Cha­be­la Es­tre­lla de Bi­so­nó

“LA VI­DA NO ES UN EN­SA­YO, SINO MÁS BIEN LA PUES­TA EN ES­CE­NA DE CA­DA UNA DE NUES­TRAS DE­CI­SIO­NES”.

Ritmo Social - - Persistente - entrevista Nat­ha­lie Her­nán­dez

De la abo­ga­cía a las ta­blas, así ha ido la vi­da de es­ta ta­len­to­sa mu­jer que, des­de siem­pre, ha en­con­tra­do en­can­to en el mun­do ar­tís­ti­co. Cha­be­la Es­tre­lla de Bi­so­nó es una per­so­na muy tí­mi­da (así se des­cri­be), sin em­bar­go, es due­ña de una gran vir­tud cuan­do de ac­tuar se tra­ta. Sus años de co­le­gio le fue­ron los idea­les para in­cur­sio­nar en el tea­tro, pe­ro fi­na­li­zan­do es­ta eta­pa de su vi­da, se con­cen­tra en sus es­tu­dios su­pe­rio­res, ca­rre­ra y fa­mi­lia, pe­ro el de­seo de aden­trar­se en el mun­do del ar­te per­ma­ne­ció in­tac­to, que­dán­do­le siem­pre el gus­to por can­tar en cual­quier oca­sión y ha­cien­do­se fan de los ka­rao­kes ca­se­ros.

TRANS­CU­RRÍAN LOS AÑOS SIN QUE LA ATRAC­CIÓN POR EL AR­TE MU­RIE­RA EN CHA­BE­LA. An­te es­ta per­sis­ten­cia, una ami­ga le su­gie­re ha­cer unos ta­lle­res de tea­tro mu­si­cal, de la mano del maes­tro Antonio Me­len­ciano, don­de que­dó aún más pren­da­da. Des­de en­ton­ces, ha en­car­na­do a va­rias fé­mi­nas en las ta­blas, sien­do la más ac­tual do­ña Aus­tra­lia, en el exi­to­so y elo­gia­do mu­si­cal “An­choí­tas”, pro­du­ci­do por Luis Mar­cell Ri­cart.

ES­TRE­LLA DE BI­SO­NÓ DES­CRI­BE A SU NUE­VO PER­SO­NA­JE CO­MO UNA MU­JER FUER­TE. “Aban­do­na­da por su es­po­so a su des­tino con un hi­jo pe­que­ño al que de­be sa­car ade­lan­te. Su úni­ca ra­zón de vi­vir, pe­ro al mis­mo tiem­po su ma­yor an­gus­tia. Eso la ha­ce su­pe­rar­se y ser una mu­jer exi­gen­te, que no cree en me­dio­cri­da­des, pe­ro sen­si­ble y com­pren­si­ble con sus em­plea­dos, pues ca­da uno tie­ne su his­to­ria de do­lor que con­tar. Aus­tra­lia es una mu­jer con vi­sión de ex­ce­len­cia. Que en­tien­de que no im­por­ta de dón­de ven­ga­mos... Ha­cia dón­de quie­ro ir y qué quie­ro lo­grar de­be ser mi pen­sar y ac­cio­nar en la vi­da, es lo que im­por­ta”. Aus­tra­lia y Cha­be­la com­par­ten su vi­sión res­pec­to a la fa­mi­lia y a la vi­da, con­si­de­ra­da por ellas co­mo lo pri­me­ro; am­bas gus­tan la éti­ca y la es­té­ti­ca, pe­ro so­bre to­do de la jus­ti­cia y la equi­dad.

ES­TE MU­SI­CAL, MÁS QUE CAM­BIAR AL­GO EN SU FOR­MA DE PEN­SAR Y VER LA VI­DA, re­afir­mó al­gu­nos de sus idea­les con la pues­ta en es­ce­na. “La vi­da apa­ren­ta ser una pa­ro­dia y la to­ma­mos a la li­ge­ra, sin dar­nos cuen­ta que no es un en­sa­yo, sino más bien la pues­ta en es­ce­na de ca­da una de nues­tras de­ci­sio­nes. Pre­fe­ri­mos ver y cul­par a lo ex­terno de lo que nos su­ce­de y nos cues­ta pa­rar­nos fren­te al es­pe­jo y ad­mi­tir que de­be­mos ha­cer cam­bios a lo in­terno para lo­grar ser me­jo­res per­so­nas”, afir­ma al res­pec­to.

"JOHNNY EL MU­SI­CAL", "7 Mu­je­res" y "Ra­dio Bem­ba" son otras de las obras en las que Cha­be­la Es­tre­lla de Bi­so­nó ha pres­ta­do su ta­len­to, pe­ro afir­ma que “de­fi­ni­ti­va­men­te has­ta aho­ra, en "An­choí­tas" me sien­to muy fe­liz y realizada. Me ha mos­tra­do que pue­do ha­cer co­sas si lo in­ten­to con pa­sión y dis­ci­pli­na”.

ES DU­RAN­TE LA PRE­SEN­TA­CIÓN DE "7 MU­JE­RES" que Cha­be­la re­ci­be la pro­pues­ta de ac­tuar en una obra ne­ta­men­te do­mi­ni­ca­na e inédita acer­ca de lo que su­ce­de un buen sá­ba­do en un sa­lón de be­lle­za, mez­cla­da con can­cio­nes de los 80 y 90. Y... no hu­bo más que ha­blar. Le en­can­tó y Cha­be­la es­ta­rá ac­tuan­do, bai­lan­do y can­ta­do jun­to a to­do el re­par­to de "An­choí­tas", es­ta no­che y en fun­cio­nes ex­tra del 19 al 21 de es­te mes en el Blue Room de Bluemall. Al­go que le dio mu­cho miedo, pe­ro la ilu­sio­nó de­ma­sia­do.

foto Ro­bert Já­quez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.