El atrium-style ca­fé más “in” de Berlín

Hou­se of Small Won­der, Ale­ma­nia

Ritmo Social - - Ritmo personal - tex­to de Patricia Acos­ta fotos Cortesía Hou­se of Small Won­der

El co­mien­zo de un via­je cu­li­na­rio al Le­jano Orien­te. Es un am­bien­te aco­ge­dor y lleno de luz; una es­pe­cie de pa­tio con pór­ti­cos en sus al­re­de­do­res e in­ver­na­de­ro in­clui­do. Se­ría per­fec­to desa­yu­nar en es­te lu­gar. En él po­drás or­de­nar re­fri­ge­rios, desa­yuno y almuerzo a la car­ta con un to­que es­pe­cial. Es­pe­cial por­que es una ca­fe­te­ría al es­ti­lo boho-

vin­ta­ge que ofre­ce a sus clientes brunch ame­ri­cano con un to­que de co­mi­da ja­po­ne­sa en Ber­lin-mit­te. ¿Por qué el nom­bre Hou­se of Small Won­der? La ca­fe­te­ría es el tra­ba­jo de los es­po­sos Shaul Mar­gu­lies y Mo­to­ko Wa­tan­be y lo de­fi­nen así de­bi­do a que en­tien­den que la vi­da co­ti­dia­na no se tra­ta de las gran­des ma­ra­vi­llas, se tra­ta de las pe­que­ñas ma­ra­vi­llas que ha­cen las co­sas un po­co más agra­da­bles. "En el ex­te­rior se en­cuen­tra el co­ra­zón de Berlín. En el in­te­rior les es­pe­ra a los que nos vi­si­ten un am­bien­te re­la­ja­do de in­ver­na­de­ro, tra­yen­do un sen­ti­mien­to de ve­rano ba­ña­do por la luz en la ciu­dad", ase­gu­ra la pa­re­ja. De­fi­ni­ti­va­men­te se ha con­ver­ti­do en uno de los lu­ga­res más po­pu­la­res pa­ra co­mer en to­do Berlín y, lo más im­por­tan­te, su es­pe­cia­li­dad: du­ran­te to­do el día ela­bo­ran pas­te­les de di­fe­ren­tes sa­bo­res y co­lo­res, el pan ca­se­ro y los crua­sa­nes que, en­tre sus in­gre­dien­tes, lle­van man­te­qui­lla y al­men­dras. Sus ini­cios fue­ron en ve­rano 2010, en Wi­lliams­burg, Brooklyn, y lue­go de­ci­den abrir­se ca­mino en la ca­pi­tal de Ale­ma­nia. El lu­gar es­tá dis­po­ni­ble pa­ra al­qui­ler o pa­ra even­tos pri­va­dos (ce­nas, coc­te­les o pre­sen­ta­cio­nes). El es­pa­cio pue­de aco­mo­dar a 70 per­so­nas en la par­te su­pe­rior del lo­cal y ac­tual­men­te pla­nean ha­cer una ex­pan­sión en el ni­vel de la calle co­mo par­te del lu­gar. Es­to per­mi­ti­rá alo­jar a pe­que­ños gru­pos de per­so­nas y tam­bién ex­pan­dir el es­pa­cio ac­tual pa­ra fies­tas de ma­yor es­ca­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.