Tendencias: Fast Fas­hion: Mo­da al al­can­ce de to­dos

MO­DA AL AL­CAN­CE DE TO­DOS

Zona N - - Contenido -

La in­dus­tria de la mo­da ca­da día nos pre­sen­ta nue­vas pro­pues­tas y quie­nes con­su­men tendencias, tra­tan de te­ner sus guar­da­rro­pas lo más ac­tua­li­za­dos po­si­ble. Las gran­des casas de di­se­ño, en ca­da tem­po­ra­da, llevan a las más im­por­tan­tes pa­sa­re­las del mun­do pie­zas ex­qui­si­tas, ha­cien­do de­sear a to­dos, pe­ro aún más a las mu­je­res, po­der adue­ñar­se de ellas. Pe­ro aquí se ini­cia con el con­flic­to emo­cio­nal y nos pre­gun­ta­mos. ¿Va­le la pe­na pa­gar un al­to pre­cio por una pie­za que no se es­ta­rá uti­li­zan­do la próxima tem­po­ra­da?

Pa­ra sal­var­nos en es­te di­le­ma, mu­chas mar­cas a ni­vel in­ter­na­cio­nal han bus­ca­do la al­ter­na­ti­va a nues­tras ne­ce­si­da­des y nos brin­dan las últimas tendencias que na­cen en las ca­sa de al­ta mo­da y de di­se­ña­do­res de re­nom­bre, a un pre­cio ase­qui­ble pa­ra el pú­bli­co en ge­ne­ral.

Tien­das co­mo Za­ra, Fo­re­ver 21, Bersh­ka, H&M, ASOS y Pri­mark han adop­ta­do lo que po­pu­lar­men­te se co­no­ce co­mo el Fast Fas­hion.

Es­tas mar­cas han desa­rro­lla­do un con­cep­to de pro­duc­to en ba­se a un mo­de­lo de pro­duc­ción y fa­bri­ca­ción que lla­man

“quick res­pon­se” o “rá­pi­da res­pues­ta” que fue desa­rro­lla­do en Es­ta­dos Uni­dos en los años ochen­ta, pe­ro no fue has­ta 1990 cuan­do se tras­la­dó a la in­dus­tria de la mo­da. Es­ta es­tra­te­gia fue desa­rro­lla­da prin­ci­pal­men­te con el fin de me­jo­rar pro­ce­sos de fa­bri­ca­ción en la in­dus­tria tex­til, y así, op­ti­mi­zar tiem­pos en el pro­ce­so de pro­duc­ción.

Es­ta nueva ten­den­cia de con­su­mo ha ve­ni­do a po­ner a nues­tro al­can­ce esas pie­zas que desea­mos te­ner en nues­tros cló­sets y tam­bién nos fa­ci­li­ta el mo­men­to de ac­tua­li­zar nues­tros ar­ma­rios, nos da me­nos pe­sar des­ha­cer­nos de aque­llas que han pa­sa­do de mo­da cuan­do sa­be­mos que fue ad­qui­ri­da a un ba­jo cos­to.

Uno de los tan­tos ejem­plos de la pues­ta en prác­ti­ca del fast fas­hion es la cha­que­ta de cue­ro bi­ke con dis­tin­tos bor­da­dos de la fir­ma Ale­xan­der Mcqueen la cual es­ta­ba a un pre­cio de USD$13,000. Al po­co tiem­po, Man­go lan­za una pie­za ins­pi­ra­da en la pri­me­ra, ven­dién­do­se en sus tien­das por un va­lor de USD$100.

Tam­bién fue el ca­so de las ca­mi­se­tas con men­sa­jes fe­mi­nis­tas di­se­ña­das por

Ma­ria Gra­zia Chiu­ri pa­ra Dior la cual fue pre­sen­ta­da en la Se­ma­na de la Mo­da en Pa­rís y des­de ese mo­men­to se con­vir­tió en un hit, pro­ta­go­ni­zan­do dis­tin­tas pu­bli­ca­cio­nes en las cuen­tas de re­des so­cia­les de las ce­le­bri­da­des de Holly­wood. En es­ta oca­sión las mar­cas Stra­di­va­rius y Fo­re­ver 21 lan­za­ron una co­lec­ción de ca­mi­se­tas en sus tien­das con diseños si­mi­la­res, pe­ro a un cos­to me­nor.

Mu­chas in­fluen­cers y blog­gers que me­dian­te sus re­des so­cia­les y por­ta­les nos mues­tran com­bi­na­cio­nes de out­fits muy bien ar­ma­dos, tam­bién re­cu­rren a com­prar y re­co­men­dar pie­zas de es­tas mar­cas, de ma­ne­ra que pue­dan po­ner la mo­da al al­can­ce de sus se­gui­do­ras.

El fast fas­hion ha ve­ni­do a com­pla­cer la ne­ce­si­dad de un pú­bli­co ac­tua­li­za­do si de tendencias de mo­da ha­bla­mos, po­nien­do a nues­tra dis­po­si­ción pie­zas igual de her­mo­sas que las que vimos en las pa­sa­re­las sin ne­ce­si­dad de gas­tar gran can­ti­dad de di­ne­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.