EL BOS­QUE EN­CAN­TA­DO

De Pelados - - Cuentame - Por: Fe­li­pe Te­rre­ros Mar­tí­nez

En un bos­que en­can­ta­do... vi­vían cua­tro ami­gos: el lí­der, un león muy fe­roz y te­mi­do por los ani­ma­les; un zo­rro, de­por­tis­ta y ve­loz; una nu­tria, can­tan­te y vo­la­do­ra; y una tor­tu­ga, bi­lin­güe, sa­bia y leeen­ta. En aquel bos­que, siem­pre se en­con­tra­ban con mal­va­dos duen­des, bru­jas y ogros. Un día, el zo­rro pa­sea­ba por los ar­bus­tos, cuan­do de re­pen­te, un in­men­so ogro lo le­van­tó y lo lan­zó ha­cia unos es­pi­nos. Pe­ro jus­to an­tes de caer, su ami­ga la nu­tria lo aga­rró en el ai­re y lo sal­vó. Al ins­tan­te, apa­re­ció el león, se lan­zó por de­trás del ogro y lo de­rri­bó. Sin em­bar­go, una fle­cha en su pa­ta iz­quier­da lo hi­zo ru­gir del do­lor. Fue un mal­va­do duen­de que lo ata­có. De re­pen­te, el zo­rro in­ter­vino nue­va­men­te en la pe­lea y con agi­li­dad de­rri­bó al duen­de. No obs­tan­te, una bru­ja vo­la­do­ra se lan­zó ha­cia el zo­rro, pe­ro jus­to an­tes de que es­to ocu­rrie­se la tor­tu­ga la tum­bó en pleno vue­lo, ya que fue lan­za­da por la nu­tria. La ba­ta­lla era in­ten­sa, to­dos se es­for­za­ron por ata­car y de­fen­der­se co­mo equi­po. Des­pués de lo ocu­rri­do, los cua­tros ami­gos se jun­ta­ron a dis­fru­tar del día des­pués de ha­ber­se sal­va­do...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.