nre­por­ta­je: cáncer

Zona N - - Salud - Texto: Ma­ría J. Sued he­rias fo­tos: fuen­te ex­ter­na

Las no­ti­cias so­bre el cáncer ca­da día son me­jo­res. Es cier­to que no po­de­mos ta­par con un de­do la gra­ve­dad de es­ta en­fer­me­dad, pe­ro en la ac­tua­li­dad no pa­ran de lle­gar no­ve­da­des es­pe­ran­za­do­ras y muy po­si­ti­vas re­la­cio­na­das a es­ta con­di­ción. Si se mi­ra en pers­pec­ti­va ca­da vez se ale­ja más la si­tua­ción que se vi­vía tiem­po atrás, don­de eran muy po­cos los que po­dían sal­var­se de la mis­ma. Hoy, to­dos tie­nen la po­si­bi­li­dad de cu­rar­se, ya que las ta­sas de su­per­vi­ven­cia del cáncer se han duplicado en los úl­ti­mos 40 años. Por lo que in­di­ca que la mi­tad de los pa­cien­tes de cáncer vi­ven más de diez años. Ade­más, se­gún cien­tí­fi­cos, es­ta ci­fra es­ta­rá más cer­ca del 70 % des­pués de la pró­xi­ma década.

Avan­ces del diag­nós­ti­co y ata­que con­tra el cáncer: Aho­ra se ha agre­ga­do a la lis­ta de pro­ce­sos pa­ra de­tec­tar la en­fer­me­dad, los aná­li­sis de san­gre. Es­te ti­po de pro­ce­di­mien­to pue­de diag­nos­ti­car cual­quier ti­po de cáncer, una década an­tes de que apa­rez­can los sín­to­mas. De acuer­do con los es­tu­dios es­te ADN iden­ti­fi­ca dón­de es­tán cre­cien­do los tu­mo­res y has­ta dón­de se ha es­par­ci­do el cáncer.

EN LOS EN­SA­YOS PRAC­TI­CA­DOS EN 161 PA­CIEN­TES, YA DIAG­NOS­TI­CA­DOS CON CÁNCER DE DI­VER­SOS TI­POS, Y LOS CUA­LES FUE­RON PRE­SEN­TA­DOS EN LA CON­FE­REN­CIA DE LA SO­CIE­DAD AME­RI­CA­NA DE ONCOLOGÍA CLÍ­NI­CA (AS­CO) EN CHICA­GO, SE LO­GRÓ IDEN­TI­FI­CAR CO­RREC­TA­MEN­TE EL TU­MOR EN EL 90% DE LOS CA­SOS.

Por otro la­do, en los úl­ti­mos dos años la in­mu­no­te­ra­pia ha si­do el avan­ce del año, ya que es­te pro­ce­so en es­pe­cí­fi­co se­ría co­mo la sus­ti­tu­ción de la qui­mio­te­ra­pia. En la in­mu­no­te­ra­pia son las de­fen­sas las que des­tru­yen las cé­lu­las ma­lig­nas y del mis­mo se han rea­li­za­do va­rios avan­ces, so­bre to­do, pa­ra que los an­ti­cuer­pos re­co­noz­can di­chas cé­lu­las, ya que mu­chas ve­ces es­tas usan mé­to­dos pa­ra pa­sar des­aper­ci­bi­das. De igual for­ma, es­te pro­ce­so se ha con­si­de­ra­do muy im­por­tan­te pa­ra ata­car el cáncer de ri­ñón, piel, y en es­pe­cial de pul­món, de­bi­do a que es­tos ti­pos aún no cuen­tan con tan­tos re­cur­sos pa­ra los tra­ta­mien­tos de qui­mio­te­ra­pia.

SE ES­TI­MA QUE LA IN­MU­NO­TE­RA­PIA PO­DRÍA AGRE­GAR­LE MÁS TIEM­PO DE VI­DA, ENTRE UN 15%, A UN 30% DE LOS PA­CIEN­TES CON CÁNCER AVAN­ZA­DO.

Tam­bién es im­por­tan­te des­ta­car el uso de las es­ta­ti­nas co­mo me­di­ca­men­tos pa­ra com­ba­tir el cáncer. Es­te ti­po de me­di­ci­na am­plia­men­te uti­li­za­do pa­ra re­du­cir el co­les­te­rol tam­bién de­tie­ne el cre­ci­mien­to y la di­vi­sión de las cé­lu­las can­ce­ro­sas, se­gún es­tu­dios y cien­tí­fi­cos con co­no­ci­mien­tos en el área. Con las es­ta­ti­nas es po­si­ble au­men­tar el sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co, lo que le per­mi­te lu­char me­jor con­tra la en­fer­me­dad y, por en­de, es­tas re­du­cen el ries­go de mo­rir de cáncer de ma­ma, in­tes­tino, prós­ta­ta, ova­rio, hue­sos y de­más.

ES­TU­DIOS DEL CEN­TRO NA­CIO­NAL DEL CÁNCER EN BEI­JING, IDEN­TI­FI­CA­RON QUE LAS MU­JE­RES QUE HA­BÍAN TO­MA­DO CUAL­QUIER TI­PO DE ES­TA­TI­NA, TE­NÍAN UN 27 % ME­NOS DE PRO­BA­BI­LI­DAD DE MO­RIR DE CÁNCER EN UN PE­RÍO­DO DE CUA­TRO AÑOS, A DI­FE­REN­CIA DE AQUE­LLAS QUE NUN­CA HA­BÍAN TO­MA­DO EL ME­DI­CA­MEN­TO.

IN­VES­TI­GA­CIO­NES REA­LI­ZA­DAS EN EL AÑO 2015, A 22.110 HOM­BRES CON CÁNCER DE PRÓS­TA­TA, EN LOS ES­TA­DOS UNI­DOS, OB­TU­VIE­RON CO­MO RE­SUL­TA­DO QUE AQUE­LLOS QUE ES­TA­BAN TO­MAN­DO ES­TA­TI­NAS TE­NÍAN UN 42 % ME­NOS, DE PRO­BA­BI­LI­DAD DE MO­RIR DE LA EN­FER­ME­DAD.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.