cáncer de prós­ta­ta

¿Qué es el cáncer de prós­ta­ta?

Zona N - - Salud - Texto: dr. Teó­fi­lo Pé­rez. fo­tos: fuen­te ex­ter­na

La prós­ta­ta es una par­te del apa­ra­to re­pro­duc­tor mas­cu­lino, el cual es­tá for­ma­do por el pe­ne, la prós­ta­ta y el tes­tícu­lo. La fun­ción de la prós­ta­ta es pro­du­cir el lí­qui­do que for­ma par­te del se­men. A me­di­da que los hom­bres en­ve­je­cen, la prós­ta­ta tien­de a au­men­tar de ta­ma­ño, ha­cien­do que la ure­tra se es­tre­che y dis­mi­nu­ya el flu­jo de ori­na. Los hom­bres tam­bién pue­den ex­pe­ri­men­tar otros cam­bios en la prós­ta­ta que no son cáncer, co­mo las in­fec­cio­nes. El cáncer de prós­ta­ta es el cáncer más co­mún en los hom­bres, prin­ci­pal­men­te en los es­ta­dou­ni­den­ses.

SÍN­TO­MAS

Los sín­to­mas del cáncer de prós­ta­ta son dis­tin­tos en ca­da per­so­na. Al­gu­nos hom­bres no pre­sen­tan nin­gún sín­to­ma, cuan­do se pre­sen­tan son los si­guien­te, pe­ro aún así, se pue­den con­fun­dir con otras en­fer­me­da­des que el uró­lo­go de­ter­mi­na­rá de cual se tra­ta:

Di­fi­cul­tad pa­ra co­men­zar a ori­nar.

Flu­jo de ori­na dé­bil o in­te­rrum­pi­do. Mic­ción fre­cuen­te, es­pe­cial­men­te por la no­che.

Di­fi­cul­tad pa­ra va­ciar la ve­ji­ga por com­ple­to.

Do­lor o ar­dor al ori­nar.

San­gre en la ori­na o el se­men. Do­lor per­sis­ten­te en la es­pal­da, las ca­de­ras o la pel­vis.

Do­lor al eya­cu­lar.

PRUE­BA DE DE­TEC­CIÓN DE CÁNCER DE PRÓS­TA­TA PSA (AN­TÍ­GENO PROS­TÁ­TI­CO ES­PE­CÍ­FI­CO)

En 2018, el Gru­po de Tra­ba­jo So­bre Ser­vi­cios Pre­ven­ti­vos de los EE.UU., hi­zo las si­guien­tes re­co­men­da­cio­nes so­bre la prue­ba de de­tec­ción de cáncer de prós­ta­ta:

Los hom­bres de entre 55 y 69 años de edad de­ben to­mar la de­ci­sión per­so­nal acer­ca de si van a ha­cer­se la prue­ba de de­tec­ción de cáncer de prós­ta­ta, me­dian­te la prue­ba del an­tí­geno pros­tá­ti­co es­pe­cí­fi­co (PSA). Pe­ro, an­tes de to­mar la de­ci­sión, de­be­rían ha­blar con el mé­di­co so­bre los be­ne­fi­cios y los da­ños de otras prue­bas y otros tra­ta­mien­tos. Y, los hom­bres de 70 años de edad y ma­yo­res, no de­ben ha­cer­se la prue­ba de de­tec­ción de cáncer de prós­ta­ta de for­ma ru­ti­na­ria.

BE­NE­FI­CIOS Y DA­ÑOS A CAU­SA DEL PSA

Ha­llar los cán­ce­res de prós­ta­ta que po­drían te­ner un ries­go al­to de pro­pa­gar­se, re­du­cien­do la pro­ba­bi­li­dad de muer­te por cáncer de prós­ta­ta en al­gu­nos hom­bres. Sin em­bar­go, la prue­ba pue­de arro­jar, re­sul­ta­dos fal­sos po­si­ti­vos de la prue­ba. Es­tos con­du­cen a la rea­li­za­ción de prue­bas in­ne­ce­sa­rias, co­mo una biop­sia de la prós­ta­ta. El cáncer de prós­ta­ta se diag­nos­ti­ca me­dian­te una biop­sia de la prós­ta­ta. Los hom­bres ma­yo­res tie­nen más pro­ba­bi­li­da­des de te­ner com­pli­ca­cio­nes des­pués de una biop­sia de la prós­ta­ta. Es­te pro­ce­so qui­rúr­gi­co pue­de pro­du­cir: do­lor, san­gre en el se­men o eya­cu­la­ción, e in­fec­ción.

Por otro la­do, el diag­nós­ti­co en sí pue­de aca­rrear sus con­se­cuen­cias: con la prue­ba de de­tec­ción se ha­lla el cáncer de prós­ta­ta en al­gu­nos hom­bres que nun­ca ha­bían te­ni­do sín­to­mas del cáncer en su vi­da. El tra­ta­mien­to pue­de ha­cer que ten­gan com­pli­ca­cio­nes, pe­ro que no se be­ne­fi­cien de él. Es­to se de­no­mi­na so­bre­diag­nós­ti­co.

Por to­das es­tas ra­zo­nes es re­co­men­da­ble que ha­ble con su mé­di­co an­te de so­me­ter­se a de­tec­ción de cáncer de prós­ta­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.