Con­ver­san­do: Ya­ris­sa Ro­drí­guez. “Lo vi­sua­li­zo co­mo al­go com­pro­me­ti­do con la sociedad”

Zona N - - Contenido -

Con ga­nas de re­vo­lu­cio­nar el So­cial Me­dia en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, Ya­ris­sa Ro­drí­guez, una co­mu­ni­ca­do­ra apa­sio­na­da, ha­ce so­lo dos años dio ini­cio a su ca­nal en Youtu­be. Hoy en día cuen­ta con más de 1,500,000 se­gui­do­res pro­ve­nien­tes de to­da La­ti­noa­mé­ri­ca, quie­nes es­tán en cons­tan­te in­ter­ac­ción con ella a tra­vés de las re­des so­cia­les. Con un con­te­ni­do va­ria­do y di­ver­ti­do, man­tie­ne cau­ti­vo a to­do su pú­bli­co, que la si­gue don­de quie­ra que va. Ya­ris­sa se ha de­di­ca­do a tiem­po com­ple­to a su ca­nal y en es­ta en­tre­vis­ta nos cuen­ta cómo ha si­do el pro­ce­so des­de el ini­cio y qué fu­tu­ro vis­lum­bra pa­ra es­te gran pro­yec­to.

¿Cómo te des­cri­bi­rías?

Me des­cri­bi­ría co­mo una per­so­na rea­lis­ta, so­ña­do­ra, em­pren­de­do­ra, lu­cha­do­ra y lo­ca.

¿De dón­de na­ce tu pa­sión por la co­mu­ni­ca­ción?

Pue­de ser que in­cons­cien­te­men­te na­cie­ra del he­cho de que mis padres son co­mu­ni­ca­do­res, sin em­bar­go, des­de mi pun­to de vis­ta fue al­go que me apa­sio­nó de pron­to y sin es­pe­rar­lo, cuan­do des­cu­brí que ha­bía una ra­ma de la Co­mu­ni­ca­ción que se de­di­ca­ba a pre­pa­rar pro­fe­sio­na­les pa­ra ejer­cer­la de­trás de cá­ma­ras. Me apa­sio­na la pro­duc­ción au­dio­vi­sual.

¿Cómo lle­gas­te a ver el mun­do del So­cial Me­dia co­mo un cons­tan­te?

hobby

Nun­ca he vis­to las re­des so­cia­les co­mo un hobby y mu­cho me­nos mi ca­nal, no es al­go que ha­go en mi tiem­po li­bre… Es­to, pa­ra mí, es una res­pon­sa­bi­li­dad, aun­que de­bo ad­mi­tir que es la que más he ama­do asu­mir.

¿Cómo em­pie­zas con el ca­nal de Youtu­be? ¿Qué es­pe­ra­bas?

Yo no sa­bía na­da acer­ca de Youtu­be. Mi her­ma­na sí era muy con­su­mi­do­ra de es­te ti­po de con­te­ni­dos y me dijo que yo de­be­ría gra­bar vi­deos, así que un día me ani­mé. Real­men­te no es­pe­ra­ba na­da y lo es­pe­ra­ba to­do. No sa­bía qué tan di­fí­cil era cre­cer en Youtu­be, pe­ro a pe­sar de eso, que­ría ser gran­de.

¿Cuál es el con­cep­to que ma­ne­jas den­tro del con­te­ni­do?

Es­ti­lo de vi­da. Eso, en re­su­men, es mi ca­nal. Ahí com­par­to to­do lo que ha­go en mi vi­da co­ti­dia­na, des­de cómo re­gar las plan­tas has­ta un tu­to­rial de ma­qui­lla­je.

¿Cuá­les es­tra­te­gias has uti­li­za­do pa­ra ha­cer cre­cer tu co­mu­ni­dad en Youtu­be?

Lo prin­ci­pal es uti­li­zar un len­gua­je un po­co más uni­ver­sal. Sien­to que es im­por­tan­te quie­nes re­si­dan fue­ra de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na pue­dan en­ten­der com­ple­ta­men­te el men­sa­je que tra­to de trans­mi­tir en ca­da vi­deo.

To­do lo de­más lo vas apren­dien­do en el ca­mino. Las he­rra­mien­tas pa­ra que tus vi­deos lle­guen a más per­so­nas te las ofre­ce la mis­ma pla­ta­for­ma de Youtu­be.

¿Cómo vi­sua­li­zas a fu­tu­ro es­te pro­yec­to?

Lo vi­sua­li­zo co­mo al­go más com­pro­me­ti­do con la sociedad. Hoy en día ha­go un mon­tón de vi­deos re­la­cio­na­dos a la belleza y es­ti­lo de vi­da, pe­ro en el fu­tu­ro de­seo trans­for­mar­lo en al­go que ayu­de más a las per­so­nas.

Quie­ro que to­dos po­da­mos des­truir nues­tros de­mo­nios in­ter­nos, creer en no­so­tros, lu­char por vi­vir de lo que nos apa­sio­na y no ser tan du­ros con no­so­tros mis­mos. Tal vez me con­vier­ta en char­lis­ta (ri­sas) ¡quien sa­be!

¿Qué le acon­se­ja­rías a al­guien que desee cen­trar su ca­rre­ra en el So­cial Me­dia?

Que sea cons­tan­te. El cre­ci­mien­to en las re­des so­cia­les no lle­va siem­pre el mis­mo rit­mo. A ve­ces ha­ce­mos y ha­ce­mos con­te­ni­do y no ve­mos que es­ta­mos con­quis­tan­do nue­vas au­dien­cias, pe­ro eso no de­be ba­jar­te los ánimos.

La gen­te es­tá bus­can­do con­te­ni­do y tú y tu tie­nes que dar con­te­ni­do. Pa­se lo que pa­se ¡nun­ca de­jes de postear!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.