MA­RIO DEDIVANOVIC

Ritmo Social - - Sumario | Entrevistas - tex­to Pe­tra Mi­na­ya fo­to Fuen­te ex­ter­na

EL MA­QUI­LLA­DOR DE­TRÁS DE LA TEN­DEN­CIA DEL CON­TOR­NEA­DO Y LOS LOOKS MÁS NO­TA­BLES DE KIM KAR­DAS­HIAN WEST, JLO Y LAS TOP CE­LE­BRI­TIES DEL MO­MEN­TO.

¿Su in­cli­na­ción por el ma­qui­lla­je es al­go em­pí­ri­co o tu­vo una for­ma­ción aca­dé­mi­ca en es­ta área?

Siem­pre me ha gus­ta­do di­bu­jar y pin­tar, na­da se­rio, pe­ro siem­pre fui crea­ti­vo. Al prin­ci­pio, real­men­te fue al­go na­tu­ral pa­ra mí.

Ha to­ca­do el ros­tro de Kim Kar­das­hian. ¿Có­mo fue ese pro­ce­so pa­ra lle­gar a tra­ba­jar con ce­le­bri­da­des co­mo ella?

Co­no­cí a un fo­tó­gra­fo fa­mo­so, Fa­dil Be­ris­ha, que es al­ba­nés co­mo yo. Un mo­de­lo con el que tra­ba­jé, lo lla­mó y me di­jo: ‘Co­no­cí a es­te ni­ño al­ba­nés, de­be­rías re­unir­te con él, tie­ne ta­len­to’. Es­to fue cuan­do te­nía 18 o 19 años, y me reuní con él y me dio una opor­tu­ni­dad. Em­pe­cé a ayu­dar a al­gu­nos de sus ar­tis­tas de ma­qui­lla­je y lue­go asis­tí a al­gu­nos de los gran­des de la in­dus­tria. Pe­ro an­tes de eso, ayu­dé a al­gu­nos ar­tis­tas de ma­qui­lla­je pa­ra pe­que­ñas re­vis­tas, tra­ba­jos co­mer­cia­les y ca­tá­lo­gos. Lue­go co­men­cé a ayu­dar a ar­tis­tas de ma­qui­lla­je más gran­des y ha­cía co­vers de re­vis­tas de mo­da, cos­mé­ti­cos y cam­pa­ñas de mo­da pa­ra mar­cas co­mo Co­ver­girl, Max Fac­tor y Dol­ce & Gab­ba­na. Fue­ron di­fe­ren­tes ti­pos de ar­tis­tas. Al­gu­nos eran ar­tis­tas muy gla­mu­ro­sos que te­nían ce­le­bri­da­des, y lue­go pres­té asis­ten­cia a al­gu­nos ar­tis­tas de al­ta cos­tu­ra.

¿Cuán­do tie­ne la cer­te­za de que po­dría te­ner una es­ta­bi­li­dad pa­ra vi­vir de es­te tra­ba­jo?

Es di­fí­cil de de­cir. Tu­ve un agen­te de una edad bas­tan­te jo­ven, de unos 20 o 21 años, pe­ro in­clu­so con eso, to­da­vía tu­ve pro­ble­mas. Siem­pre man­tu­ve al­gún ti­po de po­si­ción in­de­pen­dien­te en el co­mer­cio mi­no­ris­ta. Cuan­do fi­nal­men­te de­jé el co­mer­cio mi­no­ris­ta, fue por­que con­se­guí un tra­ba­jo en Fox News, ha­cien­do el ma­qui­lla­je de los pre­sen­ta­do­res. Lo hi­ce uno o dos días a la se­ma­na, so­lo pa­ra te­ner un po­co de in­gre­sos es­ta­bles. Ese tra­ba­jo de­be ha­ber si­do un en­tre­na­mien­to tan bueno pa­ra per­fec­cio­nar la ha­bi­li­dad del ma­qui­lla­je en la cá­ma­ra.

¿Re­cuer­da al­gún pun­to de su ca­rre­ra que lo pue­da de­fi­nir co­mo la opor­tu­ni­dad de su vi­da?

Ob­tu­ve mi pri­me­ra por­ta­da pa­ra una re­vis­ta lla­ma­da Phi­la­delp­hia Sty­le. Me en­via­ron un au­to y fui a Pen­sil­va­nia y pen­sé que era un gran pro­ble­ma. Es­ta­ba en el set y lla­mé a mi ge­ren­te a Lo­rac pa­ra que de­ja­ra de ha­blar por te­lé­fono. En mi opi­nión, es­ta­ba co­mo OK, es­to es, ¡es­toy ha­cien­do una por­ta­da de re­vis­ta! En­ton­ces la reali­dad se es­ta­ble­ció una vez que se hi­zo.

Aho­ra que es­tá en una po­si­ción im­por­tan­te den­tro del mun­do del ma­qui­lla­je, ¿có­mo ha­ce pa­ra de­ci­dir con qué mar­ca tra­ba­jar y con cuál no?

Re­cha­zo mu­cho más de lo que tra­to. Se acer­can to­dos los días mar­cas que quie­ren tra­ba­jar con­mi­go de al­gu­na ma­ne­ra. Tie­ne que ser una mar­ca que me gus­te y res­pe­te. Ten­go que lle­var el pro­duc­to a ca­sa, ten­go que usar­lo, y si es al­go en lo que creo, es­ta­ré de acuer­do en ha­cer­lo.

MA­RIO DEDIVANOVIC, UN EX­PER­TO CUAN­DO TIE­NE UN PIN­CEL EN MANO; EL AR­TIS­TA QUE HA­CE MA­RA­VI­LLAS CON CA­DA ROS­TRO QUE TO­CA. EL TRA­BA­JO DE MA­RIO DEDIVANOVIC SE PUE­DE DE­FI­NIR CO­MO HA­CER AR­TE EN LA PIEL DE LOS AR­TIS­TAS CON LOS QUE TRA­BA­JA, SIEN­DO EL ROS­TRO DE KIM KAR­DAS­HIAN UNA PRUE­BA IRREFUTABLE DE SU DES­TRE­ZA CON EL PIN­CEL.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.