Ma­nue­la VE­LLÉS

EL AL­MA DES­NU­DA DE LA PRO­TA­GO­NIS­TA DE 7 MUER­TES

Oh! Magazine - - En La Mira -

Cuan­do el de­ber se con­vier­te en pla­cer, sig­ni­fi­ca que es­tas fren­te a las ben­di­cio­nes de es­te mun­do. Pre­ci­sa­men­te así fue la en­tre­vis­ta con la ac­triz es­pa­ño­la Ma­nue­la Ve­llés, a quien mu­chos aplau­di­mos por su par­ti­ci­pa­ción en la se­rie Vel­vet. Ella es­tu­vo en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na pa­ra la pre­sen­ta­ción del th­ri­ller 7 Muer­tes, que fue ro­da­do en el país el año pa­sa­do y que abrió la oc­ta­va ver­sión del Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Ci­ne Fi­ne Arts, un even­to de Ca­rib­bean Ci­ne­mas.

Du­ran­te su es­ta­día con­ver­sa­mos con ella en la te­rra­za del sa­lón eje­cu­ti­vo del ho­tel Bar­ce­ló San­to Do­min­go, no so­lo so­bre su per­so­na­je que se po­drá dis­fru­tar a par­tir del pró­xi­mo jue­ves 12 en las sa­las de los ci­nes lo­ca­les, sino tam­bién so­bre su ca­rre­ra y, en es­pe­cial, res­pec­to a ella co­mo per­so­na. Es­pon­tá­nea y sim­pá­ti­ca, así se mos­tró en el trans­cu­rrir de es­ta reunión, en la que nos con­fe­só que den­tro de su ca­rre­ra co­mo can­tan­te tie­ne una ba­cha­ta.

Que su hom­bre per­fec­to es bue­na per­so­na, que sus pier­nas son la par­te del cuer­po que más le gus­ta, que su mayor for­ta­le­za es su co­ra­zón, que le gus­ta el vino tin­to y que ama el olor de las fre­sas; no son par­te de las pre­fe­ren­cias de uno de los per­so­na­jes que ha in­ter­pre­ta­do Ma­nue­la, es un breve re­su­men de la her­mo­sa per­so­na de la que ha­bla­mos a con­ti­nua­ción.

OH!MA­GA­ZI­NE: ¿EN QUÉ SE BA­SA 7 MUER­TES? MA­NUE­LA: Cla­ra, aque­lla mu­cha­cha ale­gre y se­duc­to­ra a la que el fa­mo­so es­cri­tor Nor­man dic­ta­ba sus no­ve­las, diez años des­pués no es la mis­ma. Su vi­da se con­vier­te en tra­ge­dia, pri­me­ro pier­de a su no­vio de ma­ne­ra ex­tra­ña y, des­pués, uno a uno, tie­ne que su­frir la de sus se­res más que­ri­dos. Cla­ra vi­ve ate­rro­ri­za­da, aten­ta a ca­da som­bra, ca­da per­so­na que pa­sa a su la­do.

OH!MA­GA­ZI­NE: ¿QUÉ HAY DE MA­NUE­LA EN EL PER­SO­NA­JE DE CLA­RA? MA­NUE­LA: El per­so­na­je co­mien­za sien­do una mu­jer muy lu­mi­no­sa, es­pon­tá­nea y con una ju­ven­tud en la que aún no le han pa­sa­do mu­chas co­sas en la vi­da, lo cual me acuer­da a mí cuan­do te­nía 18 años,

edad en la que em­pe­cé a tra­ba­jar. Lue­go lo que le va trans­cu­rrien­do y el tras­torno de per­so­na­li­dad, ¡es­tá un po­co lo­ca esa par­te!, así que se ale­ja de mí (ri­sas); al me­nos, eso es­pe­ro. OH!MA­GA­ZI­NE: ¿QUÉ VA­LOR AGRE­GA 7 MUER­TES A TU CA­RRE­RA? MA­NUE­LA: La opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar con Ge­rar­do Herrero que es un pro­duc­tor y di­rec­tor muy re­co­no­ci­do en Es­pa­ña y ve­nir a Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na a ro­dar. Co­no­cí el país y la pa­sé muy bien. Me gus­ta mu­cho via­jar tra­ba­jan­do y eso in­clu­ye co­no­cer nue­vas cul­tu­ras. OH!MA­GA­ZI­NE: HAS­TA AHO­RA, ¿QUÉ SA­CRI­FI­CIO TE HA COS­TA­DO 7 MUER­TES?

MA­NUE­LA: Es un per­so­na­je muy di­fí­cil, la tra­ma y la pe­lí­cu­la en sí co­mo su nom­bre lo di­ce se lla­ma 7 Muer­tes, en la que hay pér­di­das que ella va su­frien­do… so­lo ima­gi­nár­me­lo es un ho­rror. Du­ran­te el ro­da­je to­do fue muy in­ten­so y du­ro, pe­ro lue­go, al lle­gar al ho­tel y ba­ñar­me en la pis­ci­na, me con­ver­tía en Ma­nue­la otra vez. OH!MA­GA­ZI­NE: ¿QUÉ ES LO QUE MÁS HAS DIS­FRU­TA­DO DEL FIL­ME? MA­NUE­LA: La ex­pe­rien­cia de ve­nir aquí (Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na), los ami­gos que hi­ce y el re­to que sig­ni­fi­có co­mo ac­triz: di­fí­cil y a la vez muy gra­to. OH!MA­GA­ZI­NE: LA MUER­TE EN CA­MINO, CAÓ­TI­CA ANA, EN VEL­VET, AL FI­NAL TO­DOS MUE­REN... Y AHO­RA 7 MUER­TES… ¿TE PER­SI­GUEN LOS PER­SO­NA­JES RO­DEA­DOS DE MUER­TE O TE GUS­TAN? MA­NUE­LA:

La vi­da y la muer­te… to­do el mun­do mue­re, es muy na­tu­ral. OH!MA­GA­ZI­NE: ¿PE­RO SIEM­PRE TIE­NES MUER­TES DI­REC­TAS A TUS PER­SO­NA­JES? MA­NUE­LA: Bueno, sí, es cier­to que me he muer­to mu­chas ve­ces (ri­sas). No sé; qui­zá por­que me acom­pa­ña el dra­ma. OH!MA­GA­ZI­NE: ¿CÓ­MO TE PREPARAS PA­RA LOS NUE­VOS PRO­YEC­TOS? MA­NUE­LA: Es­tu­dio bas­tan­te el per­so­na­je pa­ra sen­tir­me có­mo­da, pa­ra co­no­cer­lo: có­mo sien­te y así es­tar lo más cer­cano que se pue­da de vi­vir­lo en pri­me­ra per­so­na. Por ejem­plo pa­ra es­ta pe­lí­cu­la me pre­pa­ré en Ma­drid y aquí cuan­do lle­gué dos se­ma­nas an­tes de ro­dar jun­to a los ac­to­res.

OH!MA­GA­ZI­NE:ACTÚAS… ¿DE COMPONESDÓNDE ENCUENTRASY CANTAS, al­go na­tu­ral INS­PI­RA­CIÓN?que des­de pe­que­ña MA­NUE­LA:se ma­ni­fes­tó.Es gus­ta­do Des­de bai­lar,mis pri­me­ros ex­pre­sar­me años y de siem­pre­vi­da me he ha te­ni­do­me lo per­mi­te­las emo­cio­nes­to­do, por­quea flor de can­tar piel… ha ac­tuar­si­do al­go que he uti­li­za­do pa­ra mi ca­rre­ra co­mo ac­triz, ¡me gus­ta! OH!MA­GA­ZI­NE: ¿AL­GUIEN MÁS EN TU FA­MI­LIA SE DE­DI­CA AL ARTE? MA­NUE­LA: Sí. Ca­si to­do mun­do en mi fa­mi­lia se de­di­ca al arte por­que son es­cri­to­res, ar­qui­tec­tos y pin­to­res, pe­ro ac­triz so­lo yo. OH!MA­GA­ZI­NE: ¿QUIÉN ES MA­NUE­LA DE­TRÁS DE LOS ES­CE­NA­RIOS? MA­NUE­LA: Soy una chi­ca muy nor­mal, que le gus­ta prac­ti­car yo­ga, com­par­tir con mis ami­gos, via­jar y dis­fru­tar de la vi­da. OH!MA­GA­ZI­NE: ¿ERES RO­MÁN­TI­CA? MA­NUE­LA: Puessss… to­do de­pen­de del mo­men­to de la vi­da, pe­ro cuan­do me to­ca ser ro­mán­ti­ca lo soy, pe­ro si no to­ca, no. OH!MA­GA­ZI­NE: ¿A QUIÉN VES CUAN­DO TE VES? MA­NUE­LA: Aho­ra mis­mo vea a una mu­jer. En los úl­ti­mos años he cre­ci­do bas­tan­te emo­cio­nal­men­te, he ma­du­ra­do y he de­ja­do a la ni­ña pa­ra ser una mu­jer. Me veo más adul­ta, más ma­du­ra, más se­re­na y me­jor. ¡Me gus­ta! OH!MA­GA­ZI­NE: ¿CUÁL ES TU RU­TI­NA

DE BE­LLE­ZA? MA­NUE­LA: Me gus­ta cui­dar la piel de la ca­ra, lim­pie­za, cre­ma hi­dra­tan­te… Ma­drid es una ciu­dad muy se­ca y por eso se re­quie­re mayor hi­dra­ta­ción. En cuan­to a de­por­te, me gus­ta el yo­ga y de ha­blar de ali­men­ta­ción me gus­ta co­ci­nar pa­ra los ami­gos, dis­fru­to la co­mi­da asiá­ti­ca… en eso se ba­sa mi cui­da­do, na­da en ex­ce­so. OH!MA­GA­ZI­NE: ¿QUÉ SEN­TIS­TE AL DESNUDARTE POR PRI­ME­RA VEZ EN CÁ­MA­RA? MA­NUE­LA: Pen­sé que me iba a dar más mie­do que el que lue­go da. En prin­ci­pio cuan­do vez en el guión un des­nu­do di­ces ¡hay que ho­rror, que mal la vas a pa­sar! Y lue­go se crea un ambiente muy

pro­fe­sio­nal en el ro­da­je, gen­te con las que ya has con­vi­vi­do y a la que le tie­nes ca­ri­ño, que te res­pe­tan y, al fi­nal, el set se que­da prác­ti­ca­men­te so­lo e ima­gi­nas es­tar so­la. Ya es­toy acos­tum­bra­da a con­cen­trar­me, a tal pun­to de ima­gi­nar­me que es­toy so­la. En reali­dad no es tan du­ro co­mo pa­re­ce. OH!MA­GA­ZI­NE: ¿HAS SEN­TI­DO AL­GU­NA VEZ QUE LA FA­MA QUIE­RE SU­BIR A LA CA­BE­ZA? MA­NUE­LA: No. Mi fa­mi­lia siem­pre ha te­ni­do los pies so­bre la tie­rra y así me for­mé; he te­ni­do muy cla­ro que es­to es una es­pe­cie de in­ven­to, que to­do es nor­mal y lo úni­co que lo ha­ce ver gran­de es una cá­ma­ra, pe­ro to­dos so­mos nor­ma­les co­mo las de­más per­so­nas. OH!MA­GA­ZI­NE: ¿TIE­NES AL­GÚN GUS­TO DA­ÑINO… CO­MO LA CO­MI­DA RÁ­PI­DA…? MA­NUE­LA: Los he­la­dos, dul­ce de le­che y el “chee­se­ca­ke”, aun­que no soy muy de los dul­ces, soy más de sa­la­do. Cuan­do pe­co, lo ha­go con fru­tos se­cos. OH!MA­GA­ZI­NE: SÉ DE TU AD­MI­RA­CIÓN POR NATHALIE PORTMAN, ¿A QUÉ

SE DE­BE? MA­NUE­LA: Me en­can­tan las mu­je­res dul­ces, que pa­re­cen frá­gi­les, pe­ro que en reali­dad son fuer­tes. Ella tie­ne mu­cha per­so­na­li­dad y ver­dad. De baja es­ta­tu­ra y “me­nu­di­ta”, pe­ro tie­ne un po­der en la mi­ra­da, me gus­ta tal com­bi­na­ción. Creo que ella, en lo per­so­nal, de­be ser muy bue­na per­so­na por­que por lo re­gu­lar se da que el buen ac­tor es bue­na per­so­na. La he vis­to en mu­chas pe­lí­cu­las, pe­ro el per­so­na­je que me en­can­ta es el que ha­ce en Clo­ser por­que des­nu­dan su esen­cia y de­ja ver esa par­te de ella, que es la for­ta­le­za. OH!MA­GA­ZI­NE: ¿CUÁL ES TU CON­CEP­TO DE LA VI­DA? MA­NUE­LA: Que he­mos ve­ni­do al mun­do a dis­fru­tar y que a los pro­ble­mas hay que dar­les las me­nos vuel­tas po­si­ble; mi­rar ha­cia de­lan­te mien­tras se vi­ve el pre­sen­te y pro­cu­rar ha­cer el bien a la gen­te que quie­res.

LUE­GO DE LA EN­TRE­VIS­TA, AL CAER LA NO­CHE MA­NUE­LA DIO UN CON­CIER­TO EN CAMDEN PARLOUR BAR, ACOM­PA­ÑA­DA DE MÚ­SI­COS DO­MI­NI­CA­NOS. EN LA GUI­TA­RRA KI­KE SAAVEDRA; EN EL BA­JO VIR­GI­LIO FÉLIZ Y LA PER­CU­SIÓN DE JOEL RA­MÍ­REZ. FUE­RON CAN­CIO­NES QUE ELLA MIS­MA COM­PU­SO CON SU GUI­TA­RRA CO­MO ALIA­DA.

ES­CRI­BE: MAY­RA PÉ­REZ CAS­TI­LLO FO­TOS: ROBERT VÁSQUEZ

ES­TI­LIS­MO: JO­SE­LO FRAN­JUL

MA­QUI­LLA­JE: BR­YAN SAN­TA­NA

VES­TUA­RIO: TIEN­DA NER-K, NOA STO­RE Y MI­SU­RA STO­RE

AC­CE­SO­RIOS: PIU BY MI­SU­RA

CAL­ZA­DO: MIT ME SHOES Y NOA STO­RE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.