LA NA­TA­CIóN IN­FAN­TIL, NO SO­LO LE BRIN­DA TRAN­QUI­LI­DAD A LOS PA­DRES, SINO QUE TAM­BIéN LE DA SE­GU­RI­DAD A LOS MÁS PE­QUE­ñOS.

Zona E - - REPORTAJE -

va­ya co­gien­do con­fian­za.

Una vez que ya ha con­se­gui­do flo­tar por si mis­mo, hay que es­ti­mu­lar­lo ani­mán­do­le a que na­de ca­da vez a dis­tan­cias más le­ja­nas, de for­ma es­pon­tá­nea y sin se­guir téc­ni­cas, co­mo él pue­da. Pue­des po­ner­te un po­co re­ti­ra­do y de­cir­le que tie­ne que lle­gar has­ta a ti. Si ves que es muy le­jos, acér­ca­te un po­co más. Fe­li­cí­ta­lo, ca­da vez que lo veas con más con­fian­za y se­gu­ro en el agua.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.