He­ren­cia ronera

Ritmo Platinum - - Destilados -

In­trín­se­ca­men­te do­mi­ni­cano, el ron es uno de los pro­duc­tos de ex­por­ta­ción que le han apor­ta­do

a la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na fa­ma in­ter­na­cio­nal y pres­ti­gio en el mer­ca­do de los des­ti­la­do.

na de las prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas del ron do­mi­ni­cano es su gran en­fo­que en la sua­vi­dad del des­ti­la­do. Gra­cias a un pro­ce­so na­tu­ral de des­ti­la­do y en­ve­je­ci­mien­to que cul­mi­na en ba­rri­cas de ro­ble blan­co ame­ri­cano, el pro­duc­to es un ron úni­co en el mun­do.

Otra pe­cu­lia­ri­dad es la lon­ge­vi­dad de las em­pre­sas pro­duc­to­ras, al­gu­nas con más de un si­glo de exis­ten­cia en el mer­ca­do do­mi­ni­cano y con dé­ca­das de ex­pe­rien­cia en la ex­por­ta­ción de al­gu­nos de los me­jo­res pro­duc­tos do­mi­ni­ca­nos, sir­vién­do­se de un fuer­te le­ga­do fa­mi­liar den­tro de ca­da una de es­tas em­pre­sas pa­ra ase­gu­rar la con­ti­nui­dad y ca­li­dad de los pro­duc­tos.

Es­ta he­ren­cia es un le­ga­do no so­lo de las fa­mi­lias pro­duc­to­ras del ron do­mi­ni­cano, sino tam­bién de la na­ción que es el pri­mer mer­ca­do con­su­mi­dor y cu­ya ban­de­ra se ha pues­to en al­to al­re­de­dor del mun­do.

Si­bo­ney es el nom­bre y mar­ca de una va­rie­dad de ro­nes de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na pro­du­ci­do por las bo­de­gas Co­chón-Cal­vo y que se ori­gi­na­ron en 1920. Los ro­nes se en­ve­je­cen en ba­rri­cas de ro­ble blan­co que pre­via­men­te fue­ron uti­li­za­das pa­ra el añe­ja­mien­to de bour­bon. El tiem­po mí­ni­mo de es­te pro­ce­so es de14 me­ses. Al­gu­nas de las mar­cas pro­du­ci­das por Si­bo­ney son Si­bo­ney no. 34, Do­ra­do Su­pe­rior, Blan­co Se­lec­to, Añe­jo y Re­ser­va Especial. En­tre sus ga­lar­do­nes, los ro­nes Blan­co y Do­ra­do ga­na­ron me­da­llas de bron­ce en el San Fran­cis­co World Spi­rits Com­pe­ti­tion. Bar­ce­ló y Co. fue fun­dan­do por Ju­lián Bar­ce­ló en 1929, cuan­do emi­gró de Es­pa­ña a sus 25 años con el sue­ño de ela­bo­rar el me­jor ron del mun­do. Pron­to se ini­cia la pro­duc­ción de sus pri­me­ros ro­nes, pro­mo­cio­na­dos por to­do el país. Des­pués de ex­pe­ri­men­tar con di­fe­ren­tes mar­cas en el mer­ca­do lo­cal, al­re­de­dor de 1950 se lan­zan las mar­cas Bar­ce­ló Blan­co y Do­ra­do, que tu­vie­ron gran aco­gi­da.

En 1974, la di­rec­ción del ne­go­cio pa­sa Mi­guel Bar­ce­ló, so­brino de don Ju­lián y seis años des­pués se in­tro­du­ce al mer­ca­do Ron Bar­ce­ló Im­pe­rial, in­sig­nia de los des­ti­la­dos do­mi­ni­ca­nos. En la dé­ca­da de 1990, Bar­ce­ló bus­ca la ex­pan­sión de su mar­ca: se aso­cia con un gru­po de em­pre­sa­rios es­pa­ño­les de lar­ga tra­di­ción en la pro­duc­ción y dis­tri­bu­ción de vi­nos y des­ti­la­dos. Pa­ra el año 2006, Bar­ce­ló con­ta­ba con una pre­sen­cia en más de 25 mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les y se ini­cia los re­di­se­ños de las bo­te­llas de Ron Bar­ce­ló Im­pe­rial, Gran Añe­jo y Añe­jo.

Hoy en día, Ron Bar­ce­ló cuen­ta con pre­sen­cia en más de 50 paí­ses y se en­cuen­tra po­si­cio­na­do co­mo la cuar­ta mar­ca ex­por­ta­do­ra de ron en el mun­do. La em­pre­sa se ri­ge por las nor­mas del ron do­mi­ni­cano, ga­ran­ti­zan­do el cum­pli­mien­to de la de­no­mi­na­ción del ron. Pa­ra el cum­pli­mien­to de es­ta nor­ma, los pro­duc­to­res de­ben co­se­char la ca­ña de azú­car, fer­men­tar, des­ti­lar y en­ve­je­cer el al­cohol en ba­rri­cas de ro­ble por un mí­ni­mo de un año en el te­rri­to­rio de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.