“¿Se­rá que he­mos ce­rra­do los ojos pa­ra no ver la reali­dad?”

Diario Expreso - - Opinión -

di­ce que nues­tro que­ri­do Ecua­dor es un país de opor­tu­ni­da­des. ¿Opor­tu­ni­da­des pa­ra quié­nes? Si ca­da año que pa­sa egre­san mi­les de jó­ve­nes pro­fe­sio­na­les de los di­fe­ren­tes ins­ti­tu­tos téc­ni­cos y de las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas y pri­va­das que exis­ten en el país, que pa­san a for­mar par­te del gran ejér­ci­to de de­socu­pa­dos que con­for­man la al­ta ta­sa de des­em­plea­dos.

La in­se­gu­ri­dad y la vio­len­cia son im­pa­ra­bles, los asal­tos y los crí­me­nes ocu­rren a dia­rio pe­ro de acuer­do con el ob­ser­va­to­rio de en­ti­da­des gu­ber­na­men­ta­les es­tos se han re­du­ci­do; aun­que los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, que no ha­cen el pa­pel de in­ves­ti­ga­do­res, to­dos los días pu­bli­can asal­tos de to­do ti­po y de muer­tes vio­len­tas en las prin­ci­pa­les ciu­da­des del país.

Se­ñor Di­rec­tor, se­rá que los ecua­to­ria­nos he­mos ce­rra­do los ojos pa­ra no ver nues­tra reali­dad. Pa­ra dar­nos cuen­ta que es­ta­mos su­mi­dos en la po­bre­za y la mi­se­ria. Por qué en­ton­ces ce­rra­mos los oí­dos an­te el cla­mor de los más ne­ce­si­ta­dos. Se­rá en­ton­ces que he­mos caí­do en un le­tar­go pro­fun­do pa­ra no des­per­tar de una vez por to­das. Lo que sí pue­do ase­gu­rar, es que no exis­ten tiem­pos ma­los, so­lo exis­ten po­lí­ti­cos ma­los, me­dio­cres y co­rrup­tos que no les im­por­ta la pa­tria. To­do de­be­mos es­pe­rar que el nue­vo año trai­ga los cam­bios an­he­la­dos. ¡Oja­lá Dios per­mi­ta que así sea!

Eco. Ma­rio Var­gas Ochoa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.