Explorandoh!

(NUE­VA YORK). Tal co­mo di­ce Ali­cia Keys en “Em­pi­re Sta­te of Mind”, las ca­lles de Nue­va York te ha­rán sen­tir re­no­va­do.

Oh! Magazine - - News -

Es im­por­tan­te co­no­cer a fon­do, có­mo de­be ser la ali­men­ta­ción co­rrec­ta de un in­fan­te, cuá­les son sus lí­mi­tes y có­mo apren­der a in­tro­du­cir­les den­tro de sus co­mi­das dia­rias. Si quie­res las res­pues­tas a esas in­te­rro­gan­tes, lle­ga al fi­nal de nues­tras pá­gi­nas e in­fór­ma­te.

Las gran­des edi­fi­ca­cio­nes, los par­ques que for­man par­te de la po­bla­da ciu­dad, las lu­ces y los rin­co­nes es­pe­cia­les la ha­cen me­re­ce­do­ra de tu pró­xi­mo des­tino tu­rís­ti­co. ¿Quie­res ver la Es­ta­tua de la Li­ber­tad, en­trar a mu­seos de arte, ver la ciu­dad des­de las al­tu­ras y vi­si­tar mu­chos lu­ga­res sin pa­gar?; pues te da­re­mos al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes pa­ra "sacarle el ju­go” a es­ta aven­tu­ra, asis­tir a di­fe­ren­tes si­tios gra­tui­ta­men­te y cui­dar tu bol­si­llo. MU­SEO DE ARTE CON­TEM­PO­RÁ­NEO Si eres de esos que ama las obras de arte, la cul­tu­ra y las es­cul­tu­ras de gran­des maes­tros de la pin­tu­ra co­mo Pa­blo Pi­cas­so, Vi­cent Van Gogh y Paul Cé­zan­ne, el Mu­seo de Arte Con­tem­po­rá­neo (MOMA) te en­can­ta­rá. Y a pe­sar de que to­dos los días se pa­ga un ticket de en­tra­da en­tre 14 y 25 dó­la­res, un tru­co pa­ra ac­ce­der gra­tis es ir los vier­nes, de 4:00 a 6:00 de la tar­de. Así po­drás ver la obra más fa­mo­sa

del mu­seo, La no­che es­tre­lla­da, del pin­tor neer­lan­dés Vi­cent Van Gogh.

WAS­HING­TON SQUA­RE PARK. Pa­rís y Ber­lín no son las úni­cas ciu­da­des con ar­cos de triun­fo, Nue­va York tam­bién tie­ne es­te mo­nu­men­to. En el Green­wich Vi­lla­ge, al sur de Man­hat­tan, es­tá el ar­co del triun­fo de Was­hing­ton Squa­re Park, su cons­truc­ción se de­bió al cen­te­na­rio del pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se, en 1892, y quien tu­vo su po­se­sión pre­si­den­cial en Nue­va York.

HIGH LINE PARK. Un par­que di­fe­ren­te, en­tre las edi­fi­ca­cio­nes, so­bre to­do con una ca­rac­te­rís­ti­ca pe­cu­liar: es flo­tan­te. En el dis­tri­to de Chel­sea, es­tá High Line, un par­que úni­co que es­tá ubi­ca­do don­de es­ta­ban los rie­les de los fe­rro­ca­rri­les, y que tie­ne a sus al­re­de­do­res un jar­dín bo­tá­ni­co con al­gu­nas de las plan­tas que cre­cie­ron lue­go de que des­apa­re­cie­ra la vía de tre­nes. CEN­TRAL PARK. De­fi­ni­ti­va­men­te un lu­gar que no se te pue­de que­dar en tu vi­si­ta a la Gran Man­za­na es el gi­gan­tes­co Cen­tral Park, co­no­ci­do por te­ner la ma­yor can­ti­dad de vi­si­tan­tes ca­da año y es uno de los fa­mo­sos del mun­do, de­bi­do a sus múl­ti­ples apa­ri­cio­nes en vi­deos mu­si­ca­les, pro­gra­mas de te­le­vi­sión, se­ries y pe­lí­cu­las.

TI­MES SQUA­RE. Si vas a Nue­va York y no pa­sas­te por Ti­mes Squa­re, pue­des de­cir que no fuis­te. Es­ta es una zo­na em­ble­má­ti­ca de Man­hat­tan, ubi­ca­da en la es­qui­na de la ave­ni­da Broad­way y la Sép­ti­ma Ave­ni­da. Su nom­bre pro­vie­ne de uno de los pe­rió­di­cos más pres­ti­gio­sos del mun­do, “The New York Ti­mes”, que an­tes es­ta­ba en los edi­fi­cios de One Ti­mes Squa­re.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.