MÓ­NI­CA DÍAZ,

Abrién­do­se ca­mino, un de­li­cio­so pa­so a la vez.

Zona E - - EDI­TO­RIAL / CON­TE­NI­DO - Tex­to: MAR­CE­LLE FLO­RES Fo­tos: EX­PLO­RA SO­LU­TIONS

En un mun­do don­de vi­vi­mos tan de­pri­sa, que no te­ne­mos ni tiem­po pa­ra ali­men­tar­nos co­rrec­ta­men­te, lle­gan per­so­nas que nos ayu­dan a tra­vés de sus do­nes. Mó­ni­ca Díaz es la pro­pie­ta­ria de Mon­diz Ba­ke, un ne­go­cio que se con­cen­tra en la bue­na ali­men­ta­ción... ¡y de qué ma­ne­ra! Ya eso de que la co­mi­da sa­lu­da­ble de­be ser abu­rri­da y ma­la, es co­sa del pa­sa­do. Mó­ni­ca, con su gran ta­len­to en la co­ci­na, nos en­se­ña de que es to­do lo con­tra­rio, y que co­mer sa­lu­da­ble es más de­li­cio­so de lo que pu­di­mos pen­sar. Los in­vi­ta­mos a que co­noz­can la tra­yec­to­ria de Mó­ni­ca, una mu­jer no so­lo be­lla fí­si­ca­men­te, sino tam­bién in­ter­na­men­te. Em­pren­de­do­ra y en­fo­ca­da, pe­ro so­bre to­do preo­cu­pa­da por el bie­nes­tar de otros.

ZO­NA ES­TE: ¿CÓ­MO LLE­GA MÓ­NI­CA A LA ZO­NA ES­TE?

M.D.: Fui re­clu­ta­da por el chef Da­vid Cruz, en The Man­sion, el res­tau­ran­te no in­clui­do del Hard Rock Ho­tel & Ca­sino Pun­ta Ca­na don­de me desem­pe­ñé co­mo su­per­vi­so­ra de co­ci­na y don­de apren­dí mu­cho.

Z.E.: ¿QUÉ ES MON­DIZ BA­KE?

M.D.: Es el re­sul­ta­do de un ba­lan­ce en la ali­men­ta­ción sin su­fri­mien­to y sur­ge de mi ne­ce­si­dad de com­ba­tir mis pér­di­das de pe­so yo­yo. Yo pa­sa­ba de co­mer de to­do a co­mer ca­si na­da, y apren­dí ha­cer un ba­lan­ce y a sus­ti­tuir cier­tos ali­men­tos. No to­da la gra­sa, car­bohi­dra­tos y azú­ca­res son ma­los, to­do de­pen­de de la fuen­te de don­de pro­vie­nen. Y así creé es­te pro­yec­to que me ha ayu­da­do a man­te­ner­me den­tro de un ba­lan­ce ali­men­ti­cio y ayu­dar a otros ha­cer lo mis­mo a tra­vés de mis Daily Meal Plans.

Z.E.: ¿CÓ­MO HA ACEP­TA­DO EL MER­CA­DO ES­TÁ PRO­PUES­TA?

M.D.: ¡Ex­ce­len­te! Exis­tía es­ta ne­ce­si­dad de co­mi­das ba­lan­cea­das en el mer­ca­do. Ya es­te es­ti­lo de vi­da no es un mo­vi­mien­to o una mo­da, es una ne­ce­si­dad que ha ve­ni­do a que­dar­se y más que nos ase­gu­ra una ca­li­dad de vi­da ple­na, re­du­cien­do la pro­ba­bi­li­da­des de en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, en­tre otras.

Z.E.: ¿MON­DIZ ES SO­LO MEAL PLANS?

M.D.: So­mos mu­cho más. Ade­más de los meal plans, rea­li­za­mos pa­na­de­ría y re­pos­te­ría hi­poa­ler­gé­ni­ca, es de­cir, sin glu­ten, sin lac­to­sa, sin azú­car o con sus­ti­tu­tos sin adi­ti­vos. Tam­bién cla­ses de co­ci­na per­so­na­li­za­da y po­nen­cias, ca­te­ri­ng y ser­vi­cios de chef pri­va­do. So­mos el pa­que­te com­ple­to.

Z.E.: ¿QUÉ PO­DE­MOS ES­PE­RAR DE ES­TE NE­GO­CIO PA­RA EL 2017?

M.D.: Es­te año, Mon­diz nos trae­rá más fle­xi­bi­li­dad en los pla­nes, am­plia­re­mos el ra­tio de re­par­to y una co­ci­na más am­plia y equi­pa­da pa­ra un me­jor ser­vi­cio. En po­cas pa­la­bras: un cre­ci­mien­to to­tal.

Z.E. ¿QUÉ ES LO QUE MÁS LE GUS­TA DE ES­TE TI­PO DE SER­VI­CIO?

M.D.: El apor­te de Mon­diz es el cam­bio ra­di­cal po­si­ti­vo en tu ali­men­ta­ción que, a lo lar­go del tiem­po, tu sa­lud fí­si­ca ha­bla­rá más al­to que no­so­tros. Que­re­mos, ade­más, de­jar ese gra­ni­to de are­na en co­no­ci­mien­to de cual es la for­ma co­rrec­ta de co­mer. De­jar cla­ro que la co­mi­da más sa­zo­na­da no es la más sa­bro­sa (ri­sas).

Z.E.: ¿QUÉ ES LO QUE MÁS DIS­FRU­TA CO­CI­NAR?

M.D.: Lo que más dis­fru­to es la pas­te­le­ría y pa­na­de­ría, son pre­ci­sas en tiem­po, pe­sa­jes y eje­cu­ción, pe­ro en las com­bi­na­cio­nes hay un sin­fín de crea­cio­nes con las que me en­can­ta ex­pe­ri­men­tar y com­par­tir con mis clien­tes.

“ME GUS­TA AYU­DAR A LAS PER­SO­NAS A CO­MER CO­RREC­TA­MEN­TE. ES MI MA­NE­RA DE APOR­TAR MI GRA­NI­TO DE ARE­NA”.

Z.E.: ¿PEN­SA­RÍA EN COM­PAR­TIR SUS RE­CE­TAS?

M.D.: Sí, lo ha­go to­do el tiem­po; y el que quie­ra, nos vi­si­ta y has­ta le en­se­ño. Siem­pre los clien­tes me pre­gun­tan y se lo des­glo­so to­do. Me en­can­ta y, apar­te, soy fiel cre­yen­te que el co­no­ci­mien­to com­par­ti­do es el que per­du­ra en el tiem­po.

Z.E.: ¿QUÉ IN­GRE­DIEN­TE NO DE­BE DE FAL­TAR EN LA CO­CI­NA?

M.D.: Ade­más de la sal y la pi­mien­ta, amo la ver­sa­ti­li­dad del ajo y la ce­bo­lla. Has­ta dul­ces pue­des ha­cer.

Z.E.: DE NO SER CHEF, ¿QUÉ HU­BIE­SE SI­DO?

M.D.: Sin du­da a equi­vo­car­me, enó­lo­ga, aun­que a mi fa­mi­lia le hu­bie­se gus­ta­do el De­re­cho.

Z.E.: ¿CÓ­MO SE VI­SUA­LI­ZA EN 10 AÑOS?

M.D.: Vi­sua­li­zo mi mar­ca, ir los su­per­mer­ca­dos y ver un brow­nie sin glu­ten sin lac­to­sa en el pa­si­llo sa­lu­da­ble, pe­ro lo que más me gus­ta­ría es uno que otro Bis­tro Mon­diz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.