JO­SÉ MA­RÍA PASQUÍN

“EL EQUI­PO HU­MANO QUE TRA­BA­JA AQUÍ HA SA­BI­DO EN­TEN­DER LA MAR­CA Y TRANS­MI­TIR SU ESEN­CIA A LOS CLIEN­TES”.

Ritmo Social - - Sumario. Entrevistas - Tex­to Ri­car­do Pi­char­do Vi­ñas fo­tos To­más Pa­re­des

COUNTRY MA­NA­GER DE LAS TIEN­DAS HACKETT LON­DON PARA ES­PA­ÑA, POR­TU­GAL Y LA­TI­NOA­MÉ­RI­CA, NOS CUEN­TA DE­TA­LLES SO­BRE EL ADN DE ES­TA EX­CLU­SI­VA MAR­CA.

Hackett Lon­don pre­ten­de ves­tir al “gentle­man” de pies a ca­be­za para to­dos los es­ce­na­rios en los que se desen­vuel­ve”, de es­ta ma­ne­ra es­cue­ta, pe­ro con­tun­den­te, de­fi­ne la mar­ca Jo­sé Ma­ría Pasquín, quien con su car­go de country ma­na­ger, es res­pon­sa­ble de to­das las tien­das en Es­pa­ña, Por­tu­gal y La­ti­noa­mé­ri­ca, un tra­ba­jo al que le ha de­di­ca­do do­ce años ha­cién­do­lo con en­tre­ga y mu­cha pa­sión. So­bre sus hom­bros es­tá el de­sa­rro­llo co­mer­cial que com­pren­de: abrir y desa­rro­llar nue­vos mercados, man­te­ner la re­la­ción con los clien­tes, brin­dar­les ase­so­ría y que siem­pre en­cuen­tren lo que bus­can. En su más re­cien­te vi­si­ta al país es­tu­vo cum­plien­do una de sus res­pon­sa­bi­li­da­des, dan­do un ser­vi­cio ex­clu­si­vo y per­so­na­li­za­do a los asi­duos clien­tes de la tien­da ubi­ca­da en el ter­cer ni­vel del cen­tro co­mer­cial Blue­mall.

¿CÓ­MO ES LA PER­SO­NA­LI­DAD DEL HOM­BRE QUE USA LA MAR­CA?

Es una per­so­na que le gus­ta ves­tir bien. Uti­li­za­mos ma­te­ria­les y te­ji­dos de ca­li­dad. Es al­guien que tie­ne esa sen­si­bi­li­dad para ves­tir con ma­te­rias pri­mas bue­nas, con un es­ti­lo ele­gan­te, quie­re vi­vir ac­tua­li­za­do con ese to­que bri­tá­ni­co tan pe­cu­liar.

¿CUÁ­LES HAN SI­DO LAS ES­TRA­TE­GIAS QUE HAN MA­NE­JA­DO PARA MAN­TE­NER­SE EN EL SITIAL DON­DE SE EN­CUEN­TRAN?

Una mar­ca tie­ne que te­ner per­so­na­li­dad y re­pre­sen­tar una for­ma de vi­da. En el mo­men­to en que re­pre­sen­tas eso y te iden­ti­fi­can de es­ta ma­ne­ra por el pro­duc­to que ofre­ces en cuan­to a ca­li­dad, si vas ac­tua­li­zan­do se­gún lo que in­di­ca el mer­ca­do, se­gún co­mo va la mo­da, ló­gi­ca­men­te es lo que per­mi­te man­te­ner­te y fi­de­li­zar, que al fi­nal la cla­ve es fi­de­li­zar a la clien­te­la. Que ellos en­cuen­tren lo que bus­can, que le sor­pren­da­mos y que po­da­mos so­lu­cio­nar sus ne­ce­si­da­des para cual­quier mo­men­to im­por­tan­te de sus vi­das.

¿HAN CON­TEM­PLA­DO A COR­TO O ME­DIANO PLA­ZO LA PO­SI­BI­LI­DAD DE LAN­ZAR UNA LÍ­NEA FE­ME­NI­NA?

Ha­ce­mos ni­ños y hom­bres, to­do mas­cu­lino. Nues­tra mar­ca se iden­ti­fi­ca mu­cho con el hom­bre. Para ha­cer una lí­nea de mu­jer, hay que in­ver­tir en ha­cer­lo bien. No po­dría­mos crear una lí­nea para las da­mas que fue­ra un apén­di­ce de lo que es­ta­mos ha­cien­do aho­ra. Yo creo que para ha­cer es­to hay que te­ner una fuer­te in­ver­sión en di­se­ño y creatividad, que tu­vie­ra su pro­pia per­so­na­li­dad. Si al­gún día no hay po­si­bi­li­dad de cre­cer en nues­tro mer­ca­do po­ten­cial, en­ton­ces ha­bría que plan­teár­se­lo, pe­ro has­ta en­ton­ces pien­so que hay que po­ner to­dos los es­fuer­zos en desa­rro­llar lo que sa­be­mos ha­cer. El que mu­cho abar­ca, po­co aprie­ta. Si nos de­ci­dié­ra­mos a lan­zar una lí­nea de mu­jer, por su­pues­to que ven­de­ría­mos, pe­ro no es lo nues­tro por el mo­men­to.

¿PIEN­SA USTED QUE SE HA MAN­TE­NI­DO LA FI­LO­SO­FÍA CON LA QUE SE CREÓ LA MAR­CA?

He­mos cre­ci­do pe­ro la esen­cia la he­mos cum­pli­do. Si me hu­bie­ses pre­gun­ta­do hace 10 años que es Hackett Lon­don, te res­pon­de­ría igual que el día de hoy. Hackett lo que pre­ten­de ser lo ha si­do siem­pre. Ten­go do­ce años tra­ba­jan­do para la mar­ca. Ini­cié el de­sa­rro­llo de la mar­ca pri­me­ro para Es­pa­ña, lue­go para Por­tu­gal y lue­go para La­ti­noa­mé­ri­ca. ¿CUÁ­LES SA­TIS­FAC­CIO­NES LE HA DA­DO ES­TA CA­RRE­RA DEN­TRO DE LA MAR­CA?

To­das. To­dos que­re­mos tra­ba­jar en al­go que nos gus­ta, to­dos que­re­mos sen­tir que lo que he­mos ini­cia­do se ha con­ver­ti­do en reali­da­des y pro­yec­tos para los de­más. Al fi­nal, una tra­yec­to­ria po­si­ti­va siem­pre te lle­na. Yo he ini­cia­do des­de ce­ro y en es­te mo­men­to es­ta­mos fac­tu­ran­do muy bien, un gran por­cen­ta­je de la fac­tu­ra­ción to­tal.

¿CÓ­MO PO­DRÍA VA­LO­RAR LA ACEP­TA­CIÓN DE LA MAR­CA EN EL PAÍS?

La tien­da tie­ne unos cin­cos años en el país. Yo ten­go va­rios años tra­ba­jan­do con la mar­ca, a tra­vés de Pi­ru­le­ta que ini­ció com­pran­do la ro­pa de ni­ño y lue­go la re­la­ción de la fa­mi­lia Co­rri­pio con no­so­tros fue evo­lu­cio­nan­do y ellos fue­ron de nues­tras pri­me­ras fran­qui­cias por­que cre­ye­ron en no­so­tros. Te­ne­mos muy bue­na re­la­ción pro­fe­sio­nal y jun­tos lo he­mos he­cho po­si­ble. Des­de el pri­mer mo­men­to ha te­ni­do una ex­ce­len­te acep­ta­ción.

¿CÓ­MO EQUI­LI­BRAR LA VI­DA FA­MI­LIAR Y PER­SO­NAL CON LAS EXI­GEN­TES LA­BO­RES QUE USTED DESEM­PE­ÑA?

Para ha­cer bien tu tra­ba­jo tie­nes que es­tar bien tú. Hay mo­men­tos de es­trés y mo­men­tos du­ros. Te­ne­mos que cum­plir con los pre­su­pues­tos, te­ne­mos ob­je­ti­vos que cum­plir y hay al­ti­ba­jos, en es­tos do­ce años he pa­sa­do de to­do. Al fi­nal, lo im­por­tan­te es que lo que ha­gas te gus­te. Que tu vi­da per­so­nal es­te equi­li­bra­da.

“UNA MAR­CA TIE­NE QUE TE­NER PER­SO­NA­LI­DAD Y RE­PRE­SEN­TAR UNA FOR­MA DE VI­DA”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.