En el atar­de­cer de la vi­da…

Ritmo Social - - Ritmo personal -

Nun­ca ol­vi­do aque­lla pré­di­ca de mi que­ri­do pa­dre Héc­tor Gar­cía. No re­cuer­do día ni ho­ra exac­ta, pe­ro sí el con­te­ni­do. Por al­gu­na ra­zón, nos han he­cho ver que pa­ra ga­nar el cie­lo ne­ce­si­ta­mos ha­cer un sin­nú­me­ro de ac­tos, re­zos, sa­cri­fi­cios, ho­lo­caus­tos… Fue­ra más sen­ci­llo si des­de siem­pre nos ex­pli­ca­ran que, al fi­nal de la vi­da, se­re­mos juz­ga­dos en el amor. No se nos pre­gun­ta­rá cuán­tas pe­re­gri­na­cio­nes hi­ci­mos, no se nos per­mi­ti­rá sa­car nues­tro cu­rrícu­lo pas­to­ral, con nú­me­ro de mi­sas, re­zos del ro­sa­rio, en­tre otras es­ta­dís­ti­cas. No ha­brá pre­gun­tas re­fe­ren­tes a cuán­tas ve­ces fui­mos al cul­to o cuán fuer­te y fre­cuen­te le­van­ta­mos los bra­zos y can­ta­mos nues­tra can­ción fa­vo­ri­ta en me­dio de la asam­blea. No se­rá ne­ce­sa­rio sa­car un in­ven­ta­rio de en­cí­cli­cas leí­das, ni de de­vo­cio­nes he­chas. Si bien es cier­to que to­do es­to nos pue­de ayu­dar, y de he­cho lo ha­ce, no se­rá el cen­tro pa­ra de­ter­mi­nar si vas a iz­quier­da o de­re­cha co­mo re­la­ta aquel pa­sa­je del jui­cio fi­nal que so­lo re­co­ge el Evan­ge­lio de Mateo don­de Je­sús advierte a sus dis­cí­pu­los que, al fi­nal de la vi­da, se­re­mos juz­ga­dos en ba­se al ham­bre que pa­lea­mos, a la sed que apa­ga­mos, la des­nu­dez que ves­ti­mos, así co­mo la hos­pi­ta­li­dad que tu­vi­mos con los ne­ce­si­ta­dos, que con­tra­rio a lo que cree­mos, no es­tán en Áfri­ca so­la­men­te, sor­pren­den­te­men­te es­tán más cer­ca de lo que pen­sa­mos, qui­zás en nues­tros mis­mos ho­ga­res. Si la vi­da nues­tra se apa­ga­ra ma­ña­na, ¿nues­tras obras ha­bla­rían por no­so­tros? Pre­gún­te­se: ¿Cuán­to amor he da­do? ¿He si­do ca­paz de su­pe­rar mi egoís­mo pa­ra mi­rar al otro y com­pren­der­lo? So­lo así en­ten­de­re­mos por qué el gran mís­ti­co es­pa­ñol San Juan de la Cruz de­cía: “En el atar­de­cer de nues­tras vi­das, se­re­mos juz­ga­dos en el amor”. An­da, no es­pe­res una oca­sión es­pe­cial pa­ra ha­cer el bien, hoy es un buen día pa­ra co­men­zar o con­ti­nuar.

@pi­char­do­ri­car­do / pi­char­do.ri­car­do@gmail.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.