Paí­ses ca­si fue­ra de la red y paí­ses des­co­nec­ta­dos

Ritmo Platinum - - Tecnología -

No to­dos dis­fru­tan de la tec­no­lo­gía

ivir en paí­ses co­mo el nues­tro, sub­de­sa­rro­lla­do pe­ro con cier­to ni­vel de co­nec­ti­vi­dad, nos ale­ja de la reali­dad que en­fren­tan di­ver­sos paí­ses al­re­de­dor del mun­do. ¿Cuál reali­dad? La nu­li­dad ca­si por com­ple­to, cuan­do de co­mu­ni­ca­cio­nes se tra­ta. A pe­sar de que más de tres mil dos­cien­tos mi­llo­nes de per­so­nas en el mun­do es­tán co­nec­ta­das a in­ter­net, hay paí­ses en los que ca­si el to­tal de su po­bla­ción es­tá des­co­nec­ta­da.

En una re­cien­te vi­si­ta a La Ha­ba­na, Cu­ba, es­ta si­tua­ción pu­do ser pal­pa­da des­de muy cer­ca. Allí, la “ban­da an­cha” no exis­te. Cier­tos ho­te­les ofre­cen el ser­vi­cio, o bien es­tá la op­ción de ad­qui­rir una tar­je­ta náu­ti­ca que per­mi­te dos ho­ras de na­ve­ga­ción co­lo­cán­do­se en un pun­to muy es­pe­cí­fi­co. Es­ta con­di­ción co­lo­ca a los cu­ba­nos en si­tua­ción de “des­co­nec­ta­dos”.

VEn otros paí­ses el ac­ce­so a una co­ne­xión más sen­ci­lla (ha­bla­mos de los ser­vi­cios de lla­ma­das te­le­fó­ni­cas tra­di­cio­na­les) en la ma­yo­ría de las lo­ca­li­da­des es ca­si im­pen­sa­ble. Es un plan­tea­mien­to difícil de creer, cuan­do ve­mos que el ac­ce­so a in­ter­net es­tá ca­si sa­tu­ra­do en los paí­ses desa­rro­lla­dos, pe­ro es real. La red so­lo es­tá al al­can­ce de trein­ta y cin­co por cien­to de los paí­ses en vía de desa­rro­llo. De acuer­do con el in­for­me pu­bli­ca­do por la Unión In­ter­na­cio­nal de Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, en 48 de las na­cio­nes en sub­de­sa­rro­llo con ac­ce­so a la red, so­lo el 10 por cien­to de sus ha­bi­tan­tes dis­fru­ta de la co­nec­ti­vi­dad. El fac­tor eco­nó­mi­co es in­flu­yen­te en re­la­ción a la des­co­ne­xión de mu­chos ho­ga­res, su­ma­do a la via­bi­li­dad de acuer­do a la zo­na de re­si­den­cia. Es­ta si­tua­ción deja cla­ro que los be­ne­fi­cios de la re­vo­lu­ción digital se per­ci­ben muy es­ca­sa­men­te en los paí­ses con ba­jos sa­la­rios, y que quie­nes se edu­can en paí­ses con di­chas con­di­cio­nes se en­cuen­tran le­jos de ser to­ma­dos en cuen­ta pa­ra las nue­vas opor­tu­ni­da­des de em­pleo que re­quie­ren un al­to co­no­ci­mien­to tec­no­ló­gi­co.

Ca­si fue­ra de la red

Una de las zo­nas con ma­yor di­fi­cul­tad de co­ne­xión es Áfri­ca sub­saha­ria­na.

A pe­sar de que la ad­qui­si­ción de mó­vi­les ha evo­lu­cio­na­do rá­pi­da­men­te, no ha pa­sa­do lo mis­mo con el ac­ce­so a in­ter­net. Con 170 mi­llo­nes de usua­rios, la pe­ne­tra­ción de in­ter­net en Áfri­ca es del 18%, sen­si­ble­men­te me­nor al pro­me­dio glo­bal, del 40%. Po­co más de una de ca­da diez vi­vien­das es­tá co­nec­ta­da a la red, con co­ne­xión a in­ter­net dis­po­ni­ble a me­nos del dos por cien­to de la po­bla­ción. Con­ti­nuan­do en Áfri­ca, Etio­pía mues­tra que só­lo un 2.9% de los ha­bi­tan­tes tie­ne ac­ce­so a in­ter­net. En un ran­go de 2.5% es­tán Chad y Sie­rra Leona con so­lo un 2.1% de la po­bla­ción que se man­tie­ne al tan­to de la tec­no­lo­gía. En un do­cu­men­to pu­bli­ca­do por la agen­cia de mar­ke­ting We Are So­cial, se es­ta­ble­ce que so­lo 7,200 per­so­nas tie­nen ac­ce­so a in­ter­net en Co­rea del Nor­te, lo que re­pre­sen­ta un 0.03% de sus ha­bi­tan­tes. Es­ta con­di­ción res­pon­de a con­tro­les im­pues­tos por el go­bierno. Re­sul­ta cu­rio­so que es­te país cuen­te con una red crea­da a la me­di­da del ré­gi­men lla­ma­da “Kwangm­yong”, re­ser­va­da pa­ra éli­tes es­pe­cí­fi­cas, ade­más una ver­sión pro­pia de Fa­ce­book, que bá­si­ca­men­te fun­cio­na pa­ra fe­li­ci­tar. De igual for­ma, den­tro de los paí­ses ca­si fue­ra de la red, con ac­ce­so más li­mi­ta­do a in­ter­net es­tán: Ara­bia Sau­di­ta, Bir­ma­nia, Irán, Uz­be­kis­tán, Si­ria, Turk­me­nis­tán y Viet­nam. Con un por­cen­ta­je res­pec­ti­va­men­te de 2%, 1.70%, 1.6%, 1.40% y 1%, se si­túan: Ni­ge­ria, Guinea, So­ma­lia, Bu­run­di y Eri­trea. RP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.