yas­mi­na suazo de blan­co: sa­lud den­tal

Zona N - - Salud - Texto: Ma­ría J. Sued he­rias fo­tos: al­ber­to li­ran­zo

No te­ner un buen cui­da­do de tus dien­tes, pue­de traer gra­ves con­se­cuen­cias pa­ra tu sa­lud den­tal. Pa­ra el bie­nes­tar de una den­ta­du­ra per­fec­ta sin com­pli­ca­cio­nes, es im­pres­cin­di­ble sa­ber la ma­ne­ra co­rrec­ta de lim­piar los dien­tes y ade­más, po­der de­tec­tar a tiem­po cual­quier ma­les­tar que afec­ta la zo­na. Pa­ra ello con­ver­sa­mos con la es­to­ma­tó­lo­ga Yas­mi­na Suazo de Blan­co, quien nos ex­pli­ca cua­les son los pro­ce­sos que se de­ben se­guir pa­ra te­ner una son­ri­sa sa­na y la im­por­tan­cia de la mis­ma.

¿Cuá­les son los pa­sos que se de­ben de se­guir dia­ria­men­te pa­ra man­te­ner una den­ta­du­ra sa­lu­da­ble?

Man­te­ner una bue­na higiene oral, es­to sig­ni­fi­ca ce­pi­llar­se al me­nos dos o tres ve­ces al día. Uti­li­zar hi­lo den­tal al me­nos una vez al día y uti­li­zar en­jua­gue bu­cal.

¿Qué es lo más im­por­tan­te en el pro­ce­so del cui­da­do de los dien­tes y por qué?

Te­ner un buen ce­pi­lla­do, no es que se de­ban ce­pi­llar du­ro, ni ejer­cien­do fuer­za so­bre el ce­pi­llo pa­ra eli­mi­nar la pla­ca, es que se to­me su tiem­po pa­ra ce­pi­llar­se, lim­piar sua­ve­men­te y va­rias ve­ces por la mis­ma zo­na, te­ner tiem­po pa­ra usar el hi­lo de ma­ne­ra ade­cua­da, ya que re­du­ce sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te la acu­mu­la­ción de pla­cas y evi­ta las ca­ries que es­tán entre los dien­tes. Tam­bién acu­dir por lo me­nos una vez al año o ca­da 6 me­ses a su odon­tó­lo­go.

¿Por qué ocu­rre el des­gas­te de los dien­tes?

Es­to es la pér­di­da pro­gre­si­va del esmalte de los dien­tes a tra­vés del tiem­po, pue­de cau­sar fra­gi­li­dad den­tal, y así convertirse en frac­tu­ra, co­mo tam­bién lle­gan a pre­sen­tar sen­si­bi­li­dad al frío, ca­lor, dul­ce y pue­de ver­se com­pro­me­ti­da la es­té­ti­ca. Pue­de ocu­rrir por va­rias ra­zo­nes co­mo: Ero­sión: des­gas­te fi­sio­ló­gi­co que se da por los mo­vi­mien­tos cir­cu­la­res de la man­dí­bu­la. Abra­sión: cau­sa­da por sus­tan­cias co­mo áci­dos gás­tri­cos, de­ter­mi­na­dos, me­di­ca­men­tos o ali­men­tos, que afec­tan tan­to al esmalte co­mo las en­cías. Fric­ción: ocu­rre por la fuer­za ex­ce­si­va en el ce­pi­lla­do de los dien­tes.

¿Có­mo se de­tec­ta que hay una le­sión en un dien­te?

Exis­ten di­fe­ren­tes for­mas de diag­nos­ti­car una le­sión den­tal.

En ca­sa: Si tie­nes do­lor en un dien­te o mue­la de­bes de mo­ni­to­rear­lo, de­bes pre­gun­tar­te ¿Cuán­do ini­cio? ¿Qué tan fre­cuen­te es? ¿Tie­nes sen­si­bi­li­dad? ¿De qué color es­tá el dien­te afec­ta­do? (de ser un dien­te ama­ri­llo, ¿es­tá ca­fé o gris?),

En el con­sul­to­rio: con­ta­mos con di­fe­ren­tes he­rra­mien­tas que nos ayu­dan a te­ner un diag­nós­ti­co más se­gu­ro, así co­mo son las ra­dio­gra­fías, to­mo­gra­fías, prue­bas tér­mi­cas, pal­pa­ción, entre otros.

¿Cuá­les sín­to­mas pue­den in­di­car la ne­ce­si­dad de un tra­ta­mien­to de en­do­don­cia?

Cuan­do hay in­fec­ción, es­to pue­de ini­ciar la pre­sen­cia de ca­ries. Tam­bién cuan­do hay pre­sen­cia de trau­ma en el dien­te, ya sea frac­tu­ra, bru­xis­mo, des­gas­te, pre­pa­ra­ción del dien­te pa­ra re­ci­bir una pró­te­sis o por mo­vi­mien­tos or­to­dón­ti­cos brus­cos.

¿En qué con­sis­te la en­do­don­cia?

Es­te pro­ce­di­mien­to que con­sis­te en la eli­mi­na­ción del te­ji­do pul­par: lim­pie­za, con­for­ma­ción y se­lla­do de la ca­vi­dad pul­par con ma­te­ria­les bio­com­pa­ti­bles.

Es­te pro­ce­di­mien­to sue­le ser prác­ti­ca­men­te in­do­lo­ro, ya que ac­tual­men­te con­ta­mos con dis­po­si­ti­vos y téc­ni­cas que nos fa­vo­re­cen en el mo­men­to de rea­li­zar el tra­ta­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.