¿Có­mo lle­ga a ti la poe­sía?

Zona E - - RINCÓN CULTURAL -

En reali­dad, la poe­sía ha es­ta­do siem­pre en mí co­mo al­go la­ten­te des­de que yo re­cuer­do. Siem­pre he es­cri­to reflexiones en un cua­derno que ten­go jun­to a mi ca­ma y en mis es­ta­dos de so­le­dad. Sin em­bar­go, no es has­ta que me lle­ga ese mo­men­to, en el que pien­so, que fue de­fi­ni­ti­vo. Ese ins­tan­te in­mi­nen­te de po­ner por es­cri­to lo que sien­to y ex­pe­ri­men­to. La car­ga emo­cio­nal, ya sea es­ta la me­lan­co­lía, la eu­fo­ria, la pa­sión, el amor, lo eró­ti­co. Por otro la­do, el desamor, el co­ra­je, la im­po­ten­cia, lo lú­di­co, así co­mo el len­gua­je del olor, de la ciu­dad que ha­bi­ta en mí, la ma­gia de la no­che, el em­bru­jo de otros tiem­pos y no sé qué más.

Sien­to que es mi mo­men­to y lo com­par­to con el público sin im­por­tar­me los jui­cios de na­die. Por­que a ve­ces, ni me iden­ti­fi­co con el tiem­po ni el es­pa­cio en el que vi­vo. Ha­blo des­de otro tiem­po, ese que en es­ta reali­dad es el no tiem­po. En un len­gua­je que me bus­ca, en el que en­cuen­tro ar­mo­nía con mi in­te­rior, don­de que­da­ron guar­da­dos los se­cre­tos que de­ve­lo en mi poe­sía. Co­mo un tes­ti­mo­nio pri­va­do que com­par­tes con el otro, a tra­vés de ese gé­ne­ro que es la poe­sía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.