en por­ta­da

Un médico muy especial

Zona E - - EDITORIAL -

Cuan­do ha­bla­mos de doc­to­res, in­me­dia­ta­men­te nos da un po­co de mie­do, por­que la pa­la­bra médico o doc­tor, nos ha­ce pen­sar en en­fer­me­dad, ope­ra­ción y mu­chas otras co­sas más; pe­ro los que tie­nen la di­cha de co­no­cer al Dr. José Smurdoc, sa­ben que él es mu­cho más que eso. Es una ca­ra ami­ga a la ho­ra de lle­gar a su cen­tro, que por años ha pues­to la sa­lud de sus pa­cien­tes por en­ci­ma de su pro­pio bie­nes­tar, y lo más im­por­tan­te es có­mo ayu­da a la co­mu­ni­dad, un da­to que tal vez mu­chos no sa­ben. Va­mos a co­no­cer más a fon­do a es­te ma­ra­vi­llo­so hom­bre que ejer­ce una de las pro­fe­sio­nes más de­man­dan­tes y gra­ti­fi­can­tes del mun­do.

ZO­NA ES­TE: ¿Có­mo de­ci­de de­di­car su vi­da a la me­di­ci­na?

DR. JO­SE SMURDOC: Des­de los 5 años les di­je a mis pa­dres lo que quería ser, y eso era doc­tor. Des­de en­ton­ces, has­ta el sol de hoy, es lo que siem­pre he que­ri­do ha­cer, o sea que bá­si­ca­men­te es­toy vi­vien­do mi sue­ño.

Z.E.: ¿Có­mo lle­ga has­ta el es­te del país?

DR. J. S.: Lle­gué aquí de la mano del Dr. Fe­li­pe Per­do­mo a tra­ba­jar al Club Med en el año 89 y des­de ese mo­men­to que­dé enamo­ra­do de Pun­ta Ca­na y to­do lo que te­nía y tie­ne pa­ra ofre­cer.

Z.E.: ¿Có­mo na­ce Pun­ta Ca­na Doc­tors?

DR. J. S.: Pues na­ce de una ne­ce­si­dad co­mu­ni­ta­ria de ser­vi­cios mé­di­cos. Mu­chas fa­mi­lias em­pe­za­ban a mu­dar­se a Pun­ta Ca­na y por eso de­ci­di­mos abrir un con­sul­to­rio médico pa­ra po­der cu­brir esa ne­ce­si­dad y brin­dar esa se­gu­ri­dad que ne­ce­si­ta­ba, no so­lo es­te pun­to, sino las fa­mi­lias que lle­ga­ban aquí.

Z.E.: ¿Qué tan di­fí­cil fue pa­ra us­ted em­pren­der es­te pro­yec­to en la zo­na?

DR. J.S.: Fue muy di­fí­cil al prin­ci­pio por el po­co vo­lu­men de per­so­nas, aun­que siem­pre con­ta­mos con la con­fian­za de la co­mu­ni­dad de Pun­ta Ca­na. A tra­vés de los años fui­mos cre­cien­do has­ta lo que so­mos hoy.

“DES­DE NIÑO SABÍA LO QUE QUERÍA SER, Y ASÍ SE LO DEJÉ SABER A MIS PA­DRES”.

“YO LLE­GUÉ EN 1989 A PUN­TA CA­NA, Y DES­DE ESE MO­MEN­TO Y HAS­TA AHO­RA, ME ENAMORÉ DE ES­TE LUGAR”.

Z.E.: Des­pués de un tiem­po y mu­chos sa­cri­fi­cios na­ce es­ta nue­va eta­pa de Pun­ta Ca­na Doc­tors. Há­ble­nos un po­co más de to­das las in­no­va­cio­nes.

DR. J. S.: Des­de ha­ce unos me­ses nos con­ver­ti­mos en clí­ni­ca. Te­ne­mos imá­ge­nes co­mo Ra­yos X y So­no­gra­fía 5D, la pri­me­ra en la zo­na. Ade­más de con­tar con una emer­gen­cia y tres ca­mas de ob­ser­va­ción con mo­ni­to­res car­día­cos. To­ma de mues­tra del La­bo­ra­to­rio de Re­fe­ren­cia, en­tre otros. Es­ta­mos más que or­gu­llo­sos de es­to y se­gui­re­mos cre­cien­do y brin­dán­do­les lo me­jor a es­ta co­mu­ni­dad.

Z.E.: ¿Có­mo sa­ca tiem­po pa­ra us­ted?

DR. J. S.: Di­fí­cil des­pren­der­me de mis pa­cien­tes. ¡Son mi vi­da! Una vez al año sal­go por un mes de va­ca­cio­nes a re­car­gar las pi­las, ese es mi tiem­po.

Z.E.: ¿El mo­men­to más fuer­te de su ca­rre­ra, cuán­do fue?

DR. J. S.: De­ci­dir no con­ver­tir­me en ci­ru­jano pa­ra to­mar la me­di­ci­na fa­mi­liar, mi ac­tual pa­sión. Fue un mo­men­to cru­cial.

20 Zo­naE Agos­to 2018

Z.E.: ¿El mo­men­to de ma­yor sa­tis­fac­ción?

DR. J. S.: Sal­var la vi­da de un niño, eso no tie­ne precio.

Z.E.: ¿De no ser médico, qué es­ta­ría ha­cien­do?

DR. J. S.: Eba­nis­ta. Amo la ma­de­ra co­mo mi pa­dre.

Z.E.: ¿Qué po­de­mos es­pe­rar de us­ted y de Pun­ta Ca­na Doc­tors en los pró­xi­mos años?

DR. J. S.: Se­guir cre­cien­do pa­ra to­dos, po­der am­pliar los ser­vi­cios mé­di­cos y ofre­cer lo que siem­pre he­mos he­cho: un tra­to per­so­na­li­za­do, hu­mano y con buen cri­te­rio médico.

Z.E.: Un con­se­jo a esos jó­ve­nes que desea de­di­car su vi­da a la me­di­ci­na.

DR. J. S.: Que es una pro­fe­sión de ser­vi­cio, de de­di­ca­ción ple­na. La sa­tis­fac­ción de un médico cuan­do le de­vuel­ve la sa­lud a su pa­cien­te es in­des­crip­ti­ble; es un ra­yo de luz en la vi­da de ca­da médico.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.