Con­ver­san­do: Hayd­dé Do­mín­guez

Zona N - - Contenido -

Ella es una mu­jer sim­ple, humana, fa­mi­liar, sen­si­ble al su­fri­mien­to, es­po­sa y ma­dre de tres. “Me con­si­de­ro aser­ti­va al co­mu­ni­car, y quien me co­no­ce sa­be que siempre son­río y doy mi me­jor áni­mo”, nos cuen­ta Hayd­dé. Es Psi­có­lo­ga Clí­ni­ca, especializada en te­ra­pia se­xual y pa­re­jas e in­te­li­gen­cia emo­cio­nal. Es, ade­más, psi­co­te­ra­peu­ta vir­tual para per­so­nas en otras ciu­da­des del país y del ex­tran­je­ro.

¿Qué de­be­mos bus­car en una pa­re­ja?

Re­cep­ti­vi­dad, sin­to­nía emo­cio­nal, com­ple­men­to de nues­tras di­fe­ren­cias y opor­tu­ni­da­des, pro­yec­ción a futuro, que flu­ya la co­mu­ni­ca­ción con esa per­so­na, que yo no ten­ga que aver­gon­zar­me de na­da fren­te a ella. Una re­la­ción de pa­re­ja bien lle­va­da cum­ple con el rol de ha­cer­me me­jor de lo que ya soy, de ex­plo­tar mi po­ten­cial emo­cio­nal, se­xual y so­cial.

¿Cuál es la clave para una re­la­ción amo­ro­sa de éxi­to?

No hay clave secreta; el que una pa­re­ja lo­gre dis­fru­tar de los afec­tos ame­ri­ta una vo­lun­tad de ca­da día ali­men­tar esa área. La gen­te se pier­de en esos pe­que­ños detalles de apo­yar­se, de abra­zar­se, de to­car­se las ma­nos, de be­sar­se al sa­lir o lle­gar a ca­sa; jus­to en esas "pe­que­ñe­ces" es­tá el de­ta­lle que pro­mue­ve lo amo­ro­so y tierno de ca­da uno.

¿De­be­mos ser exi­gen­tes al ele­gir pa­re­ja?

En ba­se al amor pro­pio que me ten­go, de­bo es­pe­rar, más que de­man­dar (que se per­ci­be ame­na­zan­te), res­pe­to, to­le­ran­cia, afec­to, aten­ción, prio­ri­za­ción de mi per­so­na y que mi pa­re­ja me re­tro­ali­men­te o res­pon­da a las mues­tras de cui­da­dos y afec­tos que le brin­do.

¿Qué tan im­por­tan­te es acep­tar a la per­so­na ama­da tal co­mo es?

Acep­tar es una pre­mi­sa bá­si­ca al en­tre­gar­me al pro­yec­to de una re­la­ción; aho­ra bien, so­lo a tra­vés de la vin­cu­la­ción y el tiem­po pru­den­te en un no­viaz­go yo po­dré de­fi­nir qué es­toy dis­pues­to a acep­tar o no. Hay con­di­cio­nes del otro que se des­cu­bren lue­go de ha­ber­se ca­sa­do, en­ton­ces se dan cuen­ta que no to­le­ran eso y pien­san en po­ner fin. La acep­ta­ción es vi­tal, ex­cep­to cuan­do lo que se me con­di­cio­na acep­tar la­ce­ra mi dignidad, me po­ne en pe­li­gro o nos co­lo­ca en po­si­ción co­ti­dia­na de cri­sis.

Ce­re­bro y co­ra­zón, ¿có­mo com­bi­nar­los?

El ce­re­bro hay que usar­lo bien, para eso lo te­ne­mos, para ra­zo­nar, so­pe­sar, ana­li­zar y eva­luar en el otro con­duc­tas y ac­ti­tu­des y có­mo com­pa­gi­nan con mi reali­dad ac­ti­tu­di­nal y con­duc­tual; ha­cer con­tras­te acá es su­ma­men­te im­por­tan­te. La ra­zón y la emoción han de ser com­ple­men­to 1A al yo ini­ciar una re­la­ción de pa­re­ja: te amo, me amo, pe­ro eva­lúo los fac­to­res ex­ter­nos que me mues­tren de for­ma in­te­gral có­mo se­rá el futuro con­ti­go.

¿Há­bla­nos de tu pró­xi­ma con­fe­ren­cia? ¿De qué tra­ta?

Se­rá un even­to pre­cio­so en mar­zo 1 en el sa­lón Ma­guá del Ho­tel Gran Al­mi­ran­te.

"La re­la­ción de pa­re­ja que yo me­rez­co te­ner" abor­da­rá de for­ma crea­ti­va, for­mal y di­ná­mi­ca la es­truc­tu­ra que he­mos de pro­cu­rar para que nues­tra re­la­ción fun­cio­ne, ba­sán­do­nos en el amor pro­pio de ca­da uno. ¿Qué me me­rez­co yo, que ame­ri­to yo co­mo en­te in­di­vi­dual en es­ta re­la­ción?, para lue­go tra­ba­jar con esa ba­se: el buen con­cep­to per­so­nal. Los tó­pi­cos cen­tra­les se­rán: amor pro­pio, se­xua­li­dad, co­mu­ni­ca­ción, ac­ti­tu­des y pro­yec­ción jun­tos.

¿Al­gún otro pro­yec­to se ave­ci­na?

Siempre hay co­sas nue­vas por ha­cer. La con­fe­ren­cia irá a Nueva York en ma­yo; las ne­ce­si­da­des de la po­bla­ción his­pa­na en EE. UU. son mu­chas y va­mos con unas con­fe­ren­cias y ta­lle­res. Se­gui­mos con nues­tro seg­men­to por la ca­de­na de Univisión ra­dio WADO1280 con nues­tra par­ti­ci­pa­ción en el show de Coco Ca­bre­ra ca­da se­ma­na, y el seg­men­to en CDN37 ca­da miér­co­les. La con­sul­ta y la for­ma­ción son mi pa­sión y, ob­via­men­te, se­gui­ré ofre­cién­do­las co­mo has­ta aho­ra lo ha­ce­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.