Los cinco des­ti­nos más ro­mán­ti­cos de 2018

Zona N - - Contenido -

Siem­pre he­mos con­si­de­ra­do que via­jar es la me­jor for­ma de des­co­nec­tar­nos de la co­ti­dia­ni­dad, y si de­ci­di­mos ha­cer­lo con nues­tra otra mi­tad, nos da la opor­tu­ni­dad de for­ta­le­cer más el víncu­lo y crear re­cuer­dos pa­ra to­da la vi­da. Y ya que va­mos a via­jar con ese ser ama­do, ¿Por qué no ele­gir un lugar ro­mán­ti­co?

Aquí les trae­mos los cinco des­ti­nos que qui­zás no sean los clá­si­cos, pe­ro aun así muy ro­mán­ti­cos pa­ra es­te 2018.

San­to­ri­ni

La is­la prin­ci­pal del ar­chi­pié­la­go per­te­ne­cien­te al territorio grie­go y que es el lugar due­ño de uno de los pai­sa­jes más ro­mán­ti­cos pa­ra fo­to­gra­fiar de to­do el Mediterráneo.

Un lugar de es­pec­ta­cu­lar be­lle­za na­tu­ral, con sus características ca­sas e igle­sias de co­lor azul y blan­co, cons­trui­das de for­ma es­ca­lo­na­da y con im­pre­sio­nan­tes vis­tas al mar. Ver sus pues­tas de sol de ca­ra al mar mien­tras vi­ves la ex­pe­rien­cia de ca­tar los vinos pro­pio de la re­gión. Dis­fru­tar de sus pla­yas, de la ex­qui­si­ta co­mi­da grie­ga, el pin­to­res­co re­co­rri­do por sus ca­lles y, por su­pues­to, di­ver­tir­se con la vi­da noc­tur­na de la ciu­dad, es una ex­pe­rien­cia úni­ca pa­ra de­lei­tar­se con tu otra mi­tad.

Ma­rrue­cos

Si de vi­si­tar un país ri­co en cul­tu­ra ha­bla­mos, don­de pue­das vi­vir y com­par­tir lo mís­ti­co de sus ca­lles, su pue­blo y su gen­te, Ma­rrue­cos es el lugar ideal. La di­fe­ren­cia de creen­cia y cul­tu­ra que exis­te, lo con­vier­te en un lugar exó­ti­co per­fec­to pa­ra co­no­cer en pa­re­ja.

Los atar­de­ce­res en el de­sier­to y dis­fru­tar de una ce­na ro­mán­ti­ca en una car­pa pa­ra dos ser po­dría con­ver­tir en una no­che per­fec­ta pa­ra nun­ca ol­vi­dar.

Mon­te­car­lo

Si bus­can co­mo pa­re­ja vi­si­tar un lugar don­de pue­dan dis­fru­tar de la vi­da noc­tur­na y di­ver­tir­se, Mon­te­car­lo po­dría ser el lugar.

Es una par­te es­pe­cial­men­te fa­mo­sa del prin­ci­pa­do de Mó­na­co co­no­ci­da por su ca­sino, el jue­go, el gla­mour y la po­si­bi­li­dad de ver a gen­te fa­mo­sa. Y si dis­fru­tan de la adre­na­li­na, Mon­te­car­lo es ideal, ya que aco­ge una par­te del Cir­cui­to de Mó­na­co, en el que tie­ne lugar el Gran Pre­mio de Mó­na­co de Fór­mu­la Uno y ge­ne­ral­men­te sue­le ser des­pués de Se­ma­na San­ta. Tam­bién cuen­ta con lu­jo­sos ho­te­les que les per­mi­ti­rá sen­tir­se co­mo estrellas de Holly­wood.

Cos­ta Ri­ca

La pro­pues­ta eco­tu­rís­ti­ca que tie­ne Cos­ta Ri­ca re­sul­ta ro­mán­ti­ca pa­ra aque­llos que bus­can sa­lir­se de la mo­no­to­nía de las ciu­da­des y su­mer­gir­se en un país pe­que­ño, pe­ro ri­co por su gen­te, su edu­ca­ción y por su es­pe­cia­li­za­ción. Su ri­que­za na­tu­ral con­sis­te en su fau­na, su flo­ra, sus ríos, sus pla­yas en am­bos océa­nos, su tie­rra y su cli­ma que le per­mi­ten pro­du­cir los do­ce me­ses del año.

Dis­fru­tar de los be­llos pai­sa­jes y las de­li­cio­sas pla­yas de es­te pa­raí­so te in­vi­ta­rán a no so­lo desear que­dar­te por más tiem­po, sino po­der lle­var­te a don­de quie­ra que va­yas, un pe­da­zo de Cos­ta Ri­ca.

Pe­rú

Es­te país su­r­ame­ri­cano guar­da en su tie­rra la magia de via­jar al pa­sa­do y co­no­cer la for­ma de vi­da de las ci­vi­li­za­cio­nes pa­sa­das.

“La Ca­pi­tal Ar­queo­ló­gi­ca de Amé­ri­ca”; cons­ti­tu­ye el ma­yor atrac­ti­vo tu­rís­ti­co del Pe­rú y el más vi­si­ta­do. Cuz­co fue la más gran­de ciu­dad y ca­pi­tal del Im­pe­rio in­ca. Su pue­blo con­ser­va con or­gu­llo sus cos­tum­bres y tra­di­cio­nes. Un lugar obli­ga­do pa­ra co­no­cer es la mís­ti­ca y enig­má­ti­ca Ma­chu Pic­chu la ciu­dad sa­gra­da. Cuz­co, co­mo Ma­chu Pic­chu, por su va­lor his­tó­ri­co y por su be­lle­za han si­do con­si­de­ra­dos co­mo Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad.

Ade­más pue­den vi­vir la ex­pe­rien­cia de es­tar en la sel­va y la ciu­dad en el mis­mo país.

Des­de la Sel­va Ama­zó­ni­ca has­ta la mo­der­na Li­ma, Pe­rú tie­ne cien­tos de ac­ti­vi­da­des que se­gu­ra­men­te que­rrás vi­vir de la mano con esa per­so­na es­pe­cial.

12

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.