¡Estamos de aniver­sa­rio!

Zona N - - Des Dela Zona -

Con es­ta edi­ción es­pe­cial, ce­le­bra­mos on­ce años des­de la pri­me­ra vez que Zo­na N lle­gó a las ma­nos de us­te­des.

Ele­gi­mos un te­ma que, en el trans­cu­rrir de los años, ha cam­bia­do su nom­bre (ad­hi­rién­do­se a las ten­den­cias); sin em­bar­go, su esen­cia tras­cien­de el tiem­po. Ha­bla­re­mos del bie­nes­tar y su im­por­tan­cia.

¿Quién no quie­re sen­tir que su vi­da se en­cuen­tra en to­tal bie­nes­tar? To­dos. De eso no me ca­be du­da. Sin em­bar­go, al­go que sí he no­ta­do, es que ca­da vez más per­so­nas le dan im­por­tan­cia a real­men­te bus­car ese bie­nes­tar y no que­dar­se en un “cuán­to me gus­ta­ría…” Aho­ra in­ver­ti­mos más tiem­po en no­so­tros y re­co­no­ce­mos y asu­mi­mos la ne­ce­si­dad de que­rer­nos y man­te­ner­nos en bue­nas con­di­cio­nes, tan­to fí­si­cas co­mo emo­cio­na­les. Tal vez es­to es en par­te por­que el mundo es­tá cam­bian­do de ma­ne­ra brus­ca y no nos de­ja ter­mi­nar de asi­mi­lar una ma­la no­ti­cia, cuan­do ya estamos re­ci­bien­do la otra. Ca­da vez sen­ti­mos más ne­ce­si­dad de bus­car alien­to, de bus­car pe­que­ños oa­sis que nos den un po­co de es­pe­ran­za.

Con el ac­ce­so y ex­po­si­ción cons­tan­te al “mundo ex­te­rior a nues­tro círculo”, es di­fí­cil ig­no­rar lo que su­ce­de. El mis­mo bom­bar­deo de in­for­ma­ción nos re­cuer­da que la sa­lud, si no se cui­da, sen­ci­lla­men­te se pier­de, tan­to, que ha lle­ga­do al re­sul­ta­do po­si­ti­vo de que nos in­tere­se­mos un po­co más por la ca­li­dad de vi­da. Es en­ton­ces cuan­do lle­ga­mos a es­te con­cep­to re­no­va­do que se en­cuen­tra en ten­den­cia: el well­ness, que es la búsqueda cons­cien­te y cons­tan­te de un bie­nes­tar tan­to fí­si­co co­mo emo­cio­nal. El bie­nes­tar hoy no se ve co­mo un des­tino, sino co­mo el tra­yec­to en sí. Un tra­yec­to en el que nos ama­mos más, lo que ha­ce que se­pa­mos amar de ma­ne­ra pro­duc­ti­va y sana a los de­más, en el que re­co­no­ce­mos que nues­tro es­pí­ri­tu ne­ce­si­ta ali­men­tar­se y que de­be­mos ser igual de cui­da­do­sos con ese ali­men­to que po­ne­mos so­bre nues­tras me­sas.

Que­ri­dos lec­to­res, qui­si­mos traer­les una edi­ción es­pe­cial so­bre bie­nes­tar, por­que no hay na­die que pue­da cam­biar el mundo de ma­ne­ra más de­fi­ni­ti­va que una per­so­na con el al­ma, el co­ra­zón y el cuer­po sa­nos. ¿Qué me­jor ma­ne­ra de ce­le­brar un año más, que deseán­do­les a us­te­des una vi­da im­preg­na­da de co­sas bue­nas?

Es­pe­ro que dis­fru­ten. ¡Has­ta la pró­xi­ma!

les­lie.po­lan­co@lis­tin­dia­rio.com @les­lie­po­lan­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.