Re­por­ta­je

ES­PA­ÑA ES UN PAÍS DE CI­NE: CIU­DA­DES Y MU­NI­CI­PIOS HAN SI­DO ES­CE­NA­RIOS DE PE­LÍ­CU­LAS MUY RE­LE­VAN­TES Y SI EN AL­GU­NAS ES PAR­TE DEL GUION, CO­MO BAR­CE­LO­NA, EN LA PELÍCULA DE VICKY CRIS­TI­NA BAR­CE­LO­NA DE WOODY ALLEN (2008), EN OTRAS LA MA­GIA DEL CI­NE NOS HA­CE CREE

Oh! Magazine - - Oh! -

Un país de película. Te ha­bla­mos de Es­pa­ña, un país de ci­ne, ya que sus ciu­da­des han si­do es­ce­na­rios de las pe­lí­cu­las más re­le­van­tes.

El im­pac­to de un ro­da­je en un lu­gar de­pen­de de su ta­ma­ño: en Bar­ce­lo­na o Ma­drid pa­sa prác­ti­ca­men­te des­aper­ci­bi­do pa­ra la ma­yo­ría de sus ha­bi­tan­tes, pe­ro en lu­ga­res más pe­que­ños su­po­ne un an­tes y un des­pués

en la vi­da de esos pue­blos. Gua­da­lix de la Sie­rra (Ma­drid) aún re­cuer­da cuan­do Luis Gar­cía Ber­lan­ga de­ci­dió, en 1952, ro­dar allí Bien­ve­ni­do Mis­ter Mars­hall, o en Cam­pi­llo de Dueñas (Gua­da­la­ja­ra), cu­yo cas­ti­llo de Zafra for­ma par­te de la sex­ta tem­po­ra­da de Jue­go de tro­nos y re­vo­lu­cio­nó a su cen­te­nar de ha­bi­tan­tes en 2016. Pe­ro no so­lo ese pe­que­ño mu­ni­ci­pio apa­re­ce en Jue­go de tro­nos; en la quin­ta, sex­ta y sép­ti­ma tem­po­ra­da apa­re­cen nu­me­ro­sas lo­ca­li­da­des es­pa­ño­las: des­de el cas­ti­llo de San­ta Flo­ren­ti­na (Ca­net de Mar. Bar­ce­lo­na), al puen­te ro­mano de Cór­do­ba, los Rea­les Al­cá­za­res, los jar­di­nes de Mu­ri­llo y la Pla­za de Es­pa­ña de Se­vi­lla o la To­rre de Me­sa Rol­dán en el Ca­bo de Ga­ta, la Al­ca­za­ba de Al­me­ría, el Cas­ti­llo de Pe­ñís­co­la, las Bar­de­nas Rea­les, Gi­ro­na, las cos­tas de Eus­ka­di, el Cas­ti­llo de Tru­ji­llo o San Juan de Gaz­te­lu­gat­xe (Viz­ca­ya).

OR­GA­NIS­MOS DE CI­NE

Va­rias co­mu­ni­da­des y ayun­ta­mien­tos se han in­te­gra­do en la red Spain Film Com­mis­sion, un or­ga­nis­mo crea­do con los ob­je­ti­vos de pro­yec­tar la ima­gen

de las ad­mi­nis­tra­cio­nes ad­he­ri­das den­tro y fue­ra de Es­pa­ña y atraer a pro­duc­to­res al te­rri­to­rio pa­ra que uti­li­cen sus lo­ca­li­za­cio­nes co­mo lu­gar de ro­da­je. En su web ex­hi­ben fo­tos de al­gu­nos de las pro­duc­cio­nes na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les que op­ta­ron por Es­pa­ña y una de las más co­no­ci­das es Pan­do­ra y El ho­lan­dés Erran­te, de 1951, di­ri­gi­da por Al­bert Le­win, con Ja­mes Ma­son y Ava Gard­ner, en la Cos­ta Bra­va, aun­que la pri­me­ra que se ro­dó fue en 1916: La vi­da de Cris­tó­bal Co­lón de Gé­rard Bor­geo­is, en Bar­ce­lo­na. Se­gún es­te or­ga­nis­mo, en la ma­yo­ría de los te­rri­to­rios hay una de­vo­lu­ción de im­pues­tos del 15% con un lí­mi­te por per­so­na de 50.000 eu­ros y de to­dos los gas­tos de­ri­va­dos de la uti­li­za­ción de in­dus­trias téc­ni­cas del au­dio­vi­sual y otros pro­vee­do­res cuan­do los cos­tos as­cien­dan co­mo mí­ni­mo a un mi­llón de eu­ros. La de­duc­ción no pue­de ex­ce­der de los 2,5 mi­llo­nes por pro­duc­ción y el im­por­te to­tal, del 50 % del cos­to de pro­duc­ción. En Ca­na­rias esa de­vo­lu­ción lle­ga al 35% y la re­ba­ja no pue­de so­bre­pa­sar los 4,5 mi­llo­nes por pro­duc­ción, mien­tras que en Na­va­rra la des­gra­va­ción, tam­bién del 35%, se­rá pa­ra ro­da­jes de más de una se­ma­na.

UN PAÍS AMA­DO POR SUS PAI­SA­JES

El re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal de los pro­fe­sio­na­les, los es­ce­na­rios na­tu­ra­les, las con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas y los be­ne­fi­cios fis­ca­les, son los prin­ci­pa­les fac­to­res que ex­pli­can “el éxi­to” de Es­pa­ña pa­ra aco­ger pro­duc­cio­nes ci­ne­ma­to­grá­fi­cas y televisivas ex­tran­je­ras en su te­rri­to­rio. Se­gún el PP, el eje­cu­ti­vo tra­ba­ja en me­jo­rar el sis­te­ma de be­ne­fi­cios, pa­ra po­ten­ciar el ro­da­je de pe­lí­cu­las y se­ries y el Plan Cul­tu­ra 2020 in­clu­ye en­tre sus ob­je­ti­vos la me­jo­ra de la fis­ca­li­dad de la cul­tu­ra en to­dos sus ám­bi­tos, in­clui­do el ci­ne y las ar­tes au­dio­vi­sua­les. Al­mo­dó­var afir­ma que “el ob­je­ti­vo” es atraer el ro­da­je en Es­pa­ña, y por eso se con­tem­pla el de­sa­rro­llo del pro­gra­ma ‘Es­pa­ña, pla­tó de ci­ne’, que in­clui­rá una ven­ta­ni­lla úni­ca pa­ra to­dos los trá­mi­tes ad­mi­nis­tra­ti­vos e in­for­me de las ven­ta­jas de ro­dar aquí. Los ro­da­jes, ade­más de po­ten­ciar la eco­no­mía y el de­sa­rro­llo de em­pre­sas es­pe­cia­li­za­das, tie­ne una se­gun­da ver­tien­te: el tu­rís­ti­co, ya que se cuen­tan por mi­llo­nes los ciu­da­da­nos que de­ci­den el des­tino de sus va­ca­cio­nes por la im­pre­sión que les ha cau­sa­do una película, serie o pro­gra­ma de te­le­vi­sión. En­tre los di­rec­to­res que han ro­da­do en Es­pa­ña des­ta­can: Rid­ley Scott, con Exo­dus (Fuer­te­ven­tu­ra y Al­me­ría);

El con­se­je­ro (Alicante, Na­va­rra y Mur­cia); El reino de los cie­los (Hues­ca, Cór­do­ba, Se­go­via, Se­vi­lla y Ávila) y 1492, La Con­quis­ta del Pa­raí­so (Sa­la­man­ca, Se­vi­lla y Cá­ce­res) o Ste­ven Spiel­berg, In­dia­na Jo­nes y La Úl­ti­ma Cru­za­da (Al­me­ría y Gra­na­da) y El im­pe­rio del Sol (Cá­diz). Des­de ha­ce va­rias dé­ca­das di­rec­to­res de ci­ne muy pres­ti­gio­sos han es­co­gi­do Es­pa­ña pa­ra am­bien­tar sus pe­lí­cu­las, des­de Or­son We­lles a Da­vid Lean o Jo­seph L. Man­kie­wicz y Ser­gio Leo­ne.tam­bién mu­chas se­ries de te­le­vi­sión nos han acer­ca­do a pai­sa­jes inolvidables y uni­do pa­ra siem­pre a Cu­rro Ji­mé­nez con La Se­rra­nía de Ron­da en 1977 o El Prín­ci­pe con las ca­lles de Ceu­ta en 2014.

Des­de ha­ce va­rias dé­ca­das di­rec­to­res de ci­ne muy pres­ti­gio­sos han es­co­gi­do Es­pa­ña pa­ra am­bien­tar sus pe­lí­cu­las, des­de Or­son We­lles a Da­vid Lean o Jo­seph L. Man­kie­wicz y Ser­gio Leo­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.