UNA VI­DA MÁS LI­GE­RA

El Cen­tro de Ci­ru­gía Ba­riá­tri­ca del HOMS y Dr. Héc­tor Sán­chez Na­va­rro, cam­bian­do vi­das de ma­ne­ra in­te­gral.

Zona N - - Publirreportaje - Texto: les­lie Po­lan­co fo­tos: cortesía dr. Sán­chez na­va­rro

La obe­si­dad ha al­can­za­do ci­fras epi­dé­mi­cas y en un mer­ca­do en­fo­ca­do en el con­su­mis­mo de ali­men­tos no sa­lu­da­bles, nos en­con­tra­mos con cam­pa­ñas que pro­mue­ven la acep­ta­ción de es­tas con­duc­tas no­ci­vas. Pe­ro ¿Real­men­te co­no­cen las per­so­nas obe­sas los múl­ti­ples pe­li­gros si­len­tes que duer­men con ellas? Ha­bla­mos de en­fer­me­da­des se­rias co­mo va­rios ti­pos de cáncer aso­cia­dos a la obe­si­dad, de dia­be­tes ti­po II, en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, hi­per­co­les­te­ro­le­mia, ap­nea obs­truc­ti­va del sue­ño, in­fer­ti­li­dad, entre otras mu­chas más. El Dr. Héc­tor Sán­chez Na­va­rro es el di­rec­tor del Cen­tro de Ci­ru­gía Ba­riá­tri­ca y Me­ta­bó­li­ca del Hos­pi­tal Me­tro­po­li­tano de San­tia­go

(HOMS), el úni­co cen­tro en el país don­de se rea­li­za la ci­ru­gía ba­riá­tri­ca y me­ta­bó­li­ca por la­pa­ros­co­pía y ro­bó­ti­ca. El Dr. Sán­chez Na­va­rro es el úni­co ci­ru­jano en nues­tro país for­ma­do en ci­ru­gía ro­bó­ti­ca, pa­ra ci­ru­gía ba­riá­tri­ca. Me­dian­te la ro­bó­ti­ca se pue­den rea­li­zar es­tos pro­ce­di­mien­tos de una ma­ne­ra mu­cho me­nos in­va­si­va, con ma­yor pre­ci­sión que la que pue­de te­ner la mano hu­ma­na y con la po­si­bi­li­dad de ver zo­nas que de otra ma­ne­ra, no se pu­die­ran ver du­ran­te una in­ter­ven­ción. Ade­más, el pro­ce­so de re­cu­pe­ra­ción es más lle­va­de­ro y me­nos do­lo­ro­so.

MA­NE­JO IN­TE­GRAL

Es im­por­tan­te dar a en­ten­der al pa­cien­te y a sus fa­mi­lia­res que la fi­na­li­dad de la ci­ru­gía ba­riá­tri­ca y me­ta­bó­li­ca, no es es­té­ti­ca, es un asun­to se­rio de sa­lud y que va a en­ca­mi­nar los pe­li­gros que lle­van las en­fer­me­da­des que el pa­cien­te obe­so pa­de­ce. “En el Cen­tro de Ci­ru­gía Ba­riá­tri­ca y Me­ta­bó­li­ca del HOMS, el con­cep­to de ma­ne­jo del pa­cien­te obe­so es in­te­gral, lo que con­lle­va a que el mis­mo sea eva­lua­do una vez lo vea su ci­ru­jano. Una eva­lua­ción por el car­dió­lo­go, por el es­pe­cia­lis­ta de sa­lud men­tal, por un nu­tri­cio­nis­ta y ge­ne­ral­men­te si el pa­cien­te tie­ne una obe­si­dad mór­bi­da, con un IMC ma­yor de 45, es ne­ce­sa­rio que lo vea un neu­mó­lo­go. Una vez rea­li­za­das es­tas eva­lua­cio­nes, el ci­ru­jano de­ter­mi­na se­gún los ha­llaz­gos, cuál ci­ru­gía es me­jor pa­ra el pa­cien­te. El

Dr. Sán­chez Na­va­rro ha­ce in­ca­pié en que ca­da pa­cien­te es dis­tin­to y que hay que ver­lo en con­tex­to. Una vez las eva­lua­cio­nes es­tén co­rrec­ta­men­te rea­li­za­das, él se acer­ca al pa­cien­te jun­to a su fa­mi­lia y le ex­pli­ca cuál es la in­ter­ven­cíon que real­men­te le con­vie­ne, cues­tión de tra­tar y cu­rar, erra­di­can­do la obe­si­dad y las en­fer­me­da­des que con es­ta vie­nen. Es­ta ci­ru­gía por lo ge­ne­ral, du­ran apro­xi­ma­da­men­te una ho­ra y me­dia o dos y el pa­cien­te es da­do de al­ta al se­gun­do día de ci­ru­gía, re­gre­san­do a con­sul­ta en una semana.

El Dr. Héc­tor Sán­chez Na­va­rro fue for­ma­do en ci­ru­gía ba­riá­tri­ca en Chi­le y Bra­sil, es miem­bro de la In­ter­na­tio­nal Fe­de­ra­tion of Sur­gery of Obe­sity (IFSO) y miem­bro de (So­cie­dad Do­mi­ni­ca­na de Ci­ru­gía Me­ta­bó­li­ca y Ba­riá­tri­ca (SODOCIMEB).

La obe­si­dad pue­de traer en­fer­me­da­des se­rias co­mo va­rios ti­pos de cáncer, dia­be­tes, en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res y otras...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.