Philippa Craddock

LA FLORISTA DE LAS BO­DAS REALES

Ritmo Social - - P.s.it’sfancy - tex­to Pe­tra Mi­na­ya fo­to Do­mi­nic Li­pins­ki

Us­ted ha si­do la men­te bri­llan­te de­trás de los arreglos florales en va­rias bo­das de la reale­za, pe­ro, ¿de dón­de sa­le es­ta pa­sión?

Des­pués del na­ci­mien­to de mi pri­mer hi­jo, lan­cé el pri­mer ser­vi­cio de ob­se­quio de plan­tas en­tre­gan­do ca­jas de her­mo­sas plan­tas en ma­ce­tas en to­do el Reino Uni­do. Po­co des­pués del lan­za­mien­to, me pi­die­ron que apa­re­cie­ra en un pro­gra­ma de te­le­vi­sión pa­ra su­mi­nis­trar nues­tras plan­tas en ma­ce­tas co­mo cen­tros de me­sa de bo­das. Los pro­duc­to­res tam­bién me pi­die­ron que en­tre­ga­ra las flores nup­cia­les.

¿Cuá­les ser­vi­cios se pue­den en­con­trar en su flo­ris­te­ría?

Su­mi­nis­tra­mos flores se­ma­na­les a bou­ti­ques, ho­te­les, sa­lo­nes, ba­res, res­tau­ran­tes y ca­sas pri­va­das. Ofre­ce­mos con­sul­tas per­so­na­li­za­das y de­ta­lla­das so­bre bo­das y even­tos, don­de di­se­ña­mos to­do, des­de ra­mos has­ta el es­ti­lo de to­da la bo­da y el even­to. Nues­tras con­sul­tas se lle­van a ca­bo en Phea­sants Hatch, ya sea afue­ra en los jar­di­nes en días glo­rio­sos o al la­do de una es­tu­fa de le­ña con té y pas­te­les en los días más som­bríos. Tam­bién te­ne­mos una am­plia ga­ma de ac­ce­so­rios dis­po­ni­bles pa­ra al­qui­lar, ca­da uno de los cua­les he ad­qui­ri­do per­so­nal­men­te en to­do el mun­do, des­de can­de­la­bros has­ta ur­nas y ja­rro­nes pa­ra ti­tu­la­res de vo­tos.

En to­do el tiem­po que tie­ne rea­li­zan­do es­te tra­ba­jo, cuén­te­nos de un pe­di­do un tan­to pe­cu­liar que le ha­ya he­cho una no­via pa­ra su bo­da.

Una her­mo­sa no­via nos pi­dió que in­clu­yé­ra­mos el ve­ge­tal fa­vo­ri­to de su fu­tu­ro es­po­so, el bró­co­li, co­mo una sor­pre­sa en las flores de su bo­da. Ex­pe­ri­men­ta­mos con di­fe­ren­tes va­rie­da­des pa­ra ase­gu­rar­nos de que los di­se­ños se man­tu­vie­ran ele­gan­tes y el bró­co­li so­lo se no­tó por pri­me­ra vez a los in­vi­ta­dos más aten­tos, con la pers­pec­ti­va de que se con­vier­ta en un te­ma de con­ver­sa­ción. Usa­mos bro­tes mo­ra­dos, los di­se­ños fun­cio­na­ron y el no­vio es­ta­ba com­ple­ta­men­te emo­cio­na­do.

Us­ted es una mu­jer que vi­ve en me­dio de to­do ti­po de ro­sas, ¿tie­ne una que sea su fa­vo­ri­ta?

A me­nu­do me pre­gun­tan es­to y eso de­pen­de de mi es­ta­do de áni­mo en ese mo­men­to. Por el mo­men­to, me en­can­ta el ra­núncu­lo, por sus pé­ta­los per­fec­ta­men­te hermosos y abun­dan­tes.

DES­DE EL 2009, CUAN­DO INI­CIÓ SU PRO­YEC­TO DE VI­DA, HA SI­DO LA MEN­TE PENSANTE DE­TRÁS DE LOS ARREGLOS FLORARES EN CE­LE­BRA­CIO­NES DE LA REALE­ZA, CO­MO LO FUE EN LA RE­CIEN­TE BO­DA DE EL PRÍNCIPE HARRY Y MEG­HAN MAR­KLE, DÁN­DO­SE A CO­NO­CER EN REINO UNI­DO Y OTROS PAÍ­SES POR LAS MARAVILLOSAS CREA­CIO­NES QUE REA­LI­ZA PA­RA LOS EVEN­TOS MÁS IM­POR­TAN­TES DE SUS CLIENTES.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.