La con­tro­ver­sial ban­da de oro

Dos ban­das de oro, dos sig­ni­fi­ca­dos com­ple­ta­men­te dis­tin­tos.

Ritmo Platinum - - Personal Style - tex­to Aman­da Pi­zano fo­tos Fuen­te externa

Uno de los úl­ti­mos actos de la bre­ve re­la­ción en­tre Dodi Al-Fayed y la prin­ce­sa Dia­na fue la compra de un anillo: una ban­da de oro y dia­man­tes, que mu­chos afir­man mos­tra­ba su com­pro­mi­so de matrimonio.

Dia­na te­nía un anillo pues­to cuan­do fa­lle­ció, tam­bién com­pra­do por Dodi de la ca­sa Bul­ga­ri por al­re­de­dor de tres mil dó­la­res.

El ma­yor­do­mo de Dia­na, Paul Bu­rrell, afir­mó que la prin­ce­sa le ha­bía co­men­ta­do del re­ga­lo dos días an­tes del ac­ci­den­te que to­mó su vi­da, pe­ro que ha­bía en­ten­di­do que el anillo era un re­ga­lo de su enamo­rado, no un anillo de com­pro­mi­so. El mis­mo Bu­rrell cuen­ta en su li­bro The Way We We­re que le fue en­tre­ga­do el anillo en la sa­la donde se man­tu­vo el cuer­po de la prin­ce­sa an­tes de tras­la­dar­le de Pa­rís a Lon­dres. El anillo fue in­clui­do en el in­ven­ta­rio de las po­se­sio­nes que la prin­ce­sa te­nía en su per­so­na, rea­li­za­do por la policía fran­ce­sa el 31 de agos­to de 1997, tras el ac­ci­den­te en el Pont de l’Al­ma. El in­ven­ta­rio in­cluía, ade­más, 14 ar­te­fac­tos adi­cio­na­les, in­clu­yen­do un par de za­pa­tos Ver­sa­ce si­ze 40, una co­rrea Ralph Lau­ren, un te­lé­fono mó­vil Mo­to­ro­la, un re­loj de oro Jae­ger-Le­co­ul­tre, un bra­za­le­te de perlas y dia­man­tes de Bul­ga­ri y el afa­ma­do anillo.

Bu­rrell afir­ma que en la con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca, 48 ho­ras an­tes de su par­ti­da, la prin­ce­sa se ha­bía mos­tra­do ner­vio­sa y bus­ca­ba el con­se­jo de su vie­jo ami­go. Se­gún Bu­rrell, Dia­na sos­pe­cha­ba que Dodi le te­nía un anillo de com­pro­mi­so. Bu­rrell le re­co­men­dó po­ner el anillo en su cuarto de­do de la mano de­re­cha pa­ra que se le­ye­ra como un anillo de amis­tad y no de com­pro­mi­so, re­co­men­da­ción que Bu­rrell di­ce la prin­ce­sa si­guió.

Pe­ro es­te no es el úni­co anillo re­le­van­te a la his­to­ria. Si los ru­mo­res y Moha­med Al-Fayed pue­den ser creí­dos, Dodi com­pró un anillo de com­pro­mi­so que cos­tó al­re­de­dor de £130,000 li­bras del jo­ye­ro ita­liano Al­ber­to Re­pos­si cuan­do la pa­re­ja se en­con­tra­ba en la Ri­vie­ra Fran­ce­sa.

Re­pos­si con­fir­mó –en en­tre­vis­tas– ha­ber rea­li­za­do la ven­ta, re­la­tan­do que la pa­re­ja ha­bía ido a vi­si­tar­le, que se veían su­ma­men­te enamo­ra­dos y que am­bos es­ta­ban de acuer­do en que com­pra­ban un anillo de com­pro­mi­so.

Dia­na no vi­vió pa­ra po­ner­se es­te cos­to­so re­ga­lo, de ha­ber si­do real­men­te una mues­tra de su gran pa­sión.

Moha­med Al-Fayed afir­ma tam­bién que la pa­re­ja anun­cia­ría su com­pro­mi­so la pri­me­ra se­ma­na de sep­tiem­bre, pe­ro son mu­chos los que in­sis­ten que AlFa­yed so­bre­es­ti­mó la re­la­ción en­tre Dia­na y Dodi, que es­ta, es­pe­cial­men­te, so­lo bus­ca­ba un ve­rano de di­ver­sión a ex­pen­sas de otros, mien­tras in­ten­ta­ba po­ner ce­lo­so a Has­nat Khan, y que Dodi, con su afa­ma­da ge­ne­ro­si­dad y gus­to por la di­ver­sión, era el can­di­da­to per­fec­to pa­ra es­tos fi­nes, ra­zón por la cual Dia­na per­mi­tió que la re­la­ción fue­ra tan am­plia­men­te pu­bli­ca­da en los me­dios. La tris­te reali­dad es que las dos per­so­nas que sabían el ver­da­de­ro sig­ni­fi­ca­do del anillo, fa­lle­cie­ron en el Pont de l'Al­ma. RP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.