belleza

Pro­ble­mas co­mu­nes y po­si­bles so­lu­cio­nes

Zona E - - EDITORIAL | CONTENIDO -

En el pro­ce­so na­tu­ral del ser hu­mano es­tá el en­ve­je­ci­mien­to; se da por dis­tin­tos fac­to­res, tan­to in­ter­nos co­mo ex­ter­nos. Co­mo con­se­cuen­cia, re­ci­bi­mos la pér­di­da de la­xi­tud de la piel, don­de nos vie­nen des­de arru­gas su­per­fi­cia­les has­ta sur­cos pro­fun­dos. Pa­ra me­jo­rar es­tas im­per­fec­cio­nes, te­ne­mos di­fe­ren­tes ti­pos de ma­te­ria­les de re­lleno. A con­ti­nua­ción ex­pon­go so­bre el áci­do hia­lu­ró­ni­co, el cual bien apli­ca­do y de bue­na ca­li­dad, lo­gra­mos unos efec­tos ma­ra­vi­llo­sos, pe­ro qui­sie­ra ad­ver­tir­les qué con­se­cuen­cias pue­de te­ner, si no se apli­ca con un pro­fe­sio­nal pre­pa­ra­do en el área y las so­lu­cio­nes pa­ra las com­pli­ca­cio­nes que se pue­den pre­sen­tar.

En mi prác­ti­ca pro­fe­sio­nal, he po­di­do ob­ser­var des­de asi­me­trías, has­ta pa­cien­tes que se le apli­ca áci­do hia­lu­ró­ni­co, y en una se­ma­na lo ab­sor­be.

El áci­do hia­lu­ró­ni­co es el gli­co­sa­mi­no­gli­cano más pro­mi­nen­te en la piel. Es­te se une de ma­ne­ra po­ten­te al agua ha­cien­do “efec­to es­pon­ja” y cuan­do se in­yec­ta en la piel da vo­lu­men, sua­vi­za e hi­dra­ta. Ade­más de es­tos be­ne­fi­cios, desem­pe­ña un pa­pel en el cre­ci­mien­to ce­lu­lar, la fun­ción del re­cep­tor de mem­bra­na y la ad­he­sión.

Be­ne­fi­cios del A. H.

El ries­go de aler­gia es ba­jo, por­que es una sus­tan­cia que te­ne­mos en la piel, por es­to, es se­gu­ro co­mo op­ción pa­ra re­lleno, de di­fí­cil re­cha­zo. • Es de lar­ga du­ra­ción.

• Fá­cil de usar.

• Hi­dra­ta la piel don­de se apli­ca.

Ti­pos de áci­do hia­lu­ró­ni­co

Hay pa­ra ca­da ne­ce­si­dad, to­do de­pen­de de la re­ti­cu­la­ción (gro­sor):

• Lí­neas fi­nas y arru­gas su­per­fi­cia­les. • Co­rrec­cio­nes mo­de­ra­das de con­torno fa­cial.

• Sur­cos pro­fun­dos.

• Au­men­to de la­bios.

• Au­men­to de la man­dí­bu­la, el men­tón y las me­ji­llas, así co­mo el re­ju­ve­ne­ci­mien­to de las ma­nos. • Ci­ca­tri­ces ac­né.

Pro­ble­mas y co­rrec­cio­nes:

• In­fla­ma­ción: pa­sa­rá en la pri­me­ra se­ma­na pos­tra­ta­mien­to.

• He­ma­to­mas. Es nor­mal que su­ce­da, hay pie­les más sen­si­bles que otras. Se pue­de apli­car Ar­ni­ca en gel.

• Asi­me­tría. Es­pe­rar que pa­se una se­ma­na des­pués de la apli­ca­ción del áci­do hia­lu­ró­ni­co, si no me­jo­ra, re­gre­sar don­de su pro­fe­sio­nal pa­ra una co­rrec­ta me­jo­ría.

• In­su­fi­cien­te re­sul­ta­do. To­mar en cuen­ta que el pro­duc­to vie­ne en una je­rin­ga de 1 CC ge­ne­ral­men­te y no en am­po­llas, si es pa­ra re­lleno. Las am­po­llas de áci­do hia­lu­ró­ni­co son pa­ra hi­dra­tar la piel.

• So­bre co­rrec­ción. Por la prác­ti­ca, he te­ni­do la ex­pe­rien­cia de re­ci­bir pa­cien­tes con es­te pro­ble­ma. Lo im­por­tan­te es que el pro­duc­to apli­ca­do, sea bueno, si es así, se me­jo­ra con un di­lu­yen­te. En mi prác­ti­ca, me gus­ta ver el pa­cien­te a la se­ma­na y co­rre­gir, si es ne­ce­sa­rio, no lo ha­go to­do en un so­lo día, por­que pue­de te­ner efec­tos co­mo la so­bre co­rrec­ción, ca­da pa­cien­te reac­cio­na di­fe­ren­te.

EL ÁCI­DO HIA­LU­Ró­NI­CO BIEN APLI­CA­DO Y DE BUE­NA CA­LI­DAD HA­CE MILAGROS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.