¿Quién li­de­ra la ba­ta­lla asiá­ti­ca?

Cen­troa­mé­ri­ca es en es­tos mo­men­tos un pun­to es­tra­té­gi­co co­mer­cial pa­ra las re­pú­bli­cas de Chi­na y Tai­wán, de­bi­do a la cer­ca­nía geo­grá­fi­ca que tie­ne con Es­ta­dos Uni­dos y Su­ra­mé­ri­ca.

Mercados & Tendencias Rep. Dominicana - - Sumario - Por Ro­mil­ka Pérez ro­mil­ka.pe­rez@gru­po­cer­ca.com

Cen­troa­mé­ri­ca y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na son pun­tos es­tra­té­gi­cos que se dispu­tan Chi­na y Tai­wán.

La gue­rra di­plo­má­ti­ca sin fin que pro­ta­go­ni­zan Chi­na y Tai­wán des­de ha­ce más de 60 años en­con­tró un nue­vo es­ce­na­rio: Cen­troa­mé­ri­ca. Es­ta ri­va­li­dad se hi­zo más evi­den­te el pa­sa­do 13 ju­nio, fe­cha en que Pa­na­má rom­pió re­la­cio­nes co­mer­cia­les con Tai­wán pa­ra es­tre­char la­zos con la Re­pú­bli­ca Po­pu­lar Chi­na, lo cual desató el des­con­ten­to po­lí­ti­co de Tai­péi por per­der a uno de sus alia­dos más in­flu­yen­tes.

In­dis­cu­ti­ble­men­te Cen­troa­mé­ri­ca es un so­cio es­tra­té­gi­co pa­ra am­bas na­cio­nes, ya que sus con­di­cio­nes son fa­vo­ra­bles pa­ra las in­ver­sio­nes y las im­por­ta­cio­nes de pro­duc­tos agrí­co­las, car­nes y lác­teos.

Cos­ta Ri­ca fue el pri­mer país en rom­per re­la­cio­nes con Tai­wán pa­ra aso­ciar­se Chi­na. Es­ta na­ción cuen­ta con una es­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca y se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca pa­ra las em­pre­sas de zo­nas fran­cas que deseen po­si­cio­nar­se en el país. Es el país de Amé­ri­ca La­ti­na con el me­nor ín­di­ce de anal­fa­be­tis­mo y tie­ne al­to nú­me­ro de pro­fe­sio- na­les ca­li­fi­ca­dos, lo que la con­vier­te en un des­tino atrac­ti­vo pa­ra las in­ver­sio­nes de los paí­ses asiá­ti­cos.

Los ex­por­ta­do­res cos­ta­rri­cen­ses han iden­ti­fi­ca­do opor­tu­ni­da­des co­mer­cia­les con am­bos paí­ses. Sin em­bar­go, las re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas es­ta­ble­ci­das con Chi­na en el año 2007 y un Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio vi­gen­te des­de el 2011, son los fac­to­res cla­ves que les per­mi­ten apro­ve­char es­te gran mer­ca­do, con­for­ma­do por 1,300 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes.

Se­gún Lau­ra Bo­ni­lla, pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra de Ex­por­ta­do­res de Cos­ta Ri­ca (Ca­dex­co), una de las prin­ci­pa­les ra­zo­nes por las que se bus­ca apro­ve­char el mer­ca­do chino, es que es un pro­vee­dor que ofre­ce una di­ver­si­dad de pro­duc­tos.

La em­pre­sa­ria ase­gu­ra que el Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio brin­da un ma­yor ni­vel de se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca a las ex­por­ta­cio­nes, ade­más de atraer in­ver­sio­nes. Otro as­pec­to es la coope­ra­ción con Chi­na, que tie­ne una em­ba­ja­da per­ma­nen­te en San José.

El TLC con la Re­pú­bli­ca Po­pu­lar Chi­na, una po­ten­cia con asien­to en la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das (ONU), ha me­jo­ra­do las con­di­cio­nes de in­gre­so de los pro­duc­tos cos­ta­rri­cen­ses a ese país.

La eje­cu­ti­va de Ca­dex­co des­ta­ca que los ba­jos aran­ce­les son otra de las fa­ci­li­da­des co­mer­cia­les dis­po­ni­bles. No obs­tan­te, exis­te una se­rie de ba­rre­ras no aran­ce­la­rias que obs­ta­cu­li­zan la co­mer­cia­li­za­ción de pro­duc­tos co­mo me­lón, fru­tas y ve­ge­ta­les con­ge­la­dos, en­tre otros, lo que im­pi­de apro­ve­char con más di­na­mis­mo ese mer­ca­do.

De acuerdo a Ra­fael Me­di­na, di­rec­tor de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio e In­dus­trias de Te­gu­ci­gal­pa ( CCIT), Cen­troa­mé­ri­ca es una re­gión es­tra­té­gi­ca pa­ra las na­cio­nes asiá­ti­cas, de­bi­do a la cer­ca­nía con el mer­ca­do de Es­ta­dos Uni­dos y a que, en tér­mi­nos glo­ba­les, es un mer­ca­do de ca­si 50 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes. “Se­re­mos uno de los prin­ci­pa­les mer­ca­dos es­tra­té­gi­cos si nos ve­mos co­mo una so­la re­gión, con un po­der ad­qui­si­ti­vo im­por­tan­te”, afir­ma Me­di­na. A

Más acer­ca­mien­tos

pe­sar de la ri­va­li­dad, los em­pre­sa­rios tie­nen cla­ro que la re­gión de­be te­ner re­la­cio­nes co­mer­cia­les con am­bos paí­ses.

Re­cien­te­men­te el Or­ga­nis­mo Pro­mo­tor de Ex­por­ta­cio­nes e In­ver­sio­nes de El Sal­va­dor (Proe­sa) y el Con­se­jo Chino pa­ra el Fo­men­to del Co­mer­cio In­ter­na­cio­nal (CCPIT) tu­vie­ron un acer­ca­mien­to con el ob­je­ti­vo de ro­bus­te­cer las re­la­cio­nes de co­mer­cio e in­ver­sión en­tre am­bos paí­ses.

En un en­cuen­tro rea­li­za­do en El Sal­va­dor, con más de 40 re­pre­sen­tan­tes de em­pre­sas chi­nas y lo­ca­les, el pre­si­den­te del CCPIT, Jiang Zeng­wei, ma­ni­fes­tó su in­te­rés en es­ta­ble­cer fuer­tes re­la­cio­nes co­mer­cia­les con el país y que en­tre sus prin­ci­pa­les ob­je­ti­vos es­tá la im­por­ta­ción pro­duc­tos co­mo ca­fé, azú­car y tex­ti­les. Los em­pre­sa­rios lo­ca­les ase­gu­ra­ron es­tar dis­pues­tos a ofre­cer a las em­pre­sas chi­nas pro­duc­tos sal­va­do­re­ños de bue­na ca­li­dad y a or­ga­ni­zar ca­pa­ci­ta­cio­nes pa­ra que las em­pre­sas sal­va­do­re­ñas co­noz­can las in­dus­trias chi­nas.

Pa­ra Pao­la Ál­va­rez, ge­ren­te de Pro­mo­ción y ac­ce­so a Mer­ca­dos de la Aso­cia­ción Gua­te­mal­te­ca de Ex­por­ta­do­res (AGEX­PORT), los em­pre­sa­rios bus­can es­ta­ble­cer las es­tra­te­gias que au­men­ten el in­gre­so a los mer­ca­dos asiá­ti­cos. Por ejem­plo, en Gua­te­ma­la se han man­te­ni­do las re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas con Tai­wán, pe­ro se rea­li­za­ron acer­ca­mien­tos con Chi­na a tra­vés de la CCPIT – Chi­na Coun­cil for the Pro­mo­tion of In­ter­na­tio­nal Tra­de. Ál- va­rez ex­pli­ca que aun­que Gua­te­ma­la so­lo tie­ne un Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio con Tai­wán, cer­ca de un 20% de las em­pre­sas ma­ni­fies­tan su in­te­rés en ha­cer ne­go­cios di­rec­tos o in­di­rec­tos con otros paí­ses del mer­ca­do asiá­ti­co. Pa­ra ello, a ini­cios del mes de ju­lio, Agex­port fir­mó un acuerdo de en­ten­di­mien­to con la CCPIT en el cual

se ma­ni­fies­ta el in­te­rés en ha­cer ne­go­cios con Chi­na, por­que da­rían ac­ce­so a un mer­ca­do de 250 mi­llo­nes de con­su­mi­do­res de cla­se me­dia ur­ba­na, en la que han iden­ti­fi­ca­do ni­chos de ne­go­cio.

Re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas

En el ca­so de Ni­ca­ra­gua, la re­la­ción con Tai­wán ha si­do de ca­rác­ter di­plo­má­ti­co y de coope­ra­ción co­mer­cial, mien­tras que con Chi­na, a pe­sar de ser muy nue­vo el acer­ca­mien­to, han ini­cia­do las tra­ta­ti­vas pa­ra ce­rrar un tra­to com­pe­ti­ti­vo en va­rios mer­ca­dos.

Sin em­bar­go, el se­gun­do país eco­nó­mi­co más gran­de del mun­do quie­re un mer­ca­do pa­ra sí so­lo, una si­tua­ción en la que Ni­ca­ra­gua con­tra­po­ne en la ba­lan­za su bue­na re­la­ción di­plo­má­ti­ca, cul­tu­ral y de coope­ra­ción con Tai­wán; por lo que no se ha de­ci­di­do a se­llar un pac­to co­mo el que hi­zo Pa­na­má.

De acuerdo al eco­no­mis­ta ni­ca­ra­güen­se, Ci­ri­lo Ote­ro, tan­to Chi­na co­mo Tai­wán abren puer­tas muy gran­des de fa­ci­li­da­des, opor­tu­ni­da­des, ca­pa­ci­ta­ción, mer­ca­dos y, so­bre to­do, de pre­cios; una con­di­ción su­ma­men­te fa­vo­ra­ble cuan­do se bus­ca la ex­pan­sión a otros mer­ca­dos.

Otros mo­ti­vos por los cua­les el país es con­si­de­ra­do es­tra­té­gi­co son que en el 2004 pro­mul­gó la ley de in­ver­sión ex­tran­je­ra, que es fa­vo­ra­ble pa­ra los in­ver­sio­nis­tas; y su po­si­ción geo­grá­fi­ca, ya que es­tá cer­ca del ca­nal de Pa­na­má, sos­tie­ne el eco­no­mis­ta.

La ba­lan­za en­tre Chi­na y Tai­wán

Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na es el se­gun­do so­cio co­mer­cial más im­por­tan­te, en el Ca­ri­be, de Chi­na, mien­tras que pa­ra Tai­wán re­pre­sen­ta su sos­te­ni­bi­li­dad di­plo­má­ti­ca en es­ta zo­na, por lo que el país se be­ne­fi­cia con los pro­yec­tos de coope­ra­ción con am­bos.

La pre­gun­ta que mu­chos go­bier­nos y ex­per­tos se ha­cen es cuán­to du­ra­rá el ve­lo. Ha­ce unos días la go­ta re­ba­só el va­so, cuan­do Pa­na­má de­ci­dió rom­per re­la­cio­nes con Tai­wán, lo que mo­ti­vó a sus au­to­ri­da­des gu­ber­na­men­ta­les y con­su­la­res a rea­li­zar una gi­ra di­plo­má­ti­ca por dis­tin­tas na­cio­nes en pro­cu­ra man­te­ner­se fir­mes en los mer­ca­dos don­de ya se les re­co­no­ce co­mo un país in­de­pen­dien­te.

El can­ci­ller de Tai­wán, Da­vid Ta­wei Lee, vi­si­tó por pri­me­ra vez el país y la re­gión de Amé­ri­ca La­ti­na, pa­ra de­fen­der las re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas, al tiem­po que aler­tó so­bre lo que po­dría su­ce­der sí Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na es­ta­ble­ce víncu­los con Chi­na Con­ti­nen­tal. El di­plo­má­ti­co di­jo en una en­tre­vis­ta que no quie­re na­da de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, pe­ro acla­ró que si de­ci­de sos­te­ner la­zos co­mer­cia­les so­lo con Chi­na, es­ta­ría acep­tan­do la in­va­sión de mi­les de in­mi­gran­tes ile­ga­les. Di­jo que ha es­cu­cha­do en los úl­ti­mos días que, pa­ra es­ta­ble­cer re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas con Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, Chi­na Con­ti­nen­tal es­tá ofre­cien­do pro­yec­tos con ci­fras muy al­tas. Afir­ma que si lo ha­ce el país se­ría uno de sus 175 alia­dos. Sin em­bar­go, Tai­wán tie­ne 20 ami­gos di­plo­má­ti­cos, por lo que va­lo­ra sus re­la­cio­nes con ca­da uno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.