fo­nos mó­vi­les más bá­si­cos.

Es­tas cifras de cre­ci­mien­to sig­ni­fi­can mu­cho pa­ra las in­dus­trias que se han lan­za­do a in­cur­sio­nar en el desa­rro­llo de es­te ru­bro. Por ejem­plo, AFE Con­nec­ting que lle­va cin­co años de ope­ra­ti­vi­dad en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, ha te­ni­do co­mo pro­pó­si­to brin­dar ser­vi­cios de co­mu­ni­ca­ción per­so­na­li­za­da me­dian­te víncu­los bi­di­rec­cio­na­les.

Es­ta em­pre­sa, ca­ta­lo­ga­da co­mo una de las más in­no­va­do­ras en ese país, desa­rro­lla sis­te­mas de co­bran­zas y re­cu­pe­ra­ción de deu­da, no­ti­fi­ca­cio­nes den­tro del work flow de pro­ce­sos, ac­tua­li­za­ción de da­tos, ser­vi­cio al clien­te, y SMS two-way.

Sus ser­vi­cios se ex­pan­den en mer­ca­dos co­mo Es­pa­ña, El Sal­va­dor, Ve­ne­zue­la, Fran­cia, Co­rea del Sur, Es­ta­dos Uni­dos y Ja­pón don­de ofre­ce di­ver­sos ser­vi­cios, pe­ro el SMS y SMS bi­di­rec­cio­nal si­guen sien­do los ac­to­res prin­ci­pa­les. Es un pro­duc­to que por su ver­sa­ti­li­dad, pe­ne­tra­ción y al­can­ce se adap­ta pa­ra ser uti­li­za­do en to­das las áreas y en to­das las verticales de ne­go­cios.

Se­gún la com­pa­ñía, en los úl­ti­mos me­ses ha si­do muy bien re­ci­bi­do por las so­lu­cio­nes de tur­nos vir­tua­les que ofre­cen en na­cio­nes co­mo Ve­ne­zue­la, Co­lom­bia y re­cien­te­men­te Pa­na­má. Es­pa­ña, Fran­cia y los Paí­ses Ba­jos uti­li­zan el ser­vi­cio prin­ci- pal­men­te pa­ra te­mas de se­gu­ri­dad y to­kens de au­to­ri­za­ción.

Pa­ra el ca­so de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, los ser­vi­cios de se­gu­ri­dad y aler­tas bi­di­rec­cio­na­les so­bre SMS son los que prin­ci­pal­men­te se tie­nen ins­ta­la­dos. Sin em­bar­go, las áreas de mer­ca­deo ex­plo­tan el SMS en cam­pa­ñas in­ter­ac­ti­vas pa­ra re­den­ción de có­di­gos, co­mo ca­nal al­terno de co­mu­ni­ca­ción y se desa­rro­llan es­fuer­zos im­por­tan­tes pa­ra que sea uti­li­za­do co­mo “medio de ban­ca­ri­za­ción”.

Los ser­vi­cios de SMS in­ter­ac­ti­vos per­mi­ten un ca­nal en­tre la em­pre­sa y la au­dien­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.