Una mu­jer ex­cep­cio­nal...

Ritmo Platinum - - Personal Style - Di­rec­to­ra de Re­vis­tas y Co­mu­ni­ca­cio­nes

" So­lo hay dos ti­pos de mu­je­res: las que quie­ren el po­der en el mun­do y aque­llas que quie­ren el po­der en la ca­ma". -Jac­que­li­ne Ken­nedy

Es­cri­bir so­bre es­te icono me­diá­ti­co del si­glo XX, la mu­jer más ce­le­bra­da y uno de los es­ti­los más imi­ta­dos, co­mo es el ca­so de nues­tra pro­ta­go­nis­ta Jac­que­li­ne Ken­nedy, es una de las ta­reas más fas­ci­nan­tes, mis­te­rio­sas y lle­nas de curiosidades, por lo im­pre­sio­nan­te e ines­pe­ra­dos que trans­cu­rrie­ron to­dos los su­ce­sos en su vi­da. Jac­que­li­ne Bou­vier na­ció en el seno de una fa­mi­lia aco­mo­da­da un 28 de ju­lio de

1929, cu­yos pa­dres John Bou­vier y Ja­net Lee Bou­vier, tu­vie­ron un ma­tri­mo­nio muy ator­men­ta­do. La ma­dre se se­pa­ra y se ca­sa en se­gun­das nup­cias con Hugh Au­chin­closs, abo­ga­do per­te­ne­cien­te a una muy repu­tada fa­mi­lia, lo cual per­mi­tió que Jackie y su her­ma­na Lee tu­vie­ran y dis­fru­ta­ran aún más, de co­le­gios y va­ca­cio­nes inol­vi­da­bles, ha­bla­sen más de tres idio­mas y fre­cuen­ta­sen las fies­tas de so­cie­dad más im­por­tan­tes pa­ra jo­ven­ci­tas de esos tiem­pos. Jac­que­li­ne era una jo­ven be­lla y ele­gan­te que hi­zo su de­but en so­cie­dad en 1947. Ella es­tu­dió en Vas­sar College don­de dio cá­te­dras de dis­ci­pli­na y de ta­len­to, y dos años des­pués se fue a Pa­rís don­de es­tu­dió en un pro­gra­ma pa­tro­ci­na­do por Smith College, don­de se es­pe­cia­li­zó en Be­llas Ar­tes y Cul­tu­ra fran­ce­sa. A su regreso, ya vi­vien­do en Was­hing­ton, se gra­dúa en Was­hing­ton Uni­ver­sity, don­de lue­go, al po­co tiem­po, con­si­gue un tra­ba­jo en el Was­hing­ton Ti­mes-He­rald co­mo fo­tó­gra­fa. Pre­ci­sa­men­te, en una en­tre­vis­ta pa­ra ese dia­rio, co­no­ce a un jo­ven senador por el es­ta­do de Mas­sa­chu­setts, lla­ma­do John Fitz­ge­rald Ken­nedy, aspirante por el Par­ti­do De­mó­cra­ta a ser presidente de los Es­ta­dos Uni­dos de Nor­tea­mé­ri­ca, y el res­to es ya his­to­ria... Esta edi­ción va lle­na de de­ta­lles, co­mo sus ini­cios, sus ri­va­les Ma­rilyn Mon­roe y más tar­de Ma­ría Ca­llas, su ma­tri­mo­nio con John F. Ken­nedy, sus hi­jos, su le­ga­do, su de­ci­sión de ca­sar­se con Aris­tó­te­les Onas­sis, con quien ha­cien­do per­fec­ta alu­sión a una frase muy uti­li­za­da por ella, que de­cía: "La pri­me­ra vez, te ca­sas por amor, la se­cun­da por di­ne­ro y la ter­ce­ra por com­pa­ñía". Su ter­cer com­pa­ñe­ro fue su re­man­so de paz, Mau­ri­ce Tem­pels­man, hom­bre dis­cre­to y acau­da­la­do, que la cui­dó y ado­ró has­ta sus úl­ti­mos días.

¡Dis­frú­ten­la!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.