GE­NE­RA­CIÓN Y: ¿QUIÉ­NES SON LOS MI­LLE­NIALS?

Ritmo Platinum - - Modernidad -

Jó­ve­nes, cu­rio­sos y tec­no­ló­gi­cos, es­ta es la ge­ne­ra­ción que he­re­da­rá el pre­sen­te y mol­dea­rá el fu­tu­ro.

La ten­den­cia ha­cia lo ga­lác­ti­co sor­pren­de. La cien­cia fic­ción y la ca­rre­ra es­pa­cial ins­pi­ran en la de­co­ra­ción ac­tual un ai­re cós­mi­co y mo­derno. For­mas cur­vas y ae­ro­di­ná­mi­cas en pie­zas y ob­je­tos,

com­ple­men­tan los am­bien­tes, ha­cién­do­los sin­gu­la­res.

Es­te es­ti­lo sur­ge a me­dia­dos del si­glo XX, lue­go de que Ma­ri­net­ti fun­da­ra el mo­vi­mien­to fu­tu­ris­ta, en el que se de­fen­día que la tec­no­lo­gía po­día ser más her­mo­sa que el mis­mo ar­te. Una co­rrien­te que te­nía co­mo prin­ci­pios la ve­lo­ci­dad y los ins­tin­tos. Lo que pa­re­ció por mu­chos años un ac­to re­bel­de en con­tra de las ma­ni­fes­ta­cio­nes ar­tís­ti­cas, pa­só a con­ver­tir­se en ten­den­cia y a ocu­par las pá­gi­nas de los prin­ci­pa­les ca­tá­lo­gos de las tien­das más mo­der­nas de de­co­ra­ción de to­do el mun­do.

Hoy en día, los gran­des di­se­ña­do­res de in­te­rio­res se han en­fo­ca­do en re­crear es­pa­cios que ge­ne­ren li­ber­tad y trans­por­ten a un mun­do to­tal­men­te digital.

Es­te ti­po de de­co­ra­ción in­clu­ye elec­tro­do­més­ti­cos de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, mue­bles van­guar­dis­tas y ob­je­tos ar­tís­ti­cos. Se tra­ta de un es­ti­lo que pro­po­ne el uso de nue­vos ma­te­ria­les, el uso de los co­lo­res blan­co, ne­gro, gris, mo­ra­do y ver­de, y, por su­pues­to, di­se­ños que se in­cli­nan por las for­mas geo­mé­tri­cas que con­ju­gan el es­ti­lo con la tec­no­lo­gía. Los ma­te­ria­les más usa­dos en es­te es­ti­lo son el ace­ro, alu­mi­nio; plás­ti­cos co­mo me­ta­cri­la­to y po­li­car­bo­na­to, to­dos pa­ra crear pie­zas de de­co­ra­ción que am­bien­ten los es­pa­cios.

El tra­ba­jo de es­ta ten­den­cia se ba­sa en me­jo­rar el uso del es­pa­cio a tra­vés de la frag­men­ta­ción de vo­lú­me­nes, el uso de lí­neas

co­mo ele­men­to cen­tral, mue­bles y di­se­ños er­go­nó­mi­cos. Ade­más de es­tos usos, el fu­tu­ris­mo rom­pe con los es­que­mas tra­di­cio­na­les y se atre­ve a eli­mi­nar to­do con­cep­to clá­si­co que qui­zás se en­cuen­tre en la ma­yo­ría de los ho­ga­res. El mi­ni­ma­lis­mo tam­bién se aso­cia di­rec­ta­men­te con es­ta ten­den­cia, pues se pres­cin­de de los or­na­men­tos y se pre­fie­ren los es­pa­cios to­tal­men­te lim­pios. La am­bien­ta­ción de los in­te­rio­res de­co­ra­dos en el es­ti­lo fu­tu­ris­ta re­cuer­dan el in­te­rior de las na­ves es­pa­cia­les, con su­per­fi­cies me­ta­li­za­das y mu­cho cris­tal, ma­te­ria­les plás­ti­cos y otros ele­men­tos de­co­ra­ti­vos que te ayu­da­ran a vi­vir en la era ga­lác­ti­ca que al­gu­na vez has ima­gi­na­do.

Es im­por­tan­te que se re­cuer­de que el es­ti­lo fu­tu­ris­ta sa­be ser ele­gan­te, pues com­bi­na per­fec­ta­men­te lo sim­ple con lo ar­mó­ni­co y be­llo. Los ac­ce­so­rios son mí­ni­mos en es­ta ten­den­cia; el fu­tu­ris­mo nun­ca pre­sen­ta­rá un es­pa­cio car­ga­do. La ilu­mi­na­ción es otro pun­to im­por­tan­te. La tan afa­ma­da ilu­mi­na­ción led se ha­ce pre­sen­te con sus to­nos azu­les, mo­ra­dos y ro­jos pa­ra lle­nar de co­lor y lo­grar el es­ti­lo del fu­tu­ro al ex­te­rior, mien­tras que el blan­co le da cla­ri­dad a los es­pa­cios in­te­rio­res.

Lo fu­tu­ris­ta exis­te pa­ra cual­quier es­pa­cio o lu­gar; des­de las ofi­ci­nas has­ta los ca­rros pue­den adop­tar es­ta ten­den­cia; so­lo se de­be ha­cer uso de ar­te­fac­tos eléc­tri­cos co­mo tea­tros en ca­sa, DVD, te­le­vi­so­res de pan­ta­lla pla­na, por­ta­rre­tra­tos di­gi­ta­les, gad­gets de to­do ti­po, elec­tro­do­més­ti­cos in­te­li­gen­tes, en­tre otros. La tec­no­lo­gía ha­ce que ca­da es­pa­cio de es­tos ho­ga­res sea real­men­te am­bien­tes mul­ti­fun­cio­na­les, mo­der­nos y, por su­pues­to, muy crea­ti­vos y di­fe­ren­tes a lo que ya se co­no­ce co­mo de­co­ra­ción mo­der­na. RP

La irra­cio­na­li­dad, la ve­lo­ci­dad y los ins­tin­tos son pre­mi­sa; en ella se frag­men­tan los vo­lú­me­nes y las lí­neas co­mo prin­ci­pal ob­je­ti­vo de la de­co­ra­ción

fu­tu­ris­ta.

La de­co­ra­ción ga­lác­ti­ca hoy en día se con­vier­te en una de las prin­ci­pa­les ten­den­cias de los más re­co­no­ci­dos ar­qui­tec­tos y di­se­ña­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.