PRE­GUN­TAS FRE­CUEN­TES:

Zona N - - Nreportaje -

¿Có­mo sé si no es­cu­cho bien?

Ge­ne­ral­men­te es­ta pre­gun­ta es con­tes­ta­da pri­me­ro por su fa­mi­lia. Ellos son los que co­mien­zan a dar­se cuen­ta que us­ted no es­tá es­cu­chan­do bien ya que se aís­la en las reunio­nes o no con­tes­ta cuan­do se le ha­bla. An­te es­ta si­tua­ción hay dos op­cio­nes: acep­tar­la o ne­gar­la.

¿Qué su­ce­de con la per­so­na que tie­ne hi­poa­cu­sia y no uti­li­za au­dí­fo­nos?

Ade­más de las con­se­cuen­cias clí­ni­cas, co­mo el pro­gre­so de la pér­di­da de au­di­ción y el de­te­rio­ro de la me­mo­ria au­di­ti­va, la per­so­na su­fre un ais­la­mien­to so­cial que lo pue­de lle­var a sen­ti­mien­tos y es­ta­dos de áni­mo no gra­tos co­mo la tris­te­za, la amar­gu­ra y has­ta la de­pre­sión.

Por lo tan­to, el tra­ta­mien­to ideal pa­ra el in­di­vi­duo que po­see de­fi­cien­cia au­di­ti­va es el uso de au­dí­fo­nos per­so­na­li­za­dos he­chos a la me­di­da de su oí­do y de su ni­vel de pér­di­da.

¿Des­de qué edad se pue­den rea­li­zar los es­tu­dios de au­di­ción?

Des­de que se na­ce. Se­gún la edad se de­ter­mi­na­rá qué es­tu­dios se pue­den rea­li­zar.

¿Có­mo sé qué au­dí­fono de­bo uti­li­zar?

Su au­dió­lo­ga le re­co­men­da­rá los au­dí­fo­nos más ade­cua­dos pa­ra us­ted se­gún su pér­di­da au­di­ti­va y su es­ti­lo de vida.

Los ni­ños, has­ta que ter­mi­ne su eta­pa de cre­ci­mien­to, de­ben uti­li­zar au­dí­fo­nos BTE (re­tro-au­ri­cu­la­res) de­bi­do a que la ore­ja tam­bién es­ta­rá cre­cien­do, por lo tan­to, es más efec­ti­vo y con­ve­nien­te eco­nó­mi­ca­men­te cam­biar el mol­de au­di­ti­vo ca­da vez que sea ne­ce­sa­rio, a cam­biar el au­dí­fono.

Cual­quier al­te­ra­ción o di­fi­cul­tad que in­ter­fie­ra en la co­rrec­ta co­mu­ni­ca­ción (au­di­ti­va, vo­cal o ar­ti­cu­la­to­ria) de­be ser tra­ta­da por una au­dió­lo­ga-fo­nia­tra (fo­noau­dió­lo­ga).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.