NATHAN BENFRECH

EN SU PA­SO POR RE­PÚ­BLI­CA DO­MI­NI­CA­NA, EL EM­BA­JA­DOR PA­RA LA­TI­NOA­MÉ­RI­CA DEL GRU­PO EM­PRE­SA­RIAL MOËT HENNESSY LOUIS VUIT­TON, COM­PAR­TE AL­GU­NOS AS­PEC­TOS SO­BRE SU LA­BOR EN ES­TA FIR­MA, Y SU IN­TRO­DUC­CIÓN A MO­DO PER­SO­NAL EN LA IN­DUS­TRIA.

Ritmo Social - - Sumario.entrevistas - entrevista May­ra Pé­rez Cas­ti­llo fotos Sil­ve­rio Vidal y fuen­te ex­ter­na

EM­BA­JA­DOR PA­RA LA­TI­NOA­MÉ­RI­CA DEL GRU­PO EM­PRE­SA­RIAL MOËT HENNESSY LOUIS VUIT­TON, COM­PAR­TE

SUS EX­PE­RIEN­CIAS CON NO­SO­TROS.

S“DES­PUÉS DE 2 AÑOS, TO­DA­VÍA ES EL PRIN­CI­PIO PA­RA MÍ, PE­RO EL GRU­PO LVMH ME AYU­DA MU­CHO A CRE­CER PRO­FE­SIO­NAL­MEN­TE Y PER­SO­NAL­MEN­TE”.

i fue­ra una be­bi­da, él se­ría un cham­pán: di­ná­mi­co en cuan­to a sus in­de­te­ni­bles bur­bu­jas y efí­me­ro a la vez… no lo di­go yo, es una de las res­pues­tas de Nathan Benfrech, em­ba­ja­dor de las mar­cas de Moët Hennessy Louis Vuit­ton (LVMH), durante la entrevista que nos ce­dió mi­nu­tos an­tes de su re­gre­so a la is­la fran­ce­sa Mar­ti­ni­ca, don­de es­tá ra­di­ca­do.

CON EL SA­BER VI­VIR CO­MO FI­LO­SO­FÍA DE VI­DA,

dis­fru­tar con sus ami­gos y ce­nar con su no­via, no hay du­das de que es el can­di­da­to per­fec­to pa­ra re­pre­sen­tar a los gus­tos si­ba­ri­tas. Su vi­da es eso. Aun­que tam­bién lo es, ofre­cer ca­tas y en­tre­na­mien­tos del gru­po em­pre­sa­rial al que per­te­ne­ce, pre­ci­sa­men­te fue la ra­zón por la que vino a Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na.

Ta­les gus­tos lo han en­ca­mi­na­do ha­cia lo que se ha con­ver­ti­do. Si se pre­gun­ta por qué, es­te re­su­men de su his­to­ria lo ex­pli­ca: Na­ció en Pa­rís y cre­ció en Car­cas­son­ne, una ciu­dad si­tua­da al sur de Fran­cia, en las cer­ca­nías de la fron­te­ra es­pa­ño­la. Aquí desa­rro­lló el gus­to por el vino y el buen vi­vir; durante va­rios ve­ra­nos siem­pre se iba con los ve­ci­nos de sus abue­los, que eran vi­ti­cul­to­res, a ellos ob­ser­va­ba pa­ra apren­der, lue­go tra­ba­jó en vi­ñas ha­cien­do co­se­chas.

“CUAN­DO TU­VE 15 AÑOS NOS MUDAMOS A LA CIU­DAD DE COGNAC,

don­de au­men­tó mu­cho más mi fas­ci­na­ción por el sa­voir vi­vre Fran­ces y el Cognac", cuen­ta. Sin em­bar­go, no fue es­to lo que es­tu­dió, su pro­fe­sión es Fi­nan­zas, aun­que más tar­de en­ten­dió que su mun­do eran los vi­nos y es­pi­ri­tuo­sas, pa­sión con la que pu­do vol­ver a co­nec­tar gra­cias a su per­fil de via­je­ro en de­sa­rro­llo de ne­go­cios que le dio la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar pa­ra LVMH co­mo em­ba­ja­dor de los cham­pa­ñes y es­pi­ri­tuo­sas pa­ra el Ca­ri­be y Amé­ri­ca La­ti­na.

SUS CA­RAC­TE­RÍS­TI­CAS FUE­RON IDEA­LES PA­RA LA VACANTE.

El di­rec­tor de la re­gión es­ta­ba bus­can­do a al­guien con ha­bi­li­da­des re­la­cio­na­les y de ge­ren­cia al mis­mo tiem­po, al­guien jo­ven que pu­die­ra en­fo­car­se en la par­te más pre­mium del por­ta­fo­lio, ca­paz de re­pre­sen­tar mar­cas de al­to ni­vel. Apli­có y des­pués de va­rias en­tre­vis­tas, la po­si­ción fue de él.

Con­fie­sa que: "Me apa­sio­na te­ner la suer­te de tra­ba­jar con tan­to paí­ses, y al mis­mo tiem­po des­cu­brir el mío; tan­to co­mo ex­plo­rar la di­ver­si­dad cul­tu­ral de los paí­ses del Ca­ri­be y en­ten­der las di­fe­ren­tes sen­si­bi­li­da­des".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.