DIOS FUER­TE

De Pelados - - Pilas con... -

Cuan­do es­tás en pe­li­gro y tu pa­pá te pro­te­ge, te sien­tes fe­liz y ama­do. Aho­ra ima­gí­na­te cuan­do JE­SÚS lo ha­ce (son tan­tos sus cui­da­dos que no se pue­den con­tar). ÉL no so­lo es la for­ta­le­za (lu­gar) en la que te pue­des re­fu­giar, ÉL tam­bién te da nue­vas fuer­zas, su fuer­za. Y si per­ma­ne­ces en ÉL, en su amis­tad, se­rás más que ven­ce­dor y na­da po­drá da­ñar­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.