Una vida con sa­lud

Zona N - - Desde La Zona - les­lie.po­lan­co@lis­tin­dia­rio.com @les­lie­po­lan­co

Di­cen que nues­tra vida gi­ra en torno a un 10 % de si­tua­cio­nes for­tui­tas y un 90 % de si­tua­cio­nes que, cons­cien­te o in­cons­cien­te­men­te, ele­gi­mos no­so­tros. No me atre­ve­ría a po­ner­le nú­me­ros a la ca­sua­li­dad, pe­ro me lla­man la aten­ción es­tas ci­fras, por­que al­go tie­nen de ver­dad.

Ha­blan­do de sa­lud, aun­que a al­gu­nos les cues­te asu­mir­lo, por­que eso su­ma más res­pon­sa­bi­li­da­des que las que ya te­ne­mos, no podemos ig­no­rar el he­cho de que po­dría­mos evi­tar mu­chas co­sas de las que nos su­ce­den. Mu­chas.

Ele­gir un es­ti­lo de vida sa­lu­da­ble, no es lo más có­mo­do. Tam­po­co es lo más di­ver­ti­do en un prin­ci­pio. Pre­fe­rir no ha­cer­se las re­vi­sio­nes y exá­me­nes ru­ti­na­rios con el tra­ba­jo y otros com­pro­mi­sos co­mo pre­tex­to, es más fá­cil. Sin em­bar­go, tal y co­mo leí en al­gún lu­gar de las re­des ha­ce unos días: “Si no sa­cas tiem­po pa­ra tu sa­lud, te verás obli­ga­do a sa­car tiem­po pa­ra la en­fer­me­dad”.

El cui­da­do de nues­tra sa­lud ra­di­ca en nues­tros há­bi­tos. En los que de­be­mos agre­gar y no me­nos im­por­tan­te, los que de­be­mos su­pri­mir. Una ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble y ba­lan­cea­da pre­vie­ne en­fer­me­da­des, nos per­mi­te ser más pro­duc­ti­vos y enér­gi­cos en nues­tro día a día y trae una can­ti­dad de be­ne­fi­cios que una re­vis­ta com­ple­ta no es su­fi­cien­te si qui­sié­ra­mos enu­me­rar­los. Rea­li­zar­nos las re­vi­sio­nes ne­ce­sa­rias, en el tiem­po in­di­ca­do, pue­de pre­ve­nir o de­tec­tar a tiem­po lo que en un ca­so dis­tin­to, po­dría ser fa­tal.

Lle­var nues­tro cuer­po al me­jor es­ta­do de sa­lud po­si­ble, es un com­pro­mi­so con no­so­tros mis­mos y con quie­nes nos ro­dean y nun­ca es muy tar­de pa­ra co­men­zar con de­ter­mi­na­ción un es­ti­lo de vida sa­lu­da­ble.

Un cuer­po sano y una men­te sa­na nos per­mi­ten dis­fru­tar la vida con la ple­ni­tud que me­re­ce­mos.

En es­te mes se ha­bla mucho so­bre sa­lud, se ha­bla so­bre la lu­cha con­tra el cán­cer de ma­ma y la im­por­tan­cia de que asu­ma­mos la res­pon­sa­bi­li­dad de cui­dar­nos, re­vi­san­do que to­do es­té bien con la fre­cuen­cia in­di­ca­da.

No nos con­vir­ta­mos en ci­fras, asu­ma­mos el com­pro­mi­so de ve­lar por nues­tra sa­lud y bie­nes­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.