TU MEN­TE, TU AC­TI­TUD

Oh! Magazine - - Editorial - CAR­MELSY CON­FE­SOR EDI­TO­RA DE LA REVISTA @car­melsyc

Cuan­do es­cu­cha­ba ha­blar del “po­der de la atrac­ción”, era co­mo si se tra­ta­se de una his­to­ria de uto­pía que – en ese mo­men­to de “ce­gue­ra men­tal”- asu­mía se re­fe­ría a per­so­nas ex­tre­ma­da­men­te po­si­ti­vas. Pues con el pa­so del tiem­po, las vi­ven­cias y con esos nú­me­ros au­men­tan­do a la de­re­cha, me he vuel­to “la ma­má del po­der de la men­te”. Y no me de­cla­ro el en­te más po­si­ti­vo- me si­guen lle­gan­do mis días me­nos op­ti­mis­tas que otros- pe­ro he prac­ti­ca­do con fu­ror el po­der de nues­tra men­te por en­ci­ma de cual­quier si­tua­ción. ¿Exa­ge­ra­do? No. Y eso me hi­zo re­cor­dar ha­ce unos días, cuan­do mi ma­dre mo­ría de mie­do por el re­sul­ta­do de una biop­sia. En ple­na reunión fa­mi­liar en el pa­tio de mi ca­sa ma­ter­na, Clau­dio (mi es­po­so y ci­ru­jano) le enun­ció aquel dis­cur­so que me hi­zo en­ten­der que so­mos lo que pen­sa­mos. Él le di­jo que no hay un es­tu­dio cien­tí­fi­co que lo cer­ti­fi­que del to­do, pe­ro en­tre los pa­cien­tes que ope­ra, siem­pre re­sul­tan sa­nan­do y sa­lien­do sin di­fi­cul­ta­des aque­llos que van a con­sul­ta con una men­te po­si­ti­va. Sí, esos que lle­gan pen­san­do que van a sa­nar y que to­do va a sa­lir bien. Ma­mi, una mu­jer cre­yen­te, reac­cio­nó y, tras su en­can­ta­do­ra son­ri­sa lo asu­mió. Su re­sul­ta­do fue alen­ta­dor, gra­cias a Dios. Y fue una de las tan­tas lec­cio­nes que me deja la vi­da. Es cier­to que po­de­mos pen­sar que, aho­ra mis­mo, el mun­do se nos cae. Pe­ro de se­gu­ro, si asu­mi­mos una me­jor ac­ti­tud an­te la vi­da, nues­tro al­re­de­dor cam­bia­rá y nues­tro es­ta­do aními­co lo agra­de­ce­rá. De­ci­de ser fe­liz, ser real y creer que siem­pre, siem­pre ha­brá un me­jor ma­ña­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.