Pon­le co­lor a tu ma­qui­lla­je

Zona E - - MODATENDENCIAS -

Es tiem­po de ale­gría, de pri­ma­ve­ra y de co­lor, cuan­do el frío de­ci­de mar­char­se, ma­qui­lla­jes de co­lo­res, som­bras y la­bia­les lla­ma­ti­vos vuel­ven a nues­tra vi­da, pa­ra ale­grar nues­tros looks y nues­tras tar­des más di­ver­ti­das.

Los ojos son la cla­ve de un ma­qui­lla­je pri­ma­ve­ral co­lo­ri­do. Ju­gan­do con las som­bras de ojos, lo­gra­re­mos re­sul­ta­dos real­men­te es­pec­ta­cu­la­res, a los que ade­más po­de­mos aña­dir de­li­nea­do­res y más­ca­ras de pes­ta­ñas de co­lo­res.

No es ne­ce­sa­ria una com­bi­na­ción de co­lo­res exa­ge­ra­da pa­ra dis­fru­tar de un ma­qui­lla­je co­lo­ri­do, sim­ple­men­te uti­li­zan­do la tí­pi­ca mez­cla de dos co­lo­res se­rá su­fi­cien­te si es­tos son es­tri­den­tes; por ejem­plo, ama­ri­llo en el la­gri­mal y mo­ra­do en el res­to, se­rá más que su­fi­cien­te pa­ra las más no­va­tas. Por las no­ches tam­bién pue­des uti­li­zar rí­mel de al­gún co­lor chi­llón, que pue­de ser o no, del mis­mo tono que las som­bras, ya eso es cues­tión de gus­tos. Las pes­ta­ñas, pue­den ma­qui­llar­se di­rec­ta­men­te con rí­mel de co­lo­res, o pue­den ma­qui­llar­se con más­ca­ra ne­gra y dar cui­da­do­sas pin­ce­la­das con eye-li­ner co­lo­ri­do so­bre ellas. El efec­to se­rá prác­ti­ca­men­te el mis­mo.

Un ma­qui­lla­je de co­lo­res al­go más ela­bo­ra­do se­rá el que con­se­gui­re­mos su­man­do un co­lor más a nues­tras som­bras. Por ejem­plo, po­de­mos ma­qui­llar­nos co­mo an­tes, pe­ro aña­dien­do un co­lor más os­cu­ro pa­ra la cuen­ca del ojo, o la par­te ex­ter­na del pár­pa­do, de es­ta ma­ne­ra aña­di­re­mos pro­fun­di­dad a nues­tra mi­ra­da. Tam­bién se­rá con­ve­nien­te ma­qui­llar el arco de la ce­ja con el mis­mo co­lor cla­ro que es­co­gi­mos pa­ra el la­gri­mal.

No creas que ma­qui­llar el pár­pa­do mó­vil y el in­fe­rior en un co­lor di­fe­ren­te es una lo­cu­ra... pa­ra na­da, te da­rá un to­que mu­cho más mo­derno. Pue­des ma­qui­llar el su­pe­rior en ro­sa, y el in­fe­rior en azul ju­gan­do a la vez con el de­li­nea­dor, ne­gro en la par­te su­pe­rior y azul en la in­fe­rior, las pes­ta­ñas co­mo siem­pre que­da­rán a tu elec­ción.

Ma­qui­llar la wa­ter­li­ne in­fe­rior, es al­go que re­co­mien­do en to­dos los ma­qui­lla­jes de co­lo­res, a aque­llas que no ten­gan los ojos de­ma­sia­do gran­des, ni por su­pues­to, sal­to­nes, de es­tá ma­ne­ra con­se­gui­rán una mi­ra­da más abier­ta e ilu­mi­na­da al ins­tan­te.

LOS LA­BIOS: PRO­TA­GO­NIS­TAS DEL MA­QUI­LLA­JE CO­LO­RI­DO

Un ma­qui­lla­je dual no se­rá frí­vo­lo, si sa­be­mos co­mo ma­qui­llar­los. Ac­tual­men­te en­con­tra­mos pin­ta­la­bios de ca­si to­dos los co­lo­res ima­gi­na­bles, in­clu­so ama­ri­llos y do­ra­dos, po­de­mos ha­cer un ma­qui­lla­je es­pec­ta­cu­lar a to­do co­lor de la­bios, ma­qui­llán­do­los en ama­ri­llo la par­te in­ter­na de es­tos y ex­ten­dien­do bri­llo ro­jo, ro­sa o na­ran­ja, por en­ci­ma.

A CO­LO­REAR

Ju­gar con la­bia­les y bri­llos, pue­de ser muy di­ver­ti­do y fa­vo­re­ce­dor. Un co­lor ro­jo en to­do el la­bio pa­ra ter­mi­nar dan­do un to­que na­ran­ja en el cen­tro de es­tos, ha­rá que nues­tra bo­ca se vea mu­cho más ju­go­sa y nues­tros la­bios más grue­sos... el sue­ño de to­da mu­jer. El co­lo­re­te es más ade­cua­do en es­te ti­po de ma­qui­lla­je, y uno de los que más gus­ta es el ro­sa, ya sea mat­te o na­ca­ra­do, am­bos nos que­da­rán igual de bien, pe­ro los uti­li­za­re­mos sin pa­sar­nos, te­nien­do en cuen­ta lo co­lo­ri­do que ya es­tá nues­tro look.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.