5 re­glas

pa­ra arre­glar tu ar­ma­rio

Zona E - - DECORACIÓN -

1. Pon la ro­pa a la vis­ta

¿Cuán­tas ve­ces has des­cu­bier­to una blu­sa que no re­cor­da­bas ni ha­ber com­pra­do? por des­gra­cia, nues­tra ro­pa sue­le es­tar en ca­jo­nes y ar­ma­rios de­ma­sia­do apre­ta­dos, y así es im­po­si­ble en­con­trar na­da. ¿la so­lu­ción? Des­haz­te de las pren­das que nun­ca uti­li­ces y tu ro­pa vol­ve­rá a es­tar ac­ce­si­ble.

Sa­be­mos que es di­fí­cil, pe­ro si­guien­do es­tas ideas te re­sul­ta­rá más sen­ci­llo. por ejem­plo, man­tén so­lo la ro­pa que sea im­pres­cin­di­ble y des­haz­te de la que sea com­pli­ca­da de po­ner, co­mo esa ca­mi­sa que re­quie­re un plan­cha­do cons­tan­te, o ese ves­ti­do que ne­ce­si­ta ro­pa in­te­rior que nun­ca has com­pra­do. por úl­ti­mo, si tie­nes va­rias pren­das igua­les (co­mo las tí­pi­cas ca­mi­se­tas blan­cas), re­ví­sa­las y sa­ca las que es­tén des­co­lo­ri­das o en­ve­je­ci­das.

2. Cui­da­do Con las pren­das sen­ti­men­ta­les

una de las ex­cu­sas más fre­cuen­tes pa­ra no des­ha­cer­nos de la ro­pa es jus­ta­men­te su va­lor sen­ti­men­tal. Des­de el ves­ti­do que usas­te en tu pri­me­ra ci­ta has­ta aque­lla ca­mi­se­ta que te po­nías en las fies­tas de la uni­ver­si­dad, sea co­mo sea, aho­ra se han con­ver­ti­do en un es­tor­bo en tu ar­ma­rio. aún así, sa­be­mos que es com­pren­si­ble que te afe­rres a una o dos pren­das, pe­ro, ¿por qué no pien­sas en dar­le al res­to un me­jor uso? ¡Sé fuer­te y lán­za­te al re­to!

3. Crea una Ca­ja de va­ca­cio­nes

Sin­ce­ra­men­te, ¿cuán­tos días al año pue­des dis­fru­tar de las san­da­lias, los ves­ti­dos de ti­ran­tes y el pa­reo? ocu­par par­te del cló­set con es­tas pren­das no tie­ne sen­ti­do. en su lu­gar, uti­li­za una ca­ja y guar­da den­tro to­dos los bi­ki­nis, ba­ña­do­res, som­bre­ros. eso sí, eti­qué­ta­la bien y co­ló­ca­la en un es­tan­te al­to, de for­ma que ocu­pe el me­nor es­pa­cio po­si­ble.

4. Se­pa­ra la ro­pa pa­ra oca­sio­nes es­pe­cia­les

al igual que ocu­rre con la ro­pa de va­ca­cio­nes, las pren­das que so­lo uti­li­za­mos en oca­sio­nes es­pe­cia­les (co­mo bo­das o ce­le­bra­cio­nes) ocu­pan un mon­tón de si­tio en nues­tro cló­set. ¿lo me­jor que pue­des ha­cer? guár­da­las en pa­pel de se­da li­bre de ácido y co­ló­ca­las en una ca­ja eti­que­ta­da en­ci­ma del cló­set o en un es­tan­te al­to.

5. Pro­te­ge la ro­pa

pa­ra que tu ro­pa se man­ten­ga per­fec­ta­men­te, lo pri­me­ro que de­be­rías ha­cer es lim­piar el fondo del cló­set con pro­duc­tos na­tu­ra­les. el si­guien­te pa­so es aña­dir pro­tec­ción con­tra las po­li­llas. los sa­cos col­gan­tes son una bue­na op­ción pa­ra los cló­sets, y se pue­den en­con­trar on­li­ne. tam­bién de­be­rías evi­tar las per­chas de alam­bre que de­for­man la ro­pa, y op­tar por per­chas del­ga­das que no ocu­pen mu­cho es­pa­cio (las de ma­de­ra son más vo­lu­mi­no­sas). por úl­ti­mo, no de­jes que el des­or­den vuel­va a apo­de­rar­se de tu cló­set. to­ma con­cien­cia y haz re­vi­sión ca­da cier­to tiem­po. ¡Áni­mo!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.