Abe­rra­ción

Diario Expreso - - Opinión - LUIS E. SARRAZIN DÁ­VI­LA co­la­bo­ra­do­res@granasa.com.ec

Re­cor­de­mos a la ma­dre na­tu­ra­le­za, cu­yas le­yes sien­do ab­so­lu­tas, son ina­mo­vi­bles y no to­le­ran in­ter­pre­ta­ción o mo­di­fi­ca­ción al­gu­na.

Los hu­ma­nos, de acuer­do a la cla­si­fi­ca­ción ta­xo­nó­mi­ca de las es­pe­cies, per­te­ne­cen a la cla­se de los ma­mí­fe­ros; es de­cir, so­mos un gru­po de per­so­nas con ma­mas (mam­ma) que las por­ta­mos (fe­rre) y que sir­ven a las hem­bras pa­ra la ali­men­ta­ción de sus crías.

Fe­no­tí­pi­ca­men­te, de acuer­do a nues­tra anato­mía te­ne­mos úni­ca­men­te dos op­cio­nes: ser ma­chos o hem­bras y ana­li­za­dos los se­xos in­te­gral­men­te, ob­ser­va­mos que so­mos en reali­dad la su­ma de cua­tro sub-se­xos, que ar­mó­ni­ca­men­te in­te­gra­dos dan ori­gen a un hom­bre o a una mu­jer.

El pri­mer sub-se­xo es el ge­né­ti­co, que tie­ne re­la­ción con el nú­me­ro de cro­mo­so­mas de la es­pe­cie, de don­de, quien sea 46 XX se­rá una mu­jer y aquel cu­ya fór­mu­la sea 46 XY se­rá un hom­bre; lue­go vie­ne el sub-se­xo go­na­dal, que ca­te­go­ri­za a las per­so­nas de acuer­do al nú­me­ro y fun­cio­na­li­dad de sus gó­na­das, de suer­te que quien po­sea 2 ova­rios o cuan­do me­nos uno fun­cio­nan­te, se­rá una mu­jer y quien cuen­te con dos tes­tícu­los o por lo me­nos uno de ellos fun­cio­nan­te, se­rá un hom­bre.

Te­ne­mos lue­go el sub-se­xo en­dó­crino. To­da per­so­na, pa­ra ser con­si­de­ra­da hom­bre o mu­jer, de­be te­ner to­das sus glán­du­las en­dó­cri­nas fun­cio­nan­do nor­mal­men­te; una per­so­na 46 XY con una glán­du­la fe­mi­ni­zan­te, desa­rro­lla­rá se­nos, se le en­san­cha­rán las ca­de­ras y su voz ten­drá un tono fino y agu­do, por lo que adop­ta­rá una apa­rien­cia am­bi­gua; por otra par­te, un ser XX con hi­per­pla­sia su­pra­rre­nal, desa­rro­lla­rá bar­ba y bi­go­te (la mu­jer bar­bu­da del cir­co) y se­rá una per­so­na se­xual­men­te dis­mor­fo­gé­ni­ca.

Fi­nal­men­te, el sub-se­xo ge­né­ri­co o ambiental se re­fie­re al com­por­ta­mien­to so­cial de la per­so­na, es de­cir, se­rá una mu­jer quien se com­por­te co­mo tal y se sien­ta atraí­da por el se­xo mas­cu­lino y un hom­bre, aquel que ac­túe mas­cu­li­na­men­te y sea atraí­do por al­guien del se­xo fe­me­nino.

Lo ya ci­ta­do y ava­la­do por S. Ar­men­da­res; B. Hous­say; G. Men­del y to­dos los tra­ta­dis­tas mé­di­cos, ra­ti­fi­ca ca­te­gó­ri­ca­men­te que en la es­pe­cie hu­ma­na no exis­ten ni exis­ti­rán ja­más gé­ne­ros.

Y si­go an­dan­do…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.