Sa­lud y Be­lle­za Per­fu­mes que in­ci­tan al amor

DE­JA QUE SU ARO­MA LOS ENVUELVA

Zona N - - Contenido -

Hay di­ver­sos aro­mas que son afro­di­sía­cos, que ayu­dan a des­per­tar la atrac­ción en la pa­re­ja, ya que, se­gún la fra­gan­cia que es­co­jas, po­drás crear una sen­sa­ción y una atrac­ción irre­sis­ti­ble en tu pa­re­ja. To­mar de re­fe­ren­cia es­tos aro­mas al mo­men­to de com­prar tu nue­vo per­fu­me, se­rá de mu­cha ayu­da pa­ra que sea del agra­do de tu pa­re­ja y des­pier­te en él o ella esa chis­pa que deseas.

La­van­da y jaz­mín

Es­ta plan­ta, ade­más, de tener pro­pie­da­des re­la­jan­tes, pue­de fun­cio­nar co­mo un eli­xir eró­ti­co. Por otro la­do, el jaz­mín es un aro­ma pro­vo­ca­ti­vo y sexy, gra­cias a que po­see un com­pues­to que tam­bién se pue­de en­con­trar en las par­tes ba­jas de los hom­bres y las mu­je­res. Se di­ce que el jaz­mín es uno de los pri­me­ros aro­mas más afro­di­sía­cos, sien­do muy adic­ti­vo pa­ra el hom­bre, des­per­tan­do sus ins­tin­tos. En el an­ti­guo Orien­te se uti­li­za­ba es­ta fra­gan­cia cuan­do que­rían con­ce­bir pa­ra ase­gu­rar las re­la­cio­nes se­xua­les con sus ma­ri­dos. Al­gu­nos per­fu­mes mez­clan el jaz­mín con la la­van­da, crean­do el per­fu­me ideal pa­ra ca­da per­so­na. La com­bi­na­ción de jaz­mín con la­van­da pue­de re­sul­tar una de las me­jo­res ya que in­ci­ta a crear en su pen­sa­mien­to un es­ta­do adic­ti­vo de per­ma­nen­cia. Si te po­nes es­te ti­po de fra­gan­cias, crea­rás ese mix per­fec­to de dul­zu­ra y sen­sua­li­dad.

Vai­ni­lla y na­ran­ja

Un olor gas­tro­nó­mi­co co­mo la vai­ni­lla re­sul­ta más sen­sual pa­ra las per­so­nas. De ahí que mu­chos de los per­fu­mes in­clu­yan una cuo­ta de es­te aro­ma y re­sul­ta ser de agra­do pa­ra la ma­yo­ría de las per­so­nas. Tam­bién los olo­res cí­tri­cos co­mo el de la na­ran­ja y el li­món pue­den au­men­tar los ni­ve­les de fe­li­ci­dad y es­ti­mu­la­ción se­xual. Am­bos mez­cla­dos con otras hier­bas aro­má­ti­cas pue­den re­sul­tar irre­sis­ti­bles pa­ra el se­xo opues­to.

Al­miz­cle

Es el más pro­vo­ca­dor de to­dos, pues ele­va la atrac­ción fí­si­ca al re­pli­car el olor de las glán­du­las se­xua­les. Tam­bién es de los aro­mas que más en­lo­que­cen a los hom­bres, se­gún han com­pro­ba­do al­gu­nos es­tu­dios.

Ca­ne­la

Al igual que su sa­bor, el olor de la ca­ne­la atrae a los hom­bres. Sus be­ne­fi­cios, tan­to pa­ra ellos co­mo pa­ra no­so­tras, son bien co­no­ci­dos des­de la an­ti­güe­dad. En­tre ellos es­tán sus pro­pie­da­des pa­ra des­per­tar el ape­ti­to se­xual el in­cre­men­tar el flu­jo de san­gre, ac­ción que ayu­da a al­can­zar y man­te­ner la erec­ción por más tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.